viernes, 15 de abril de 2011

Lector, anímese a responder

Supongamos que yo sea un ser humano brillante, pero para que Ud. sepa ese dato de mí, Ud. lo tiene que ver o de alguna manera yo mostrárselo.
¿Qué pasa si yo no se lo muestro?,
¿qué soy a sus ojos?

lunes, 11 de abril de 2011

Hombre libre que mira el horizonte



Pregunta: ¿Por qué no sufre perturbación un hombre libre?


Krishnamurti: ¿Es ésta una pregunta correcta? Como no sabéis nada sobre el hombre libre, la pregunta es sólo una cuestión especulativa. Si me perdonáis el decirlo, esa pregunta no tiene sentido, ni para mí ni para vos; pero si hacéis la pregunta al revés: ‘¿Por qué soy yo perturbado?’ entonces tiene validez y puede contestarse correctamente. Así pues ¿por qué sufre uno perturbación: si mi marido me deja, cuando muere alguien, o en el fracaso, al sentir que mi vida no tiene éxito? Si realmente penetraseis en esto, hasta el fin mismo, veríais toda su esencia.

________
Fuentes:
https://picasaweb.google.com/serendipidad0/JidduKrishnamurtiYAmigaOs#5533261254419502658
http://www.jiddu-krishnamurti.net/es/el-estado-creativo-de-la-mente/krishnamurti-el-estado-creativo-de-la-mente-23

sábado, 9 de abril de 2011

¡Usá protector solar! (Video instructivo que tienes que ver)

"Usá protector solar y leé las indicaciones 
aunque no las sigas..."

jueves, 7 de abril de 2011

El problema de buscar...


El problema de buscar es simplemente que se encuentra. Uno busca un Dios, y, si le pone ciertas ganas a esa búsqueda, seguramente va a encontrar a un Dios. Eso es lo que sucede. Uno busca un "Amor", y, con cierto tesón en la búsqueda, seguramente se encontrará con un amor. Uno busca salud, paz, libertad, y es posible que todo eso se encuentre, si se es firme en la búsqueda.

Y todo eso es un problema. Buscar, psicológicamente, es un inconveniente. Cuando uno busca, lo que se encuentra es algo predeterminado en la búsqueda, algo no real creado unilateralmente por el Yo. Y, a estas alturas, ya algunos saben que el Yo no suele tener razón y lo que busca no suele ser lo que es.

Psicológicamente, no hay búsqueda sin auto-engaño. El Yo es un dios entre neblinas, siempre. Ya no pienso así (2013).

Agrego: Buscar es una trampa, dentro de esta psicológica forma de ver las cosas, porque si uno busca felicidad ─por ejemplo─, ya va presuponiendo lo que ella es (la presuposición está, como ya se dijo, en la misma búsqueda, en la misma palabra felicidad) y al presuponer no deja lugar a lo nuevo, al ahora. El Yo, que es el gran presuponedor, no adhiere a lo nuevo, sino que adhiere a su memoria, a lo viejo, a lo que ya está. Uno presupone que la felicidad es tal o cual cosa y si con eso no se encuentra, entonces, no es feliz: para que esa felicidad preconfigurada se dé, lo que este Yo busca, debe ser lo que este Yo encuentre. El Yo es el gran criterioso jugador de la mente que fija sus pautas por el mero hecho de su costumbre. Y ahí no hay ninguna verdad.

Dentro de este marco, buscar y encontrar, lo hace cualquier persona. Pre-fabricar y encontrar lo pre-fabricado, es de todos los días, es algo común. Ni buscar y ni encontrar es revolucionario, psicológicamente hablando.

En este post yo no digo que "quien busca, encuentra". Lo que digo es que, en el camino del auto-conocimiento, buscar, es otra de las tantas trampas de la mente, porque si el Yo busca, ¿quien busca al Yo?

¡Un saludo!
______
Imagen sacada de http://www.olmida.com/services.html

martes, 5 de abril de 2011

La psicología de los niños tras el terremoto en Japón

Es absolutamente indudable que un acontecimiento como el terremoto que sucedió en Japón el pasado11 de marzo ha afectado profundamente los sistemas de referencia y marcos establecidos de los niños en ese país.

Los expertos afirman que la ansiedad es el trastorno más grave al que se enfrentan estos niños al ver que la normalidad de sus vidas se ha visto profundamente modificada de un día para otro.  Así lo cuenta en este texto la Asociación Americana de Psicología (American Psychological Association, en inglés) a través de The Associated Press. "De hecho, la interrupción de la vida diaria, cuando es prolongada, puede ser más perjudicial que el propio desastre" dice el psicólogo Gaithri Fernando, quien dirigió un estudio de cómo el tsunami de 2004 en el Océano Índico afectó a los niños en Sri Lanka.

"Descubrir, de pronto, que no se tiene agua para una ducha o cama propia, o que no se puede ir a la escuela a ver a los amigos, puede ser muy molesto", comenta Fernando, profesor de la Universidad Estatal de California en Los Ángeles.

Los expertos señalan que volver a los niños a una rutina, aunque sea una inusual, es algo clave. "Un tipo de estructura básica para el día a día ayuda a prevenir el daño psicológico", comenta Burke, psicólogo australiano. "Una rutina les da la sensación de que su mundo es predecible, porque cuando tenemos esa sensación nos empezamos a relajar". Y lo que dice a continuación es algo muy cierto: "Un desastre nos hace dar cuenta que el mundo no es predecible".

Save the Childen, una agencia de ayuda internacional que ha creado espacios seguros para que los niños jueguen en las zonas del tsunami, comenta que entre las historias que más escuchan ─que van desde el mismo terremoto, el tsunami y el temor por la radiación─ lo que más se observa es el miedo a quedarse solo. Impactante.

Artículo completo en Inglés (original), traducido al español por Google.

Todo humano es invisible


Frecuentemente, a los ojos de otra, una persona es más invisible que visible. Si dos personas viven juntas, para cualquiera de ellas ─aun viéndose todos los días─ la otra persona es casi totalmente invisible (invisibilidad como sinónimo de percepción, de si no se percibe, no existe). Esto es así porque uno es para el otro sólo en los momentos en que este otro mira, y esto es porque físicamente, humanamente, todos los demás están más ausentes que presentes para los ojos de alguien más, al aplicar sólo cinco sentidos y unos cuantos pensamientos, una vez por vez. La biología humana es limitada y sólo accede a un porcentaje ínfimo de información en relación a todo lo que le acontece.

Esa persona desconocida que camina ahora mismo por la vereda de enfrente es invisible, pues es muchas veces más cosas que no he visto de ella que cosas que sí he visto. Y la veo pasar con un mundo a cuestas o con un mundo por delante. Pero no la veo, es invisible, porque todo cuanto fue esa persona en el día ha sido algo que yo no he visto, algo que no he percibido. Ignoro su humor, sus pensamientos, sus sentimientos, incluso si me llego a dar cuenta de algo de eso, con cierta precisión, no obtengo la suficiente información como para afirmar que conozco y tengo conocimiento.

¿Cómo podré acceder al hombre con tal grado de invisibilidad? ¿Cómo podré accederlo con estos pensamientos que lo miran y que dicen algo pero que no dicen nada?

El ser humano es un misterio aún por descubrirse...

_______
Imagen: http://seb098.blogspot.com.ar/2010_01_01_archive.html

domingo, 3 de abril de 2011

Uno de los mejores videos que vi: Human Planet

Una gran fotografía, mucha sensibilidad y toda la humanidad retratada en uno de los mejores videos que ví. Existe un mundo ahí afuera...