martes, 23 de agosto de 2011

Psicología: abordajes personales, OVNIs y sueños

El amigo @Tucumanga (desde Twitter) me compartió un enlace sobre Sincronicidad y Fenómeno OVNI (enlace a Taringa! Comunidades), lo cual me sirvió para tweetear lo que a continuación transcribo (agrego en esta entrada otras opiniones también), respecto de los abordajes psicológicos personales en relación a cualquiera investigación, el fenómeno de Abducción y la temática de los sueños.

Desde el punto de vista psicológico, no me permito especular, salvo que lo haga en forma voluntaria y casi como un juego. Considero que especular es un asunto matemático: sumar, restar, deliberar, medir, posicionar: la intelectualidad al servicio de la teoría. Uno anhela ver lo que «es» sea lo que ello fuere o signifique y pienso que especulando psicológicamente no es posible.

Tengo apertura a las ideas de Sincronicidad y el tema OVNI. Y también sé de las trampas de la mente que acomoda todo para creer. En relación al fenómeno OVNI (Objeto Volador No Identificado) creo que ya lo conocemos o algo escuchamos al respecto así que no incluiré ninguna referencia. En cuanto a la Sincronicidad (se toma el concepto, en el texto compartido, según Carl Gustav Jung) el genial Jung comenta que es: "la coincidencia de dos o más acontecimientos, no relacionados entre sí causalmente, cuyo contenido significativo es idéntico o semejante..." (Principio de Sincronicidad, Biblioteca Pléyades).

Teniendo en cuenta que la mente se presenta a veces con cierta complejidad, yo intento que cualquier abordaje (sobre mí mismo, o los OVNIs, o sobre lo que sea), primero se encare psicológicamente. Esto debe ser así porque si yo con un vacío personal me escapo hacia alguna investigación o abordaje es posible que lo traslade al abordaje mismo. Y lo que yo "descubra" será sólo la proyección de lo que me hace falta y no lo que «es». Tanto los OVNIs como eso llamado sincronicidad pueden existir, pero con mi cierta sensatez no puedo aventurarme a decir nada más respecto de ello fuera de una especulación cualquiera. Intento hablar de mis descubrimientos personales y no producir mera repetición del conocimiento ajeno. Aquí los temas OVNI y Sincronicidad son usados para hablar de otra cuestión sumamente relacionada.



Particularmente, el fenómeno de abducción tiene muchos parecidos con las actividades en una Parálisis del Sueño (aquí un enlace a una entrada en este blog, y aquí lo que Wikipedia comenta al respecto). En la Parálisis del Sueño, el Yo está consciente pero no se pueden mover los músculos: hay zumbidos en los oídos, presión en el pecho. Y es justamente en la Parálisis del Sueño en donde existe el periodo más "potable" para las alucinaciones. Los "abducidos" comentan que no se pueden mover, opresión en el pecho, zumbidos + algún alien. Desde la Wikipedia se puede leer respecto de la Parálisis del Sueño:
Según la Clasificación Internacional de Trastornos del Sueño, la parálisis del sueño consiste en un período de inhabilidad para realizar movimientos voluntarios al inicio del sueño (alucinación hipnogógica o forma predormital) o al despertarse, ya sea durante la noche o la mañana (alucinación hipnopómpica o forma postdormital).
Personalmente, he sido abducido cientos de veces y no sólo por extraterrestres sino por demonios, sucubus y demáses, PERO, yo tengo claro, en mí mismo me di cuenta, que todo aquello fue algún tipo de alucinación. Es más, algunas de las cuales he logrado controlar.

Y no nos vayamos a las alucinaciones (hay muchos alucinados corrientes que ni siquiera saben que alucinaron un olor...), hablemos de los sueños. Según he observado, por un periodo "mayoritario de tiempo", el ser humano sueña en «tiempo real», es decir, mientras el sueño se está dando, va incorporando elementos a la trama de lo que sueña. Todas las veces no se da cuenta de ello. En situaciones que yo considero de repetición minoritaria, una persona combina en sus sueños la incorporación de su estado personal (anímico muchas veces) siendo esto el productor de lo que posteriormente será su sueño. Según su situación anímica, esta persona tendrá muchas chances de soñar con algo relacionado a lo que estuvo sintiendo al rededor de cierto tiempo de la vigilia anterior a dormir.

