domingo, 30 de mayo de 2010

La guía "uno en un millón" para entender la Frustración

Estuve escribiendo un texto bien ilustrado sobre psicoterapia por largo rato y, por un inconveniente en mi PC, se apagó todo y se borró. "Y la frustración se hizo carne y reinó entre nosotros..."(?).

¿Qué es la frustración en la mente del hombre o del joven?

Inicialmente, sin dudas, la frustración es un torrente químico que recorre el cuerpo presionándolo como de arriba hacia abajo en las zonas que comprenden el pecho y el estómago, es como una energía que se contrae, demostrando claramente que antes había un estado anímico y ahora hay otro. La frustración es opresora e inmovilizante y una gran fuerza con mucho potencial.

viernes, 28 de mayo de 2010

Modelos de amor | Patch Adams (sí, el de la peli)

Un mensaje de Patch Adams para el Día de San Valentín
Traducido gracias al aporte de mi amigo David. ¡Gracias!

Necesitamos modelos, ideas, programas para este país, que vengan del amor.

La semana pasada me reuní con Dennis Kucinich, representante de EE.UU. en Ohio. Dennis ha sido para mí un héroe: un baluarte para la paz, la justicia, y la atención de la salud para todos. Dennis habló sobre las recientes propuestas de reforma de salud en el Congreso como un fracaso: ¡la legislación que permite a las compañías de seguros tener un monopolio sobre el sistema de atención de la salud! ─con el único gobierno en el lanzamiento a subvencionar a aquellos de nosotros que no podía permitirse el lujo de comprar el seguro de salud estipulados. ¿Dónde está el amor?

miércoles, 26 de mayo de 2010

Trabajo, competir y mercado

En todo los enfoques sobre marketing y publicidad, observo lo que a mí parecer es una perspectiva de falta de salud que no libera al hombre del hombre sino que lo mantiene en ese tan confortante status quo personal.

El hombre juega juegos, tal vez, unos más dignos que otros. En este sentido, ser "espiritual" o "material" (para mí existe y es más real lo segundo que lo primero) es también otro juego de los tantos jugables, y no importa quien sea el sujeto o la motivación con que se juega, valores (o pensamientos o ideas) altos o mundanos son lo mismo en este marco.

Uno de los juegos que juega el ser humano es claro de ver cuando pone 'competencia' y 'mercado' en su línea de pensamiento. Para mí no existen ni el trabajo, ni el competir ni el mercado en la mente sino que como todo son sólo una invención desde un unilateral punto de vista de las cosas. A niveles organizativos todo aquello puede tener cierta existencia, pero, a esos niveles un dragón también existe, o un hada, o el alien...Toda persona que se investiga a sí misma sabe que la mente es un gran fabricador de cosas que no existen.

martes, 25 de mayo de 2010

sábado, 22 de mayo de 2010

¿Meditará la súper Inteligencia Artifical de los Robots?


En el futuro nos encontraremos con Robots tan pero tan inteligentes que el cerebro humano quedará muy por detrás de ellos en, aparentemente, todos los ámbitos. Ellos calcularán miles de millones de veces más rápido y harán tareas con eficiencia perfecta (de hecho, aunque sin aquella Inteligencia masificada, ya calculan y hacen tareas así). ¿Podrían ellos ─los Robots─ una vez con cierto nivel de Inteligencia Artificial, concluir que, algunas veces (o por un cierto tiempo, o, definitivamente) es menester el no pensar y calcular para lograr otros estadios superiores de "inteligencia"? ¿Meditará la súper Inteligencia Artifical de los Robots?

__________
Imagen
http://www.neoteo.com/la-gran-teoria-unificada-de-la-inteligencia.neo

jueves, 20 de mayo de 2010

Del retiro del sabio (Séneca)

http://www.enchantingireland.com/images/general/quoteOpen.gif Créeme: los que parece que no hacen nada, hacen cosas mayores que las de los demás, pues se ocupan a la vez en las cosas humanas y en las divinas.
Séneca, Cartas morales a Lucilo (I).

martes, 18 de mayo de 2010

¡Ahora sí, Addax volverá a...!

