miércoles, 31 de agosto de 2011

La vida y la muerte no son diferentes (Krishna)

Krishna intenta que Arjuna tome consciencia de lo que dice y siente en el campo de batalla. (Aquí la entrada anterior)

 KRISHNA:
11. Te afliges por quienes no lo merecen, y tus palabras no son palabras de sabiduría. Un sabio no siente lástima por los que viven, ni tampoco por los que mueren. La vida y la muerte no son diferentes. 
12. Siempre hemos existido: tanto yo, como tú, como esos reyes. Y existiremos por siempre y para siempre.
_________ 
Fuente de este tramo del texto: 
EL BHAGAVAD GITA. Canto del Señor. CAPITULO 2.° MUNDO, ILUSIÓN Y MUERTE (de JULIO PARDILLA). El enlace al texto completo (PDF).

martes, 30 de agosto de 2011

Consejos para Arjuna (Bhágavad-guitá)

Krisná y Áryuna en la batalla de Kurukshetra. Representación en una pintura del Majábharata, del siglo XVIII-XIX. (Wikipedia)


KRISHNA:
2. Es indigno de un noble como tú dejarse atrapar por el desaliento en el momento de la lucha. ¿Cómo es posible? Esto no te hará ganar ni el cielo ni la tierra. 
3. ¡No desfallezcas Arjuna! Esto no es propio de un hombre como tú. Sobreponte a ese mediocre desaliento y levántate como el fuego que quema todo lo que encuentra a su paso.
Krishna hablándole a Arjuna en el Bhágavad-guitá. Arjuna está en el medio del campo de batalla viendo a todos sus conocidos y seres queridos a punto de entrar en combate, y se siente abatido porque no quiere luchar contra ellos.

ARJUNA:
4. ¿Deberé disparar mis flechas contra el hermano de mi abuelo, el grande y venerable Bhishma? ¿Deberé matar con mis flechas a mi maestro Drona, por quien siento veneración? 
5. Preferiría antes vivir de la mendicidad que alimentarme con comida real sabiendo a sangre. No puedo matar a mis maestros, aunque ahora estén turbados por la codicia; aún son mis sagrados maestros.
El Bhágavad-guitá es un texto sagrado hinduista que consta de 700 versos. En él, se puede leer la conversación que mantiene Krishna con su primo y amigo Arjuna en el campo de batalla en los momentos decisivos de la guerra de Kurukshetra. "Respondiendo a la confusión y el dilema moral de Áryuna, Krisná explica a éste sus deberes como guerrero y príncipe, haciéndolo con ejemplos y analogías de filosofías yóguicas y vedánticas" (Wikipedia).

Arjuna no quiere participar, pero, tiene como aliado a su amigo Krishna. ¿Qué pasará? 

Iré publicando a lo largo de los días ciertas partes del texto del Bhágavad-guitá que me vayan llamando la atención (algunos, por no obvias razones, irán con la etiqueta Diario personal :P). Igualmente, se puede encontrarlo en su totalidad (y de hecho, de allí extraeré todos los textos) en esta dirección (abrirá un archivo PDF):
http://www.sociedadbiosofica.org/libros/Gita/gita.pdf

¡No te pierdas los textos pues tienen gran enseñanza! Un saludo.

_________ 
Fuente de este tramo del texto: 
EL BHAGAVAD GITA. Canto del Señor. CAPITULO 2.° MUNDO, ILUSIÓN Y MUERTE (de JULIO PARDILLA). El enlace al texto (PDF) está justo más arriba.

lunes, 29 de agosto de 2011

Espectacular Time-lapse de una tormenta (Tempest Milky Way)

A continuación, un Time-lapse (secuencia acelerada de video) en donde se podrá ver el cielo, la Vía Láctea, y una tormenta invitando a percibir el mundo mismo, todo, bajo la tutela de un fotógrafo llamado Randy Halverson. ¡Espectacular!


Vía alt1040.com

Gandalf habla a Pippin sobre la muerte (video)


Pippin: ─ No creí que el final fuera así.
Gandalf: ─ ¿Final? No, este no es el final de la jornada. La muerte sólo es otro camino que todos recorren. La cortina de lluvia gris del mundo se abre y se transforma en plata y cristal. Después, lo ves.
Pippin: ─ ¿Qué, Gandalf? ¿Qué ves?
Gandalf: ─ Blancas costas y más allá... un país lejano y verde, a la luz de un amanecer.
Pippin: ─ Oye, no es tan malo.
Gandalf: ─ No… No lo es.




Pippin: ─ I didn’t think it would end this way.
Gandalf: ─ End? No, the journey doesn’t end here. Death is just another path… One that we all must take.
The grey rain-curtain of this world rolls back, and all turns to silver glass… And then you see it.
Pippin: ─ What? Gandalf?… See what?
Gandalf: ─ White shores… and beyond, a far green country under a swift sunrise.
Pippin: ─ Well, that isn’t so bad.
Gandalf: ─ No… No it isn’t.

____________
Recomiendo ver este video (desde donde transcribí el diálogo expuesto en esta entrada). Es posible que después de un tiempo no se pueda ver el video que puse aquí sino sólo a través de YouTube (por Derechos de Autor de la Warner Bros.). La versión de esta entrada es una resubida a mi cuenta en dicho sitio.
Fuente diálogo en inglés: http://inkip.com/978/el-velo-gris-de-este-mundo/

domingo, 28 de agosto de 2011

La semana en Mi Majestad

¡Hola a todos! Lo siguiente es un resumen de lo que publiqué en el blog, en la semana del 22 al 27 de agosto. 