Una persona se puede dar cuenta de su impronta personal en sus sueños cuando tiene eso llamado como sueños lúcidos. En un sueño lúcido ella puede hacer lo que quiera, pero su voluntad no está afinada por lo que agrega cosas a ese entorno. Mira a su derecha y tiene una cuchara en la mano, mira a su izquierda y el bosque es una cascada. Si tiene miedo, aparece un monstruo. Un sueño lúcido muestra que, con consciencia u atención, los sueños van perdiendo su simbolismo y que, sin atención a los detalles de uno mismo, emergerán "actores" dentro de ellos. Los sueños con actores o con elementos simbólicos forman parte de los sueños "comunes". Esos sueños comunes los tiene la mayoría que no presta atención.

Cuando en un sueño uno se presta atención (primero habrá que prestarse atención en la vigilia) no se agregan elementos.Y un sueño (lúcido) sin elementos agregados puede hablar sobre lo que «es». Y eso ya es todo un logro humano.

Así es que uno tiene que ser muy cuidadoso y no hacerse trampas (o por lo menos conocerlas) a la hora de abordar cualquier cosa. Los sueños forman parte de uno mismo y dormir no es sólo cerrar los ojos y soñar. Se duerme y se sueña en la vigilia también. Y tanto allá (sueños) como aquí (vigilia), sea lo que fuere que acontezca, es una realidad que sucede.

Respecto de los OVNIs o los abducidos o las llamadas Sincronicidades, lo importante es no posicionar el Yo a la construcción de una nueva creencia. Lo importante es estar ausentes de creer y de no creer, y darse cuenta del estado psicológico actual en el que se sucederán las investigaciones o abordajes. Porque mientras menos filtros imponga el Yo, más chances habrá de ver lo que «es», ya sea un OVNI o la percepción de una Sincronicidad.

Y todo lo cual es sensatez, saberse a sí mismo en las propias trampas.
¡Un saludo!



4 comentarios:

UFO dijo...

Como te mencioné en twitter, el post en Taringa me fue muy interesante, lo tomo como la temática en general de la sincronicidad, y lo de los ovnis como un ejemplo en particular.

Tengo la opinión que nos debemos auto-observarnos constantemente, los gnósticos tienen para ello la práctica que llaman clave de SOL http://www.gnosishoy.com/practicas/division.html

Con esto empezaremos a prestar más atención en las cosas, y a identificar a los egos y los filtros que utilizamos para ver lo que hacemos diariamente.

También pienso que somos un misterio o enigma a develar, y que parte de esa develación está en los sincronismos que nos rodean o captamos, con la auto-observación empezamos a captar más cosas. Luego le podemos buscar conexiones y significados.

Volviendo al artículo en Taringa, expresa que hay una parte de nosotros que puede captar el pasado, presente y futuro en todo momento y de forma no lineal, pero de manera consciente no tenemos acceso a esa información. Esa parte que capta el mundo de forma no-lineal sería la responsable de los sincronismos.

Ejemplo de ello podría ser en el texto de Jung que citas (muy bueno por cierto) la anécdota de la chica que soñó con un escarabajo dorado y justo cuando se lo cuenta a Jung, aparece un escarabajo dorado por la ventana, tal vez pudo tener un vistazo del futuro en sus sueños.

Este tema es interesante para debatir, te recomiendo un documental que vi que se llama What the bleep... (2004) http://thepiratebay.org/search/what%20the%20bleep/0/99/0

Saludos y seguimos debatiendo estos tópicos!

Addax dijo...

Siempre muy interesante tus apreciaciones, UFO.

¡Especular me es un lujo, así como es un "lujo" interpretar para un gestáltico! Pero esto es para mí y de mí mismo, no es algo que yo espere que otros hagan en relación a sus vidas o en relación también a mí.

Yo no puedo aventurarme (salvo que lo quiera hacer, conscientemente, lo cual para mí no dejaría de ser más que un juego) a pensar sobre lo que podría ser la Sincronicidad sin antes haberla captado. Hablar de cuestiones ajenas (siempre psicológicamente hablando) es especulación, y no me sitúa en una plataforma de descubrimiento personal. Pero, esto me sucede sólo a mí, es así como he venido siendo, y no significa nada más que eso.