Titulo llamativo influenciado por la prensa amarillista (?).


Este pequeño post es para comentarles que hoy en la tarde viajo con rumbo incierto* hacia lo que me depare el destino. A donde voy no tendré Internet (ni PC) por lo que usaré las Publicaciones Automáticas que me brinda Blogger.

Los comentarios no serán moderados, lo que significa que en mi ausencia podrán decirme lo lindo (o feo) que les parezco según corresponda jajaja.

Así que si leen algo por aquí sepan que es automático, y también en Twitter, todo automático jajajaja. ¡Soy un chico moderno!

El cambio será temporal.

¡Los quiero mucho, gracias por  pasarse, leerme y comentar!


¡DIFUNDAN LA PALABRA!

Al Servicio de Mi Majestad
_________
* No lo publiqué, pero ya encontré alojamiento =D

El miedo específico

Existe en mí la impresión que en el miedo hay más sustancia que en los demás sentimientos. El miedo es casi igual de opresor que la frustración pero más incómodamente dinámico. No es una cosa pasiva, es una cosa activa que lo pone atento a uno y predispuesto para más actividad.

Este miedo específico tiene que ver con la posibilidad de una amenaza, al menos, aparentemente. Veamos qué más hay...

En la superficie, este miedo viene por pensar que se puede recibir un daño. Un daño puede ser algún dolor, y, el miedo al dolor, es el miedo con más estructura (miedo al dolor físico más que el emocional).

Cuando uno piensa en términos de fragilidad propia está relatando una realidad: en la calle un perro puede dañar, una persona, un objeto, el clima, etcétera, cualquier cosa con la suficiente potencia puede hacernos un daño. Cierta fragilidad en el cuerpo humano es un hecho. Pensar en la fragilidad del cuerpo ante cualquier acontecimiento azaroso brinda un marco preciso de inseguridad.

La inseguridad más tajante y patológica es la que ubica constantemente la posible amenaza en el ambiente, y se sostiene con específica e intensa dirección (por lo menos en los casi ateos o no religiosos) por la premisa de que cualquier cosa tiene el potencial de provocar un daño, y, por ende, un dolor.

Una persona que no se dé cuenta del detalle de sus pensamientos puede ahora justificar su miedo y decir que es por pensar en una posible amenaza y su ejecución. Pero no, esto es sólo la superficie.

Existe un sostenedor del miedo, un propiciador, el padre (o la madre) de ese miedo específico, un Yo específico con nombre y apellido. Este Yo específico, en el contexto de este miedo, relata que uno no sabrá cómo actuar ante una eventual amenaza, no sabrá qué hacer ante un posible daño y no advertirá qué hacer ante un circunstancial dolor. Ahora es miedo e  inseguridad pero ya no insertos en el ambiente (o por el ambiente) sino en uno mismo Y por uno mismo: ese pensamiento específico es un pensamiento fabricado, es algo artificial, inventado y tiene la fuerza del uso y la costumbre y, más importante aún, la repetición constante lo ha hecho pasar a la esfera del inconsciente o al ámbito de lo automático.

Los disparadores o estímulos registran otras fuentes cuando el ámbito es uno mismo desde el inconsciente. Estas fuentes pueden ser la forma en la que uno percibe su entorno. Sin embargo, desentrañando el proceso se puede saber que el Bin Bang de estas actuaciones fue siempre ese Yo específico, con ese pensamiento específico, que, al comienzo y al final, es en todo momento uno mismo.

El condicionamiento de la cultura occidental señala que, al no saber,  "está bien" sentir inseguridad. El no saber no es aceptado por estos lares: uno debe tener una respuesta para todo. Es la dictadura de la eficiencia hecho mandato en una mente. Así que el mandato en algún momento habrá calado con buena profundidad y la medida de las cosas es tener inseguridad cuando no se sabe.

