Ni siquiera comprender la ansiedad

Lo siguiente está relacionado a este anterior post:
http://mimajestad.blogspot.com/2011/11/haciendo-frente-la-angustia-o-la.html

Uno habla de comprender pero también se debe salir de querer hacer algo buscando un resultado, incluso si se busca comprensión. Si se revisa, hay una dimensión totalmente diferente que emerge cuando uno percibe completamente el proceso mismo de ansiedad. No estoy posicionado a decir que no sea pueda comprender la ansiedad, si se piensa que comprenderla es verla actuando sin la más mínima interferencia de querer hacer algo con ella, ver el conjunto del cual está hecha y el trasfondo del cual proviene. Comprender es un hecho, y, desde este sentido, también es algo por fuera de las palabras. Comprender es un hecho situado fuera de las palabras.

Tampoco estoy posicionado a decir que quien regula toda la vida es el sinsentido del inconsciente*. Dudo mucho que sea así. Existe una poderosa influencia del inconsciente en las capas más profundas de la mente, pero, los dos ámbitos, lo que está dentro y fuera de la atención, operan sin que ninguna sea una influencia definitiva. También pongo en duda que la ansiedad sea algo que sólo pueda bordearse. Para cualquiera que se preste atención a sí mismo y tenga un serio interés en observarse, existe el asomarse al núcleo mismo de una ansiedad o cualquier emoción, o lo que fuere que habite en el cuerpo y en la mente.


* Viernes 10 de agosto de 2012: Sobre este punto pienso ahora otra cuestión: hay chances que la vida común y cotidiana de una persona sea la potencia (¿total, completa?) de todo su inconsciente.