domingo, 21 de febrero de 2010

Hice algunas cosas

Dormí en una plaza, dormí en un cantero, me dormí a unos metros de llegar a la puerta de casa. Quedé inconsciente, estuve casi en coma alcohólico, vomité desde un primer piso la casa de un amigo, mi amigo limpió por orden de su padre lo que había vomitado a la mañana. Jugué a Papá Noel (ir por las calles del barrio o del centro tirando bolsas de basura dentro de las casas). Salté los autos estacionados. Rompí baños de los boliches, rompí baños de unas casas (sin intención). Robé en los supermercados, robé en unas fiestas. Vendí una cámara digital para comprar una cajita de vino. Me peleé a las piñas en el día de mi cumpleaños. Me peleé a las piñas (nunca gané). Le saqué el sombrero a un policía. Me apuntaron con un arma en la cabeza. Me desnudé en público. Compré bebidas con plata falsa. Me colé en más cumples de quinces que en los que estaba invitado. Hice que golpearan a un preceptor del colegio. Falté al colegio y me iba a dormir al cementerio. Ponía aspirinas en la mesa en forma de líneas de polvo (simulando cocaína) y les hacía creer a mis amigos que me drogaba. Fumé porro cuando pocos lo hacían. Me fui a una fiesta que después se transformó en un allanamiento de la policía. Fui testigo de al menos dos robos que no pude evitar. ¡Limpié taxis! Dejaron inconsciente de un golpe a un chico y lo llevé al hospital solo (mis amigos se fueron en taxi) y su familia ahí en el hospital creyó que yo le había golpeado. Tiré una silla por la escalera de atrás del colegio. Falsifiqué firmas. Me desperté en casas que no conocía. Empujé a una mujer. Compré una galleta en una Shell y me llevé debajo de la ropa una gaseosa de dos litros. Estuve preso un fin de semana. Me estuve a punto de llevar una mesa de un bar. Arruiné muchas fiestas. Me hice pasar por mozo para ingresar a un cumple. Me hice locutor para felicitar en una fiesta a los recién casados (era un quince!!). Destruí propiedad privada. Acompañé a que se robaran remeras en un local céntrico. Pervertí. Le pequé a alguien con anteojos. Le tiré la bronca a un policía petizo. Les hice burla a los patovicas. Vendí un reloj caro para comprar entradas para mí y para mis amigos a un baile. Me tomé todo el alcohol que mi madre coleccionaba por años en la gaveta y lo cambiaba por otros líquidos del mismo color (tardó meses en enterarse jajaja). Tiré piedras a los boliches que no me dejaban entrar. Hice dedo en las avenidas, en las calles, en la ruta. Manché el vestido de la cumpleañera bien al comienzo de la fiesta. Me copié en las pruebas, falsifiqué exámenes. Maltratamos al profe de computación. Le pinché la rueda a un profesor vecino. Me fui borracho a clases. He prendido fuego un parquecito. ¡Vendí paquetitos de mayonesa y mostaza en los semáforos que "sacábamos" de unas estaciones de servicio! He dormido también en una plazoleta al lado de mi casa con el diario del día en la cara. Canté cumbia en una peña folcklórica en un colegio de señoritas. ¡Enseñé religión para conseguir invitaciones a cumples de quince! Me expulsaron del "grupo misionero" (grupo de acción Católica). Me levanté y puteé a un cura en plena confesión. Hice poner en ridículo a profesores. Pinté la pared de un colegio con leyendas y tengo facilidad para hacerme amigo de los borrachos en cualquier parte.

Ah! Me olvidaba, con mi locuaz dialéctica, y a ciertas personas, vuelvo casi ateas a las religiosas.

11 comentarios:

La Turca dijo...

OK, muchachito, te retiro el saludo!

Rovi dijo...

Sos el mejorr te la re bancas! jaja

Addax dijo...

Chicas, eso fue el pasado y el pasado ya no existe. ¿No ven que ahora publico todo cosas de amor, la mente y demás?

Conmigo, Ghandi, NO se revuelca en la tumba.

Jajaja un saludo!!!!!

SOLO DE INTERES dijo...

Pues para lo serie que te veia hasta ahorita...uff una gran distancia, me encanta bien venido al club de los malcabrestos son sensatez. Lo vivido y lo comido no te lo quita nadie, aunque media vez no perjudique a otra persona, un fuerte abrazo y feliz fin de semana

PD: aqui en vez de decir vomite decimos buitre

Roal dijo...

Dioooos, jejejejeje, como diríamos por aquí: ¡Eras una joyita! xD

Que experiencias, ehhhh, y pensar que ahora eres un chico dedicado a la meditación (?). Nahhhh, seguro que aprediste varias lecciones por ser tan tremendo, así que: ¡viva la adolescencia y las experiencias de la vida!

Chau, te quierooooo, pequeño "ex" diablillo... :D

Alba dijo...

Hacer algunas cosas > No hacer nada

Isabella dijo...

y te arrepentis??

rosscanaria dijo...

En la adolescencia todos hemos hecho algunas barbaridades, lo malo es cuando de adulto las sigues haciendo, creo que de adulta también he hecho alguna trastada...
Ahora eres adorable, supongo que siempre lo fuiste aunque tú no lo creas.
Besos y buena semana Addax

Sofy M dijo...

Que bueno que sea el pasado!Si las habre sufrido a con hombres borrachos!!

Juanjo dijo...

Todos hemos hecho barbaridades, pero tú a lo grande eh!? jejeje

Saludos amigo.

julieta!!! dijo...

jajaja te adoro pendejo!! te adoro por lo que fuistes y por lo que sos ahora!! te adoro porq supiste dejar de hacer eso para ser alguien mejor!!
Sin dudas para mi, es tu mejor publicacion!! porq veo cierto reflejo de mi en eso, y ademas como te dije te puedo imaginar haciendo cada una de esas cosas y me da risa!! jajaj me emociona leer estooo!!
Ademas se que hay algo de ese chico travieso adentro tuyo!!
Te quiero muchio!! (te acordas) besotes precioso!!