Y, en realidad, no hay nada qué saber. Ese miedo específico por pensar en una posible amenaza ─que cause un posible dolor─ es un miedo desprendido de un pensamiento elaborado que representa a un Yo desconocedor y a la eventual escena posterior ─con resultado desfavorable─ resultante de no saber "qué hacer", específicamente.

Y esto no es nada más que una costumbre de pensar. Se está muy acostumbrado a pensar y se le otorga a los pensamientos un carácter de "ayudante" certero adhiriendo a que sin él uno no adoptaría conocimientos o posturas respecto de lo "real". Es sólo costumbre. Este miedo específico y algunos otros miedos son productos de una costumbre de pensar en una dirección determinada y nada más.

La forma más práctica de no tener ese miedo específico sería el no pensar en los contenidos y disparadores de ese miedo. La actitud más trascendente sería investigar si es posible no tener nunca más miedo mediante la comprensión total del asunto.

Por último, el miedo específico, no existe, es sólo una expresión. La palabra no es el hecho, diría un amigo.

lunes, 17 de mayo de 2010

Ser yo

Es absolutamente "difícil" ser yo. He tenido que alejarme de esa cosa llamada sociedad por mi mentalidad autodestructiva. Y ya pasaron como seis años. Me di cuenta y quise entenderla. Después de tanto tiempo tengo la impresión ─siempre la he tenido, de hecho─ de que no he aprendido nada.

Ignoro qué hubiese sido de este ser humano sin la tendencia al buen humor. Es difícil que me levante a la mañana de mala gana, malhumorado. Y claro, tengo también esos otros días, supongo que eso significa ser humano. Pero, en realidad, mi buen humor es el reflejo de una tendencia innata, y de nada más. No hay nada adentro ni en el entorno que invite al buen humor. Ahora mismo me duele la espalda, y si me voy a acostar aprieto la mandíbula.

¡Tanto tiempo deseando la comodidad y viviendo su contrario!

Me fui a una fiesta infantil el sábado pasado del cumple de una nena (había mayoritariamente gente "grande"). Y me di cuenta que los fantasmas, esos de siempre, simplemente siguen ahí, ninguno ha sido entendido, ninguno ha sido trascendido. Siguen ahí, con esta impresión de que están intactos, con los mismos efectos de siempre ultra sabidos y experimentados por mí.

¿Debo esperar algo de este mismísimo instante? ¿Para qué escribir? ¡No sé por qué esta otra gran tendencia a descentrarme, a encontrarme pensando en algo que no es salud, al menos desde esta supuesta nueva intelectualidad! Descentrarme es poner el crítico interno en lo externo y pensar que todos están juzgándolo a uno, por lo que sea; es eso, y un par de cosas más.

Es tan común para mí estar tenso, tenso tenso tenso, tan absolutamente familiar. Me es harto difícil ponerme a hacer esa cosa llamada meditación apretando mi mandíbula. Ya me di cuenta que tengo energías para estar renegando que para estar en la otra parte, solucionando. Prefiero renegar a que la televisión se vea mal, pegarle un golpe para que azarosamente se componga, que ir por el meollo de la cuestión. Me es más "cómodo" renegar de cierta situación actual que producir una maniobra que intente solucionar algo. Y esto ya ha sido observado, y sigo siendo así. ¿Por qué? Y bueno, tengo esta y esta otra y esta otra razón para justificarlo.

Ahora me voy de esta casa, hoy. Se terminó un ciclo invisible. Nadie sabe ni sabrá lo que verdaderamente pasé por aquí. Y nadie en este mundo es capaz de acompañar tamaños sentimientos tenidos aquí. La biografía y la hoja en blanco. El invisible. Estos meses simplemente no han existido.

Me llevo la noche santiagueña con ese cielo estrellado hermoso.