El lunes escribí un texto en mi queridísimo (?) Diario personal llamado La pastilla del baño. Allí quise expresar cómo la mente, estancada en una forma y contenido de pensar (la mía, para ser precisos) a veces no hace algo práctico para mejorar el baño (o el barrio). Además, me aventuré a comentar brevemente sobre el posicionamiento del Yo ante eventos agradables o desagradables desprendidos de una persona en el contexto de una relación social (que luego una mente caralutaría como "buenos" y "malos", respectivamente).

El martes (y gracias a un texto compartido por @Tucumanga desde Twitter), me animé a hablar sobre la Psicología de los abordajes personales y la relación de aquél estado personal con el abordaje del tema OVNI y los sueños. Incluso en una conversación que mantuvimos los chicos de SAP (Servicios de Asesoría Psicológica, México) y yo, vía Skype, habíamos ya hablado sobre la configuración personal a la hora de abordar un tema como los sueños, por ejemplo.

El miércoles publiqué la 1ra. parte de Pared en blanco o sobre la exploración del Yo. En este primer artículo busco exponer las motivaciones internas por las que una persona cualquiera (en este caso, yo) desea conocerse a sí misma. Me pregunto también sobre si es sensato un acercamiento a uno mismo sin explorar, primero, la iniciativa misma de acercamiento, y, segundo, la configuración personal con la cual uno mismo dará ese acercamiento. ¿Es posible/sensato tratar al Yo ─que es pensamiento─ con más pensamiento? Considero que haciendo eso se llega a lugares conocidos y, por tanto, que es un movimiento dentro del statu quo personal. Ese mismo día publiqué, además, la nada misma en un pequeño ideal.

El jueves expuse la 2da. y última parte del texto Pared en blanco o sobre la exploración del Yo. Aquí me involucro más personalmente en mis preguntas y me encuentro con una respuesta que posiblemente me destape un condicionamiento: "mi Yo se cree todo lo que él se dice casi siempre, y, más aún, cuando no está consciente de sí". Afirmo que cierta sensatez posiblemente comente que la exploración del Yo debe hacerse por un camino que no sea un agregado o una suma sino todo lo contrario, una resta.

El viernes jugué con una frase del genial Krishnamurti y lo puse en forma de imagen.

Por último, el sábado, publiqué un video, también de Krishnamurti, en ¿Quieres ver a un hombre revolucionario y libre hablando de la mente?, en donde se lo ve comentando y expresando sus pareceres respecto de la mente en su manera tan peculiar.

¡También puedes leer la Semana en el blog de la semana pasada!

¡Un saludo y espero que lo disfruten!
Al Servicio de Mi Majestad

sábado, 27 de agosto de 2011

¿Quieres ver a un hombre revolucionario y libre hablar sobre la mente?

No te pierdas el siguiente video en donde Jiddu Krishnamurti habla sobre la mente y sus partes ocultas y cómo se puede acceder a eso desconocido. Obsérvese la manera en que enfatiza lo que dice, casual en quienes tienen alguna certeza y desean compartirla.

Krishnamurti, La atención y la libertad interior

viernes, 26 de agosto de 2011

Krishnamurti y la Palabra (cita)

«La palabra no es el hecho». Krishnamurti
¿Te acuerdas?

jueves, 25 de agosto de 2011

La pared en blanco o sobre la exploración del Yo (2)

Continuación de la entrada anterior acerca de La pared en blanco o sobre la exploración del Yo (1).

¿Estoy funcionando desde esta “investigación” con una condición? ¿Está condicionado todo este abordaje, todo este interés, toda mi iniciativa? ¿De qué manera la repetición continuada (que es condicionamiento) está influenciando en esta especie de espera por una satisfacción, en esta suerte de investigación?

Yo veo una gran influencia que especulo se relaciona con este supuesto condicionamiento: mi Yo se cree todo lo que él se dice casi siempre, y, más aún, cuando no está consciente de sí. Mi Yo se ve afectado por las influencia que ejerce el hecho de creerse lo que él mismo se dice. Y esto es clave. Yo sólo me cuestiono mis propios pensamientos cuando estoy consciente de que los tengo, y lo que se repite con toda frecuencia es que no me cuestiono los pensamientos que me emergen cuando no me estoy prestando atención. Y los pensamientos que he venido teniendo, a los que he adherido sin cuestionamientos, son lo que me dicen que conocerme a mí mismo me traerá cambio y satisfacción y, por eso, quiero conocerme. Y es tan extraño descubrir que repetirme esto sin la participación de mi atención haya forjado un criterio sin ningún fundamento, algo tan vivo que es nada más y nada menos que un vidrio desde donde se ve. Así, por todo lo anterior, ha surgido mi deseo de conocerme. ¡Qué loco!

Sinceramente, con todo el movimiento del pasado que uno trae al presente, se vuelve tremendamente complejo todo el asunto de la propia exploración. Realmente, uno no es del todo inocente a la hora de observarse a sí mismo: la propia observación acostumbrada viene viciada. Y ya se sabe que un ojo manchado lo verá todo con manchas... Entonces, ¿qué queda, si hasta la más mínima intención de conocerse puede estar totalmente embarrada? Bruce Lee ensayó una respuesta: Deshazte de lo que no es esencial.

La propia observación está cargada, repleta, de cuestiones que conforman el Yo, que no deja ver lo simple. Si alguien más desea conocerse a sí mismo, lo que le queda es un camino de resta, no de suma, de quitar, y no de agregar. Y si se lo piensa con detenimiento, puede que se descubra como inadecuado el enfoque que lo coloca a uno mismo como susceptible de ser un dato el cual agregar al cajón de la memoria. Un dato es algo muerto, estático, que ya no se mueve. Y un ser humano es algo tremendamente vivo, nuevo, movimiento de aquí para allá, mucho más que un mero dato que diga "me gustan las pizzas" o "los días nublados son aburridos". Vivir al Ser no tiene memoria*.