La Sincronicidad pudiera existir. Es más, yo en ocasiones he pensado acerca de que tuve un "momento Sincrónico" en determinadas situaciones (uffff, si me pongo a recordar, seguramente, tendría varios recuerdos al respecto), pero, no puedo mover mi voluntad a agregar una nueva creencia, y aún no tengo los elementos suficientes como para afirmar que tal cosa sea algo "real" y que, en mí mismo, no sea un auto-engaño. Si es que vos, o cualquiera que me leyera, quisiera entenderme, el punto anterior es crucial para hacerlo.

En el pasado he querido agregar elementos (creencias, conceptos, puntos de vista, etc.) para opacar mi estado personal de insatisfacción. Para mí la vida tenía más sentido si existía algo como la Sincronicidad o la iluminación mística (por poner unos ejemplos).

Cuando posteriormente me di cuenta de este mecanismo psicológico específico en mí mismo, ya no quise andar averiguando, descubriendo y cotejando datos, salvo lo básico y excepcional respecto de mí mismo y lo que tal vez me pudiera dar el pan de cada día.

Aparentemente, hay algo raro en la configuración actual de una realidad. Pero definirlo en palabras me es increíblemente extraño y complejo. Entre todo el mar de cuestiones que veo, también hay algo parecido al concepto de Sincronicidad de Jung.

Si quisiera hablar sobre esas casualidades/causalidades (a las que pudiera incluir que justamente mi padre sea mi padre y que justamente mi madre sea mi madre), podría mencionar sencillamente el día que el nombre Krishnamurti llegó a mis manos.

Y, humildemente creo yo, bajo la temática de la Sincronicidad, se cuelan los temas de si el Universo se rige por el azar o por la determinación. Escribí algo al respecto aquí: http://mimajestad.blogspot.com/2009/07/el-azar-y-la-determinacion-del-universo.html

Bueno, ¡muchas gracias por el comentario! ¡Ah!, y si vi esa película/documental, muy pero muy interesante.

¡Te mando un saludo grande!

UFO dijo...

Estamos "atrapados en lo tremendo", como se titula uno de los libros que hablan sobre la obra de Carlos Castaneda y frase que tomé para mi blog Los Naguales :)

Como bien dices, todo en nuestra vida podría ser una sincronicidad, desde nuestros padres y nuestra familia, y las personas que conocimos, y todo lo que nos pasó en la vida, hasta cómo estamos vestidos ahora, sólo que lo notamos de vez en cuando y con algunas cosas.

El tema de la sincronicidad también plantea la percepción del tiempo en una forma no-lineal y la existencia de la cuarta dimensión. También el que nuestra mente puede afectar la realidad creando vínculos (las sincronicidades) para algún motivo.

La iluminación mística también se relaciona ya que un Maestro encarnó a su real ser que le permite experimentar el tiempo de una forma no-lineal. Es así como él podría ver la sincronicidad en todo.

Estos temas son tremendos y estamos embebidos por ellos.
Saludos.

Addax dijo...

Vuelvo a repetirte sobre la especulación: si yo especulo y llegase a adherir a mi especulación, estaría ante una nueva creencia en mi psiquis, y obraría a través de ella, otra vez condicionado. Y, desde ese condicionamiento, comentaré cosas y haré descubrimientos y diré que "sé".

No estoy cerrado como para decir que aquello que yo no vivencio no existe, ni estoy predispuesto a creer o dar crédito a los sucesos que experimento. Así, las Sincronicidades o la Iluminación mística, son "un algo" que alguien comentó, pero intento estar ausente de creer y de no creer.

Siento decir todo lo que yo hago como centrándome en mí mismo (soy así, suelo ser asá) en estos comentarios. Sin embargo, considero de importancia (aunque sea relativa) estos asuntos respecto del especular. "No he visto la luz, he escuchado que otros la vieron, pero digo tanto lo que escuché, lo repetí tanto, que todo aquello, aunque no lo fuera, ya viene a mí como una verdad, y así es transmitida".

¡Un saludo!