¡Un saludo!

domingo, 16 de mayo de 2010

Pequeña anotación no cultural

Ahora, uno sabe que se puede transformar, que puede cambiar, que observando un contexto todo eso tiene calidad de «ser». Pero, uno también sabe que eso es sólo un juego de alguien inserto en una cultura. Una persona con cultura es una mente condicionada, y en el condicionamiento no hay cambio que valga.

viernes, 14 de mayo de 2010

¿Es el caos sólo un orden superior?

Entonces, voy dentro de un taxi observando cómo el viento mueve a los árboles, cómo el polvo se levanta en algunas esquinas. Voy observando que las cosas se mueven, desordenadas, en los sentidos que permiten sus propias estructuras. Y por aquí cae una hoja, y, por allá, cae un cartel de publicidad. Y el taxista me pregunta sobre qué hago en esta ciudad. Y yo sólo observo esa cosa invisible que mueve de forma tan familiar y caótica las cosas de mi entorno.

A la noche, ya recostado, prendo la televisión y el señor del clima dice sobre el viento: "el patrón del viento, según la siguiente gráfica, es de norte a sur. Se estima que que los vientos tomarán rumbo hacia el este. La ola de frío vendrá en dos días, aproximadamente".

Y pienso que en tremendo caos, en donde el viento choca en las paredes de los edificios y de las casas, en donde el polvo levanta limpiando y ensuciando los caminos, en donde la gente va sintiendo la brisa en cualquier parte de su cuerpo, que en ese tremendo caos de un viento de una tarde cualquiera, emerge un cierto orden, y que todo ha cumplido un patrón desde la mirada del satélite o del humano que pudiera ver desde una altura. Y me pregunto: ¿Cómo es posible en tan milimétrico caos un orden aparente? ¿Quién y cómo lo pudiera observar? ¿Es el caos sólo un orden superior?

miércoles, 12 de mayo de 2010

Movimiento


«Cuando yo veo que soy nada, eso es sabiduría, y cuando veo que soy todo, eso es amor. Y entre esos dos se mueve mi vida».
Nisargadatta Maharaj, Awaken to the Eternal

____________
Imagen
http://blogs.clarin.com/ladelirante/2009/10/08/lo-dejamos-el-camino/

martes, 11 de mayo de 2010

El buscador es lo buscado, Nisargadatta Maharaj

Texto extraído del documental sobre Nisargadatta Maharaj ─maestro del Advaita, filosofía hindú de la no-dualidad─, llamado Awaken to the Eternal (Despertar a lo Eterno).


Cuando el esfuerzo es necesario, el esfuerzo aparecerá; cuando el no-esfuerzo se vuelva esencial, se hará valer así mismo. No necesitan andar empujando a la vida, sólo fluye con ella, y entrégate completamente a esta tarea del momento presente, la cual es: "Morir ahora al ahora, porque vivir es morir, sin eso, la vida no puede ser".

Eventualmente, uno debe ir más allá del conocimiento, pero el conocimiento debe llegar, y el conocimiento puede llegar, por una constante meditación. Meditando el conocimiento "Yo Soy", gradualmente, se asienta y desemboca en el conocimiento universal, y, por consiguiente, se vuelve totalmente libre, como el cielo o el espacio.

Aquellos que vienen aquí con la idea de conseguir conocimiento, incluso conocimiento espiritual, vienen aquí como individuos aspirando conseguir algo; esa es la verdadera dificultad: el buscador debe desaparecer.

Cuando tú conoces tu verdadera naturaleza, el conocimiento "Yo Soy" permanece, pero ese conocimiento no tiene límite. No es posible para tí conseguir conocimiento: Tú eres conocimiento, tú eres lo que estás buscando. Tu verdadero ser existe con anterioridad a la aparición de cualquier concepto. Bucea profundo dentro de tí mismo, y tú lo encontrarás fácilmente y, simplemente, ve en la dirección de "Yo Soy".