Uno no puede acercarse a sí mismo si no pule el cristal en virtud del cual hará una visión de sí. Ese cristal es un combo de imágenes, pensamientos, recuerdos, sentimientos, emociones y más pensamientos, todo lo cual conforma el Yo. Si esa visión está cargada, entonces, hay que descargarla; si ya está el camino trazado del Yo habitual, hay que desandar los pasos. El camino es uno negativo, de resta. De esta manera la mirada hacia uno mismo, el santo acercamiento, la exploración del Yo, puede subirse al vehículo de la sensatez, descubriéndose en sus propias trampas y describir la línea clara del pecho producto de dar en el blanco. Porque cuando uno se conecta con lo que «es» uno mismo, algo le sucede al pecho, la resta hace liviano el cuerpo, y el pecho humano lo siente.

Y debo hacer una salvedad: todo lo que se ha escrito aquí aparecerá a quien lo lea como el producto de un abordaje intelectual, de pensamiento con más pensamiento; y, para el ocasional lector, si no investiga por sí mismo, con esta intelectualidad escrita aquí, solamente llegará a los lugares conocidos. Uno debe tener el valor de explorarse a sí mismo. Sólo basta de una intención impecable. Las palabras son un cartel que señalan algo, pero jamas lo señalado. Y aquí, con este texto, medio intelectual, se quiere señalar algo (muy subjetivo, por cierto). Ahí está el dedo señalando.

Por último, sólo recordar, en este caso recordarme yo, lo siguiente: que si bien he logrado darme cuenta que también estoy siendo y actuando en los momentos en los que este estar siendo y este estar actuando no es consciente para mí, existe una inmensa piedra filosofal haciendo de sustento a todo el misterioso conjunto de lo que cualquier Yo es en este mundo, y la pared en blanco sigue intacta, esperando desvelarse ante el gran descubrimiento. En un camino sensato [¿de auto-descubrimiento personal?] uno debe encontrarse consigo mismo de manera que sea amigo de sí. Sólo en esta actitud de amistad con uno mismo se puede tener la paciencia para el abordaje y la exploración, benditos pastos verdes y no más paredes blancas.
¡Un saludo!

* Tema de otro post.

miércoles, 24 de agosto de 2011

La mente vacía

"Sin ningún pensamiento".

Pared en blanco o sobre la exploración del Yo

«Sólo puedes descubrir lo que es el amor conociendo lo que no es. No conocer intelectualmente, sino vivir dejando a un lado lo que no es: celos, ambición y avaricia, toda la división que hay en la vida, yo y tú, nosotros y ellos, negro y blanco...». (Krishnamurti en Stuart Holroyd. Krishnamurti, el hombre, el misterio y el mensaje)
Uno quiere conocerse, investigarse, descubrirse (“explorarse” es la expresión más neutra que encuentro), y a primera vista eso parece que está bien. Recuerdo a Sócrates su "Conócete a tí mismo”, y me digo que estoy muy bien situado, en sintonía. Más cerca en el tiempo, me remonto a Krishnamurti con “si uno no se conoce a sí mismo, no puede ir más allá de las ilusiones proyectadas por la propia mente” (1), y me digo que estoy muy pero muy bien. Veo en buen camino todo mi propósito, mi visión, mi objetivo, y digo que es absolutamente correcto el planteamiento y el abordaje.

Pero no. Lo lamento si alguien quiere conocerse a sí mismo también, eso no existe.

A efectos de lo que quiero decir, el Yo es una burbuja en donde yace todo lo que uno es, tanto dentro de la esfera de la atención como dentro del inconsciente. El Yo es básicamente una pompa intacta que tiene movimiento en su interior. Ahí adentro, todo se mueve: una creencia (la inclinación del ánimo para decir que una cosa es de determinada manera y no de otra); un deseo (el movimiento de la voluntad que quiere obtener algo); un pensamiento cualquiera (algo que aparece en un momento en donde antes no había aparentemente nada; la producción de la memoria tras la cualidad de registro del cerebro humano), etcétera. El Yo tiene un movimiento en su interior pero que no es tal, sino que tiembla sobre una estructura intacta, rígida, que no se mueve en lo absoluto. Así, su movimiento es de surgimiento y aparición por sobre una órbita ya establecida que en definitiva no se mueve.

martes, 23 de agosto de 2011

Psicología: abordajes personales, OVNIs y sueños

El amigo @Tucumanga (desde Twitter) me compartió un enlace sobre Sincronicidad y Fenómeno OVNI (enlace a Taringa! Comunidades), lo cual me sirvió para tweetear lo que a continuación transcribo (agrego en esta entrada otras opiniones también), respecto de los abordajes psicológicos personales en relación a cualquiera investigación, el fenómeno de Abducción y la temática de los sueños.

Desde el punto de vista psicológico, no me permito especular, salvo que lo haga en forma voluntaria y casi como un juego. Considero que especular es un asunto matemático: sumar, restar, deliberar, medir, posicionar: la intelectualidad al servicio de la teoría. Uno anhela ver lo que «es» sea lo que ello fuere o signifique y pienso que especulando psicológicamente no es posible.

Tengo apertura a las ideas de Sincronicidad y el tema OVNI. Y también sé de las trampas de la mente que acomoda todo para creer. En relación al fenómeno OVNI (Objeto Volador No Identificado) creo que ya lo conocemos o algo escuchamos al respecto así que no incluiré ninguna referencia. En cuanto a la Sincronicidad (se toma el concepto, en el texto compartido, según Carl Gustav Jung) el genial Jung comenta que es: "la coincidencia de dos o más acontecimientos, no relacionados entre sí causalmente, cuyo contenido significativo es idéntico o semejante..." (Principio de Sincronicidad, Biblioteca Pléyades).

