La memoria de Krishnamurti

«No es señal de buena salud estar bien adaptado a una sociedad profundamente enferma». Krishnamurti
En ese estado de samadhi, K parecía llegar a la culminación de todos esos años de agonía física, en la consecución de un éxtasis que nunca lo ha abandonado. Parece haber sido por esta época, cuando había alcanzado un nuevo estado de conciencia, que perdió casi por completo la memoria del pasado. Esto era consecuente con su enseñanza de que la memoria, excepto para propósitos prácticos, era un peso muerto que no debía ser trasladado de un día para otro; morir para cada día era un constante renacer.
Krishnamurti, de Mary Lutyens.
_______
Imagen: Brett Jordan 
Traducción: Tampiqueña

3 comentarios:

Michelle dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.