Todo existe en la mente. Ambos, el cuerpo y la mente, son estados intermitentes. La suma total de estos flashes crean la ilusión de la existencia. Investiga qué es permanente en lo que es transitorio, real en lo irreal; esto es "sadhana" o práctica espiritual. Todos aquellos que hayan realizado al momento por un simple toque, mirada o pensamiento, ha sido justo por esto, pero tales son muy pocos. La mayoría necesita algún tiempo para madurar. La sadhana es una maduración acelerada.

__________
Imagen
http://www.yogaenzaragoza.com/?id=134

lunes, 10 de mayo de 2010

¿Has visto...?

¿Has visto al miedo, real, completo, inmovilizante, opresor, en la cara del hombre? 
¿Lo has sentido en tu propio pecho?
¿Has visto el sufrimiento con ruido y llanto en la expresión del humano? 
¿Lo has visto en el familiar, en el amigo, en el desconocido?
¿Has visto al animal indefenso en la inmensidad del galpón, acurrucado, muerto de frío, vivo del hambre, temblando ante el sonido de la puerta que se abre?
¿Has visto el dolor, la incomodidad absoluta, la frustración, la caída, el desasosiego, la negatividad haciéndose carne en los seres queridos?
¿Has visto las lágrimas de una madre caer en tus brazos desde el otro lado de la habitación?
¿Has visto Al Hombre, completamente solo? 
¿Has penetrado la soledad física y mental de tu propia ser humanidad?
¿Has visto a la debilidad cortar tajadas de aire en tu propia realidad?
¿Has visto el quejido de la Tierra, del Planeta Agua, comerse a los animales en la lista roja?
¿Has visto al cielo, la bóveda estrellada, y viste lo que también vio Ludwig?
¿Has visto la imagen de seguridad de tu padre, de tu tutor, desvanecerse como se desvanece un terrón de tierra en las salitres de Santiago?
¿Has visto que hay algo, que no hay nada, que hay todo? ¿Has visto y no has visto nada?


Si has visto..., me puedes llamar amigo.

domingo, 9 de mayo de 2010

"Estoy absolutamente lejos de ser aquello".

Hoy me puse nervioso. Había caminado hasta ahí, pasado por ese lugar, y me puse nervioso, incómodo, con el paso titubeante, con el pie no puesto firmemente en la calle. Entonces me dije: "Estoy absolutamente lejos de ser aquello". Así que seguramente, estaré absolutamente lejos de ser aquello.

Yo soy lo que creo a cada paso, soy lo que pongo: sin importar el hueco de la ventana, uno caerá del séptimo piso si se tira desde ahí. Así que soy lo que pienso, y lo que yo pienso es como la gravedad: funciona siempre y no es esquiva, quien se tira cae siempre por ese hueco.

"Estoy absolutamente lejos de ser aquello". Esa es una forma de pensar. En mi caso, más que una elección de pensar así, creo, es una costumbre de pensar así. Pero, la costumbre está tan adosada que no sólo es casi automática sino que para mí forja un tipo de realidad: yo me creo lo que pienso fervientemente. Cuando me describo, relato una realidad, me siento seguro, porque en qué parte del camino estoy, más allá o más aquí. Ésa, me parece una seguridad estúpida, y es a la que adhiero muchas veces inconscientemente, otras tantas, conscientemente. Ese pseudo-saber me dice que "seguramente" requeriré tal y tales esfuerzos, hacer esto y aquello. Pensar así es no ser libre, porque ese pensamiento es un dictador y un tirano. Nadie lo puso ahí para decir lo que requiero, pero uno le hace caso como si fuera la verdad. ¿De dónde viene y por qué permanece esta costumbre y tendencia de querer calcular, medir, etiquetar, recordar, conocer, experimentar?

"Estoy absolutamente lejos de ser aquello". ¿Por qué surge casi automáticamente este pensamiento ante aquella situación? ¿Qué aporte me hace ese tipo de relato? Ya sé que "lejos" y "cerca" son meros conceptos, criterios organizativos, de cantidad, algo sumamente subjetivo.