Teniendo en cuenta que la mente se presenta a veces con cierta complejidad, yo intento que cualquier abordaje (sobre mí mismo, o los OVNIs, o sobre lo que sea), primero se encare psicológicamente. Esto debe ser así porque si yo con un vacío personal me escapo hacia alguna investigación o abordaje es posible que lo traslade al abordaje mismo. Y lo que yo "descubra" será sólo la proyección de lo que me hace falta y no lo que «es». Tanto los OVNIs como eso llamado sincronicidad pueden existir, pero con mi cierta sensatez no puedo aventurarme a decir nada más respecto de ello fuera de una especulación cualquiera. Intento hablar de mis descubrimientos personales y no producir mera repetición del conocimiento ajeno. Aquí los temas OVNI y Sincronicidad son usados para hablar de otra cuestión sumamente relacionada.

lunes, 22 de agosto de 2011

La pastilla del baño




El muchacho con cierta frecuencia se ponía a pensar en cómo mejorar el baño. Ninguna idea se le ocurría. Pensaba en el mármol, en el azulejo, en pintar las paredes, en construirlo todo de nuevo. Pero no, el muchacho sabía que nada de eso él lo podía hacer. E, igualmente, quería mejorar el baño.
Hasta que vino un inquilino nuevo y puso una pastilla en el baño (desodorante). E hizo una mejora. Simple, ni más ni menos.

domingo, 21 de agosto de 2011

La semana en el blog

El lunes publiqué unos comentarios que hicimos una amiga y yo en una entrada (de hace tiempo ya) titulada "No hay libertad si existe una elección" (aquí el enlace). A esos comentarios los puse en el post Debate caliente en Mi Majestad. Allí explorábamos cómo la mente opera a la hora de vivenciar algo.

El martes reflexioné respecto de esa configuración biológica humana tan particular que nos hace aparentemente sentir en soledad los estímulos del ambiente y de nuestro interior. Fue una entrada sencilla en La soledad biológica es una realidad.

El miércoles 17 de agosto se cumplieron 161 años del fallecimiento de José de San Martín, el padre patrio de la Argentina. Publiqué el texto que él redactó para su hija titulado Máximas para Merceditas. Léanlo, es un texto sublime y por demás simple.

El jueves me animé a hacer unas sugerencias en la entrada ¿Triste por un amor no correspondido? 5 puntos para ayudarte en el día a día. Allí trato el tema del desamor alentando a cierto dominio de sí mediante el control mental y otras yerbas. Además, ese mismo día en la entrada Lo lamento, pero todo, absolutamente todo, comienza con la mente en blanco comenté cómo hice para estar más tranquilo a través de simplemente poner la mente en blanco.

El viernes ensayé un texto que intenta expresar cierta consciencia sobre el presente en el post Existe un momento. Ojalá les guste o les haya gustado.

Por último, el sábado publiqué un texto, citando a Krishnamurti, sobre el placer y el dolor. Allí Krishnamurti pregunta brevemente por qué una persona descarta el dolor y busca el placer, y nos invita a la reflexión con algunas sugerencias.

¡Un saludo afectuoso!
Al Servicio de Mi Majestad

sábado, 20 de agosto de 2011

Krishnamurti, sobre el placer y el dolor

¿Por qué busca uno el placer y descarta el dolor? (...) ¿Por qué nos adherimos al placer y escapamos del dolor? ¿Por qué no vivir simplemente con ambos? En el momento que usted quiere eludir el dolor, el sufrimiento, comienza a inventar escapes, cita al Buddha, al Gita, va al cine o inventa creencias. El problema no se resuelve ni por el dolor ni por el placer. De modo que no se aferre al placer ni escape al dolor. ¿Qué sucede cuando se aferra al placer? Usted queda atado, ¿no es así? Y si algo ocurre con la persona a la que está apegado, o con su propiedad, o con su opinión, usted está perdido. Entonces, dice que debe haber desapego. No esté apegado ni desapegado; sólo mire los hechos, y cuando usted comprende los hechos, entonces no hay placer ni dolor; simplemente existe el hecho.
(Krishnamurti y la Educación)

viernes, 19 de agosto de 2011

Existe un momento

Existe un momento, este momento, que lector y escritor estamos teniendo ahora. No sabemos qué significa este momento, pero sabemos que existe. El ahora mismo existe y es en este mismo instante.

No podemos decir mucho más puesto que no sabemos casi nada. Es indudable que este momento es de alguna manera algo único. Estamos leyendo libros que escribieron personas en otros momentos que no son estos. Ellos ya no participan de este mismo instante, pero, nosotros sí. Es raro, lo sabemos. Es raro que ahora mismo estemos en este momento, que existamos aquí y ahora.

Podemos humildemente suponer que existirán momentos como estos en algún futuro, que seres humanos como nosotros tendrán su momento único también. No obstante ello, ese instante presente de algún futuro posible todavía no existe. Nosotros estamos existiendo ahora. Este es nuestro tiempo. En el país del ahora hemos clavado bandera. La barca va nadando en las olas de los instantes y nosotros somos los navegantes llegando a los puertos del mundo. El tiempo es ahora mismo en donde nada puede escribirse. Sólo sabemos que podemos percibir un ahora. Y poco sabemos.

Existe un momento, este momento, ahora mismo. Sea por lo que fuere, signifique lo que signifique, en estos momentos nos toca a nosotros. Y nos parece raro, puesto que sabemos poco y que por poco decimos casi nada. Pero, sabemos que, en las aguas del ahora, lector y escritor vamos navegando juntos. Todo punto del pasado y de futuro es este mismo instante, y sea el instante presente de quien fuere, es único en su tipo.