"Estoy lejos de convertirme en aquello". ¡Qué raro! ¡Tiene tanto sentido esa expresión y ninguno a la vez! Tiene un poder, para regresarme a lo mismo, muy grande, como así lo tiene la molestia (y a veces dolor, como hoy*) de mi mandíbula. ¿De dónde viene ese poder, quién se lo dio, por qué sigue teniéndolo? ¿Cuáles son los cimientos de una mente alienada, qué elementos yuxtapuestos preparan a una mente para seguir en la alienación? ¿Cuál es el caldo de cultivo para una mente que dará ese tipo de poder a un pensamiento que tiene aires de ser descriptivo de una realidad?

"Estoy absolutamente lejos de ser aquello".

___________
* Hoy fue el 28 de abril

sábado, 8 de mayo de 2010

«Seres iluminados»


Todos estos conceptos en torno a los «seres iluminados» pueden llegar a ser muy complejos, porque en realidad no hay «Seres iluminados». Se podría decir que la iluminación es un cambio de identificación por el que uno pasa de identificarse con el mecanismo cuerpo-mente a hacerlo con la Totalidad, pero, el mecanismo cuerpo-mente continúa, y podría muy bien seguir funcionando como ha funcionado siempre. A eso que Conoce no le preocupa en absoluto que un evento impersonal de Comprensión, un Despertar, haya ocurrido a través de un mecanismo cuerpo-mente concreto; y no le ocurre a él, sino a través de él. Además, Eso que se consideraría iluminado se ha ido. Eso que se identifica con el mecanismo cuerpo-mente como agente, y como sujeto que podría llegar a iluminarse, se va.

En realidad es bastante divertido, y por eso mi Gurú Ramesh dice: «¡Si te dan a elegir entre la iluminación y un millón de euros, toma el millón de euros! Porque si consigues el millón de euros, habrá alguien allí para disfrutar del dinero; pero si te iluminas, ¡no habrá nadie allí para disfrutar de la iluminación!». Es irónico, porque la búsqueda la hace alguien que se considera un buscador. La búsqueda se hace mediante un mecanismo cuerpo-mente que se considera un agente que va a hacer algo para conseguir algo. E incluso cuando hay una comprensión intelectual y un entendimiento intelectual de que esto no es así, el sentido de ser el que hace persiste en el buscador. Hasta que es apartado, permanece allí.

Wayne Liquorman, Aceptación de lo que es (pág.58-59).

viernes, 7 de mayo de 2010

Las cosas por sí mismas

Fui ahondando en la comprensión de que todo en la manifestación estaba siendo desarrollado o llevado adelante por sí mismo, incluyendo todos los pensamientos, todas las acciones, todo lo que ocurría a través de este cuerpo-mente concreto.

Wayne Liquorman, Aceptación de lo que es (pág.56-57).

jueves, 6 de mayo de 2010

El lugar en donde está la vida

Pregunta: Si no hay nada que podamos hacer para iluminarnos, ¿de qué nos sirve escuchar esta enseñanza?

Respuesta: Para mí, el valor ─y el valor siempre se mide en término muy personales─, el valor de escuchar estas mismas enseñanzas fue que me facilitaron mucho la vida. Esta enseñanza se convirtió en parte de mí, tanto de forma intelectual como fenoménica. La consecuencia ─el efecto sobre mi mecanismo cuerpo-mente─ fue que mi vida, mis reacciones a las cosas, se hicieron más fáciles. La aceptación de lo que es, en el momento se hizo más frecuente. Cuando estaba reaccionando a algo, surgía en mí el pensamiento: esta reacción es parte del funcionamiento de la Totalidad. Esta reacción no puede ser de otro modo; simplemente está ocurriendo. Y ese reconocimiento cortaba con la implicación horizontal de la mente, del proceso de pensamiento que analiza, especula, considera y juzga cada pensamiento. El hecho de cortar ese proceso te devuelve directamente al momento, te devuelve directamente al aquí, te devuelve directamente al presente; y en el presente es donde está la vida.

Wayne Liquorman, Aceptación de lo que es.

miércoles, 5 de mayo de 2010

¡Me alegro! De nada

Un diálogo sobre el Yo profundo invisible y subyacente.

─ ¿Hay una experiencia de unicidad, en la que uno se entrelace totalmente con el Universo?
─ No, no hay.
─ Pero, ¿vos no estás teniendo esa experiencia ahora?
─ Y si la estuviera teniendo, ¿por qué me creerías que estoy diciendo la verdad?
─ No veo para qué me mentirías. Es decir, si fuéramos amigos. Aunque, bueno, no lo somos todavía.
─ Es cierto, no lo somos.
─ Entonces, ¿sólo quiero creer lo que quiero creer, que vos tienes esa experiencia y que uno la puede tener?
─ Así es. Sólo quieres creer lo que quieres creer.
─ ¡Me rebelo ante eso!
─ Rebelate.
─ Sí, me rebelo, ¡me interesa un pomo creer en lo que quiero creer!
─ ¿Y, qué sucede?
─ Ofuscamiento porque no doy en el blanco.
─ No des en el blanco porque no hay a qué atinarle.
─ ¡¿Cómo que no?! Quiero atinarle al blanco de mi mandíbula no apretada. ¡Claro que hay!
─ ¿Existe ahora que no aprietes tu mandíbula?
─ Ciertamente, no. Existe que la estoy apretando.
─ Entonces, ¡apriétala más!

─ Jajaja, no me sale, mi inconsciente es muy tramposo. Sólo aprieta lo justo para molestarme e incomodarme.
─ No hay inconscientes ni trampas, sólo que ahora aprietas tu mandíbula.
─ Sí, existe esa tensión ahí que yo llamo 'apretar mi mandíbula'.
─ Sigue así.
─ ¡Es que no quiero!
─ Sólo tienes lo que estás teniendo.
─ ¡Pero yo quiero otra cosa!
─ Ahora hay esto.
─ Entonces, no hay futuro.
─ Nunca lo ha habido.
─ No existe 'convertirme en...'. No existe convertirme en una ser con la mandíbula no apretada.
─ No, no existe.
─ ¡Todo es tan confuso!
─ La confusión son dos pensamientos y el Yo sin saber qué elegir. No pongas esos pensamientos ni ningún Yo queriendo elegir.
─ ¡No tengo la más pálida idea de cómo se hace!
─ ¿Tienes hambre o ganas de comer?
─ Sí, de hecho tengo hambre. Querría unas milanesas con papas fritas ahora.
─ ¿Ves?, no estás confundido.
─ ¡Pero esa es otra cosa!
─ Es lo mismo. ¿Para qué querrías querer algo si todo lo que tienes es ahora?
─ ¡Buena pregunta! Supongo que soy una inclinación.
─ Pues, no te inclines.
─ ¿Para qué?
─ ¡Prueba!

─ Ya probé y no pasa nada.
─ ¡Es que no tiene por qué pasar nada!
─ ¿Es otra vez mi YO queriendo creer lo que quiere creer?
─ Sí, así es.
─ Bueno, creo que pude abordar intelectualmente aunque sea una pizca de lo que hoy me dijiste, y no me llevo nada. No me llevo nada, ¡gracias!
─ ¡Me alegro! De nada.

martes, 4 de mayo de 2010

¿Una nueva herramienta?

Hoy* he controlado satisfactoriamente mi carácter. Estaba hablando con una persona, y me estaba ya enojando y a punto de hacérselo saber con una expresión de fastidio, cuando lo manejé con el buen humor y la risa. Lo entendí en un segundo, observé por un brevísimo lapso de tiempo lo que es el enojo y su traspaso; y ahora el enojo era como la invitación a una nueva herramienta, a un uso para desvanecerlo de alguna forma.