Existe un momento, este momento, ahora mismo, y miles de millones de personas en este mundo lo compartimos.

jueves, 18 de agosto de 2011

Lo lamento, pero todo, absolutamente todo, comienza con la mente en blanco

Lamento hablar como alguien que sabe. Siento parecer subido a algún lugar diciendo que tal cuestión es así o asá. Yo tengo una larga lista de debilidades, de imperfecciones y defectos, que no me hace mejor persona que nadie. Yo no sé nada de nada y no considero en lo más mínimo de mí mismo que sepa algo. Más o menos (y desde hace poco) me conozco a mí mismo, y eso es algo tan básico y elemental...Soy un desconocedor, filosóficamente un punto en el medio de un Universo, bien parecido a una nada. Lo más que puedo hacer es señalar, y eso es levantar un dedo y decir hacia allá. Esto que voy a decir igualmente es subjetivo y comenta el modo en que yo encaré mis asuntos psicológicos.

Quiero decirte a vos que sufres psicológicamente, que te sientes dolido, que tienes dolor psicológico, y que tal vez tienes todos los pesares en el cuerpo por ello, que tienes los dolores de la vida, subjetivos u objetivos, quiero decirte algo: todo, cualquier transformación, cualquier asomo, cualquier viento favorable, absolutamente todo el bienestar presente, comienza con cierto control mental, cierto dominio de sí, con la capacidad y posibilidad de poner la mente en blanco. Quiero decirte que sumes como una opción la posibilidad de dejar por algunos momentos la mente en blanco, sólo para probar, nada más. Hacé todos los trucos que puedas hacer, investigá todas las técnicas que puedas investigar, y lográ tener por unos momentos la mente totalmente en blanco. Vas a descubrir algo muy interesante, pequeño, casi imperceptible. Nada del otro mundo, la verdad. Algo que ha estado aquí en todo momento. Algo sencillo, fácil, accesible, alcanzable. Por favor, experimentá de cualquier modo que lo logres, lo que viene a continuación de tener por un rato la mente en blanco, dándote la oportunidad de controlar tu mente. Yo sé que el control no es del todo adecuado, que la comprensión es increíblemente más sutil, radical y transformadora, pero ahora te lo puedes plantear como un desafío, como un juego, como un experimento de sólo intentar poner la mente en blanco por un momento y de percibir qué sucede.

Si te duele el mundo, el mundo puede ser detenido por un momento, dejá la mente en blanco sólo para experimentar qué pasa al ser detenido el mundo. Eso es posible, tan posible como respirar o beber un vaso de agua. Dejá todo, absoluta, total y completamente, todo de lado. Todas las ganas de estar mejor, de sentirse mejor, todos los deseos de siempre, el frío o calor que te pudiera hacer en este momento, la sensación acostumbrada tras cualquier canción que pudieras ahora estar escuchando, los pensamientos, los sentimientos, los enfoques teóricos, las justificaciones, las ideas, las creencias, todo el movimiento de tu voluntad. Dejalo todo de lado, dejalo por unos momentos todo quieto. Y fijate qué suecede. No es magia, no es místico, no es religioso y no es ninguna tontería. En este mismo instante, no mañana ni pasado, no dentro de un minuto, no la semana que viene, en este mismísimo instante puedes decidir poner tu mente en blanco por unos momentos, y experimentar o vivenciar ello. Creo que es lo más que puedo señalar. No es mi sabiduría, ni mi conocimiento, ni mi información, ni mi verdad. Es algo que está en el mundo para ser usado, como una cuchara o una guitarra.

Vos que estás sufriendo, hacé todo lo posible para lograr por un momento poner tu mente en blanco. Un segundo, después dos segundos, después tres segundos, luego cuatro segundos. Y de nuevo, un segundo sin pensar en nada, dos segundos sin pensar en nada, tres segundos sin pensar en nada, cuatro segundos. Y de nuevo, y de nuevo, y otra vez, y otra vez. Utilizá todos los trucos, todos los métodos, todas las técnicas, todas las trampas, pero lográ por unos momentos tener la mente en blanco.

El ladrillo, el grano de arena, es ahora, ya mismo; en este instante se puede dejar de sufrir, aunque sea por unos momentos. Y después vendrán otros momentos, y luego se descubrirá una especie de llave, de clave, de dominio, de activa pasividad, algo con lo cual hacer algo, una especie de mínima libertad, de mínima comprensión, un pequeño destello. Y ahí comenzará todo, absolutamente todo.

No me tienes por qué creer. ¡Es más, quiero que no me creas! ¡Descreéme totalmente! Tomame como un embaucador al que quieres desenmascarar para saber si lo que se te dice tiene sentido, es cierto y sensato. Las creencias son fáciles de tener, es lo más común del mundo, no hay logro en adoptar una creencia, por más grande o sublime que sea. Tienes que decidir ya mismo esta posibilidad, la posibilidad de la mente en blanco. Si tienes dolor psicológico, es un buen momento, es una buena señal, así tiene que ser, con eso puedes comenzar. Se empieza con lo que se tiene, con lo que se puede, así sea de la nada misma.

Si sufres psicológicamente, es posible que el estado actual de tu mente te haya llevado a ello. Sólo por curiosidad, por tu curiosidad propia, dejá, poniendo la mente en blanco, tu estado actual psíquico. Si es que tu mente te ha llevado al dolor o desazón psicológicos, tiene que tener una no-mente para salir de ello. "La mente que ha creado el problema difícilmente creará la solución".

Probá lo que te digo, así como amigos, casualmente, livianamente, sin presión ni exigencias, y después contame qué vivenciaste. Aquí te hablo de igual a igual, yo no sé más que vos sobre la vida. Yo soy alguien que está intentando, al igual que vos. Probá poner la mente en blanco por unos momentos y luego me cuentas, nos cuentas, ¡a todo el mundo, al mundo entero!

¡Un abrazo y suerte!


¿Triste por un amor no correspondido? 5 puntos para ayudarte en el día a día


Creo que una de las cosas más gratas de esta vida es cuando a uno le corresponden en el amor. Uno va con todo los ojos rosados a declararle amor a su amada, vulnerado por todo ese sentimiento, indefenso total, y ella dice "sí", y el mundo se detiene para pintar de rosa todos los colores. Pero, cuando no se es correspondido, ya sea antes de un noviazgo o en el medio de uno, la cuestión no es grata, y esos primeros días posteriores pueden ser un gran inconveniente. ¿Estás triste por un amor no correspondido y quieres trascender esta situación? Aquí te doy 5 tips que yo utilicé en su momento y que tal vez puedan ayudarte.

miércoles, 17 de agosto de 2011

A 161 años del fallecimiento del libertador José de San Martín

Retrato de San Martín , Guillermo Roux, 2000

Hoy, 17 de agosto, se cumplen 161 años del fallecimiento del padre de la patria argentina, don José de San Martín, persona a quien yo admiro mucho. Fue un idealista, un revolucionario y un luchador por ese concepto tan raro llamado Libertad. Sus campañas militares fueron de suma importancia para la independencia no sólo de Argentina sino también de las hermanas repúblicas de Chile y Perú. Junto a Simón Bolivar, fue uno de los más importantes patriotas de Latinoamérica.

Un señor de gran sensibilidad cuyas cualidades innatas y adquiridas las utilizó para el bien común. «Hay muchas personas que se esfuerzan por alcanzar nobles ideales. La vida está llena de heroísmo», dice el hermosísimo texto Desiderata. Y San Martín plasmó muchos heroicos valores en toda su vida.

Pensando en su hija Mercedes, dejó escrito sus Máximas para Merceditas, el cual es un texto con consejos para el espíritu y la vida de su hija:
  • Humanizar el carácter y hacerlo sensible aun con los insectos que nos perjudican. Stern ha dicho a una mosca abriéndole la ventana para que saliese: “Anda, pobre animal, el mundo es demasiado grande para nosotros dos”.
  • Inspirarle amor a la verdad y odio a la mentira.
  • Inspirarle una gran confianza y amistad, pero unida al respeto.
  • Estimular en Mercedes la caridad con los pobres.
  • Respeto sobre la propiedad ajena.
  • Acostumbrarla a guardar un secreto.
  • Inspirarle sentimientos de indulgencia hacia todas las religiones.
  • Dulzura con los criados, pobres y viejos.
  • Que hable poco y lo preciso.
  • Acostumbrarla a estar formal en la mesa.
  • Amor al aseo y desprecio al lujo.
  • Inspirarle amor por la Patria y por la Libertad.
¡No se pierdan de leer sobre la vida de este señor, que no es argentino, es del mundo entero!

__________
Imagen Retrato de San Martín , Guillermo Roux, 2000

martes, 16 de agosto de 2011

La soledad biológica es una realidad


La mayoría del tiempo una persona la pasa a solas consigo misma; no hay nadie alrededor. Y esto no es una teoría, es un hecho. ¿O no lo es?, ¿qué piensas? 

¿Es un hecho que las terminaciones nerviosas del cuerpo humano estén hechas, tal como están ahora, para que solamente una persona sienta los estímulos del ambiente?

Cuando la brisa pega en el rostro quien siente ese estímulo es sólo una sola persona, incluso si hay dos personas enfrentadas a la misma brisa. ¿Esto es un hecho o una teoría? 

Por allí se dice que nacemos, crecemos, vivimos y morimos solos. Si aquello fuera así, yo supongo que no tiene por qué ser algo negativo. Un humano está solo para sentir pero puede comunicarlo al mundo y forjar comunidad. Pero, ¿qué piensas al advertir que en el vasto Universo una persona está sola para sentir?

La biología humana, tal como se me presenta ahora, está hecha para que una sola persona sienta en solitario los estímulos del ambiente o de sí misma. Si está alegre, ella misma tiene el recorrido de su química para su alegría; si está triste, ella misma tiene recorrido para sentir en soledad su propia tristeza.


¿Una persona está sola sintiendo los avatares de un día a día? Aparentemente, biológicamente, La soledad biológica es una realidad. ¿O no lo es...?

_________
Imagen Loneliness (Soledad) por FasterDix (Flickr)

lunes, 15 de agosto de 2011

Debate caliente en Mi Majestad

Conversación que tuve con mi buena amiga Roal (@roalve en Twitter), hace tiempo, a raíz de la entrada:
No hay Libertad si existe una elección (La conversación completa está en los comentarios de dicha entrada del blog). Lo que está en azul es la intervención de Roal, debajo de ello, mis intervenciones.


 "...si existiera la posibilidad de ver todos los amaneceres sin que haya la actividad de la memoria, sin que se forme una nueva referencia, sin que se diga feo o bello, es posible que asomara una nueva forma de estar en el mundo...".

Suena interesante, pero he ahí el detalle, ¿cómo logramos esto?, ¿realmente es posible no referenciar las cosas luego de percibirlas?, ¿es esto humano?

Una pregunta que te hago yo es ¿para qué quisieras vos 'ver todos los amaneceres sin que haya la actividad de la memoria'? Según mi recontra humilde opinión, una de dos cosas suceden en personas que leen este tipo de literatura:
- O dicen que no es posible y, desde ahí, surge la pregunta de cómo se podría hacer tal cosa;
- O dicen que es difícil, con lo que ciertamente observan una posibilidad, pero se que sitúan con que es difícil y hasta ahí se quedan.

Otra pregunta más que te hago es si eso que vos citaste ─de lo que yo escribí─ tiene sentido para vos o no tiene sentido. Si tiene sentido, entonces, puede que sea la primera cosa que puse más arriba (no es posible y la pregunta de cómo).