Con esto de hoy dudo sobre que el enojo es una energía que deba ser descargada. Yo en este caso no descargué nada (estaba enojado) y, sin embargo, no fue represión (yo "sé" qué es la represión). O fue un control de la emoción por medio de un artilugio gracias a la aplicación de cierto sentido del humor, o fue que la emoción no tomó "cuerpo", es decir, no la dejé que se haga, y rápidamente elegí otras formas de estar. De todas maneras, en esas dos alternativas, prepondera una elección de mi parte. Y yo elijo salud.


__________
* Entrada publicada automáticamente. Hoy, fue el 22 de abril.

lunes, 3 de mayo de 2010

¿No soy lo que pienso?


─ Las personas no son lo que piensan que son, sólo creen serlo, y eso es lo más triste.
─ ¿No soy lo que pienso?
¡Claro que no!

El Guerrero Pacífico


_________
Imagen
http://lavidadesonryu.blogspot.com/2007/10/buscando-una-identidad.html

domingo, 2 de mayo de 2010

Sócrates y Dan

─ Todo el mundo dice lo que es mejor para tí. No quieren que busques respuestas sino que creas en las suyas.
─ Ya sé. Quieres que crea en las tuyas.
─ No. Quiero que dejes de coleccionar información del exterior y que empieces a buscarla por tí mismo en tu interior.
¿Eres de una secta o algo así?
─ A la gente le da miedo su interior, es el único lugar donde encontrará lo que necesita.
¿Por qué no puedes dormir? Tal vez sea porque de madrugada, cuando todo está en silencio, y estás echado en la cama y no hay nadie a tu alrededor, te sientes un poco asustado. Asustado porque de golpe todo está...vacío.
Intuyo que quieres ser algo más que alguien que se sube a unas anillas y realiza un par de piruetas bien ejecutadas. También intuyo que quieres ser alguien que utiliza la mente y el cuerpo de forma que la mayoría no tiene el valor de hacerlo. Y yo te entrenaré, Dan, para ser un verdadero guerrero.

Diálogo entre Sócrates y Dan de la película El Guerrero Pacífico, de Víctor Salva.

sábado, 1 de mayo de 2010

El Guerrero Pacífico


Dan: ─ Sé más de lo que piensa.
Sócrates: ─ Y piensas más de lo que sabes.

Conversación entre Dan y 'Sócrates' en la película que me recomendó muy amablemente @hectorarturo (desde Twitter) llamada "El Guerrero Pacífico" (Peaceful Warrior, en inglés) de Víctor Salva (enlace a la Wikipedia en inglés).

El Guerrero Pacífico es una película de auto-descubrimiento de un muchacho gimnasta (Scott Mechlowicz, como Dan) que piensa estar en la cima del mundo hasta sufrir un accidente con su motocicleta (una hermosa secuencia del choque y la caída, por cierto).  Sin embargo, su vida toma un giro clave cuando días antes de aquél accidente conoce a un señor (Nick Nolte, como Sócrates) que trabajaba en una estación de servicio (gasolinera) y, más profundamente aún, cuando empieza a seguir las sugerencias de éste.
Sócrates: ─ Conocimiento no equivale a sabiduría.
Dan: ─ ¿Y dónde está la diferencia?
Sócrates: ─ ¿Sabes cómo limpiar un parabrisas?
Dan: ─ Sí
Sócrates: ─ La sabiduría consiste en hacerlo.

La película, según cuenta Dan Millman ─autor del libro, El camino del Guerrero Pacífico, de donde se basó El Guerrero Pacífico de Salva─, representa fielmente casi una tercera parte de su libro, concentrando las enseñanzas más importantes.


¿Serías capaz de sucumbir a tu pasión sólo por tener miedo? Mi afinidad por la temática me hizo ver la película.

Invitados están. ¡Un saludo!

─Puede que todavía estés dormido. Se puede vivir toda una vida sin despertarse. Sócrates | El Guerrero Pacífico
____________
Agrego: A la película se la consigue en YouTube, hay varios resultados de búsqueda, por ejemplo, éste es uno: http://www.youtube.com/watch?v=1kw91cVgZVg