Si vos me considerás un conocedor o desconocedor de algo, eso, justamente, es una pauta o una regla con la que vos mides un pensamiento fijo que tenés: por ejemplo, una persona para vos es conocedora de algo cuando sabe hasta este y este otro punto y, es desconocedora, cuando no sabe hasta este otro cierto punto. Ese vidrio que uno se pone no permite ver lo que en ese vidrio no aparece, por eso, una pauta -o el vidrio- otorga limitación. Uno con una regla es siempre limitado.
Yo no me considero conocedor de estas cosas que comento en el texto de esta entrada. Pero si yo me atreviese a decirte cómo puedes hacer tal o cual cosa, sería sólo eso, un atrevimiento (y me voy a atrever :P). ¿Cómo lo hago yo? Soy un espejo sin opinión. Nada más. Me percaté de la pequeña vocecita de la mente y sólo la callo algunas veces; las cosas se reflejan en mí pero yo no las pienso. Por ejemplo, ¿qué sucede con tu mente cuando vas por la calle caminando y ves un cartel publicitario cualquiera? Supongamos que esta publicidad diga 'Cafetería Albert Einstein'. Apenas tus ojos se posan en la C de Cafetería es posible que vos ya la empieces a pronunciar y después, como por un rayo, rapidísimo, ya leíste con tu mente Cafetería, Albert, y Einstein. Todo eso sin darte cuenta, sin ninguna intención de querer provocar lectura.

domingo, 14 de agosto de 2011

La Psicología de la perdición

El caos y la perdición tienen mucho de descondicionamiento psicológico. Así, el estado antes de encontrarse es haber estado perdido. El encuentro sensato con uno mismo es una forma de perdición; el Yo ya nunca más tiene razón, y todo el mundo emerge tras algún silencio.

Cuando el mundo aparece para una persona, ella ya no puede moverse fielmente desde un centro. Ahora se pierde tras las ramas de un árbol... Por eso, una persona libre se encuentra sólo para volverse a perder.

Todo acercamiento sensato hacia uno mismo es desconstrucción. Desarmarse hasta el punto de llegar a lo que ya estaba hecho con anterioridad es otra forma de perdición. Sin embargo, entablar un camino sólo para lograr un fin es statu quo, y, por lo tanto, una trampa. Desear perderse es condicionamiento.

En medio de toda esta perdición personal es claro que aparece el mundo. Cuando esto sucede, las palabras son más que nunca una herramienta, y ya se habrá desarrollado el hecho de ver que nunca fueron soporte para los descubrimientos.

El Yo se empieza a perder cuando descubre que palabra y pensamiento son sinónimos, y sigue igual camino, cuando se da cuenta que por sobre aquello es dueño. El Yo es dueño de no padecerse a sí mismo y, luego de controlarlo todo, todo lo deja ir, porque acercamiento sensato es perdición como el viento y la hoja caída de la rama.

El azar es una situación sin Dios, no porque no se crea o no se quiera a un dios, sino, porque en el lugar en donde pudiera haber un dios, si hay libertad, el dios observa gustoso, silencioso. El azar es un amigo de la mente aunque la mente, toda construida, no le entienda. El Inconsciente, el gran trasfondo de uno mismo, va dejando en cada impresión un significado, nutriendo la estructura de la que la mente tanto es afín. Pero, cuando la cosa sin significado toca lo que lo ha venido teniendo, se quiebra el marco, el trasfondo pasa hacia adelante, y el azar viene en la forma de una bendición.

Así, el azar es una bendición, y, la perdición, una esperanza. He aquí el esbozo de una Psicología de la perdición.

sábado, 13 de agosto de 2011

A la mujer del misterio: La Invitación

Este texto me lo envío una vez mi padre querido. Este señor, polvo cósmico, luz resguardada en los confines, me ha señalado algo, y yo pude dar con la Luna. 
El siguiente texto, para la mujer, esa mujer, en alguna parte de este Planeta...



La Invitación

No me interesa lo que haces para ganarte la vida.
Quiero saber lo que ansías, y si te atreves a soñar en satisfacer el deseo de tu corazón.

No me interesa tu edad.
Quiero saber si te arriesgarías a parecer como un tonto
por amor, por tus sueños, por la aventura de estar vivo.

No me interesa cuáles planetas están en armonía con tu luna.
Quiero saber si has tocado el centro de tu pesadumbre,
si las traiciones de la vida te han abierto,
o si te has marchitado y cerrado por el miedo al dolor futuro.

viernes, 12 de agosto de 2011

Todos los valores en el texto Desiderata

Camina plácido entre el ruido y la prisa y recuerda qué paz se puede encontrar en el silencio. En cuanto sea posible y sin rendirte, mantén buenas relaciones con todas las personas. Enuncia tu verdad de una manera serena y clara y escucha a los demás, incluso al torpe e ignorante, también ellos tienen su propia historia. Esquiva a las personas ruidosas y agresivas, ya que son un fastidio para el espíritu. Si te comparas con los demás, te volverás vano y amargado, pues siempre habrá personas más grandes y más pequeñas que tú. 

jueves, 11 de agosto de 2011

La memoria de Krishnamurti

«No es señal de buena salud estar bien adaptado a una sociedad profundamente enferma». Krishnamurti
En ese estado de samadhi, K parecía llegar a la culminación de todos esos años de agonía física, en la consecución de un éxtasis que nunca lo ha abandonado. Parece haber sido por esta época, cuando había alcanzado un nuevo estado de conciencia, que perdió casi por completo la memoria del pasado. Esto era consecuente con su enseñanza de que la memoria, excepto para propósitos prácticos, era un peso muerto que no debía ser trasladado de un día para otro; morir para cada día era un constante renacer.
Krishnamurti, de Mary Lutyens.
_______
Imagen: Brett Jordan 
Traducción: Tampiqueña

miércoles, 10 de agosto de 2011

No existir es algo serio

Ninguna persona con los pies sobre la Tierra debe plantearse la muerte de un modo definitivo (y no debe tampoco agregar, en el medio, alguna creencia que atenúe el impacto de la muerte). La muerte y el no existir no son lo mismo. Morir es una cosa, y no existir, es otra.

La inexistencia es prácticamente imposible. Si uno observa a la Naturaleza se dará cuenta que, al comienzo y al final de cuentas, siempre hay algo que «es» y sigue siendo, y que hay que ser un Dios para no ser.

Mi posición frente a la vida es no tener ninguna posición frente a la muerte. Y el ver lo que sucede en mi propio ambiente, con estas herramientas dadas en la percepción y en el pensamiento, no es tomar partido, es ver que la muerte es y que la inexistencia, simplemente, no es. Pudiera parecer místico, pero es algo muy sencillo y básico: una persona muerta, ya no es una persona y ni siquiera está muerta; una persona muerta es algo que entra por los poros de la Tierra, de las plantas, de la Naturaleza, del espacio circundante y de algún eventual observador humano o animal. Si el humano está hecho con la química de las cosas en el Universo, el humano sin vida es Universo en el ambiente. Un humano muerto no es inexistencia, y ya no es humano y ni siquiera está muerto.

Plantear la inexistencia es o de alguien extremadamente sabio que sabe, o de alguien moderadamente ignorante que cree saber. Y toda persona que parece ser sabia y que sabe no dice nada terminantemente, menos acerca de la muerte.

Creo que sentir tristeza por una ausencia o por la muerte de alguien es un lujo. Yo soy humano y siento la tristeza por el que no está, y es un lujo. Un lujo que alguien que no sabe se da. Si yo supiera fervientemente que la inexistencia es algo imposible, no habría tristeza ni vacío incómodo. La muerte y mi pecho danzarían tranquilos en un mar en calma.

Toda persona con los pies sobre la Tierra, es decir, con una mirada global ─que primero fue hacia adentro, y que ahora es hacia afuera─ sabe que la muerte es, y que la inexistencia, simplemente, no es. Porque no existir es algo serio, y esa seriedad todavía no existe.

sábado, 6 de agosto de 2011

A la vuelta de la esquina

No estoy en el camino, pero ya voy llegando. En estos momentos lo avizoro claramente. Voy viéndolo, ahí está, siendo camino para caminar. Ahí está.

No es nada extraordinario sino todo lo contrario, algo ordinario, simple, algo que puede hacer cualquiera, sinceramente, nada del otro mundo. Al camino ahí lo veo, con huellas que estoy a punto de poner. Tiene árboles y no tiene, tiene tierra y no tiene, y lo veo. Mi Yo puede empezar un trayecto de aniquilación, de terminación o de concluir una historia para empezar justamente otra. Inmediatamente, sin demoras, otra historia.

Claro, tengo miedo, me quiero preservar, todo mi ser quiere seguir estando tal cual está ahora. Pero ahí está, ahí veo el camino, lo percibo en mi pecho, en la línea clara de mi pecho tranquilo.

Tengo tantos miedos, tantos defectos, tantas imperfecciones y, sin embargo, el camino me aguarda, el sendero me espera. Es algo tan raro que un imperfecto como yo avizore la paz, la tranquilidad. ¡Hace dos años era algo imposible!

Todavía no tengo nada de eso, pero ahí está, es una línea para ser usada, para traspasarla, para ponerla como una red en toda mi piel. Tan imperfecto...tan pecador, tan repleto de defectos y el camino invitándome, es extraño que yo lo merezca. ¡Yo, nada menos que yo, este Yo hecho trizas, explotado, sucumbido, destrozado, perdido! Pero ahí está, yo lo veo. La línea de mi pecho lo dice.

Voy llegando. Estoy a la vuelta de la esquina. Esperame.

viernes, 5 de agosto de 2011

¿Cómo respondes al ambiente?

Quizás la tristeza prepare el camino a quien la soporte, a ese humano inteligente que ante el desafío del ambiente, se responda el ser sensible. No hay nada más grande que el aprender la Libertad, no hay nada más grande que el enseñar la Libertad. Alguien camina por la calle bien solo, pero no es uno, es miles.-

¿Se irá con las estrellas?

El lugar en donde vivo ahora es lo que se conoce como una Pensión. Generalmente es un lugar en donde lo estudiantes alquilan una habitación y comparten el resto de los sitios de la casa. La habitación que ocupo en esta pensión se sitúa al fondo de la casa así que para llegar a ella debo recorrer todo el lugar, ya sea por dentro o por un pasillo sin techo al costado del sector centro de la casa. Esta casa tiene dos salas en donde se cocina la comida (en Argentina le decimos "cocina" tanto a esa sala como al aparato con que se cuecen los alimentos): una, situada al fondo inmediatamente después de mi habitación, y, la otra, situada en el medio de toda la construcción.

jueves, 4 de agosto de 2011

África, un infierno creado por el ho(a)mbre

Mapa que ilustra el Cuerno de África (Wikipedia)
Es aquí y ahora. Sí, hablo del Infierno católico o el de Dante. Y no hablo de mala suerte o castigo divino. Hablo de una minuciosa red de decisiones que en África se ha venido sucediendo para provocar que hoy, según la Agencia de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, en inglés), haya más de 12 millones de personas ─entre ellos aprox. 2,3 millones de niños─ con riesgo de morir de hambre o malnutrición. Morir de hambre, ¿se entiende?

Uno tiene sed, abre la heladera, saca el agua. La toma. Uno tiene hambre, digamos, a las 2 de la mañana, y lo mismo: abre la heladera y saca un poco de queso. Se hace un sándwich. No todos conocen lo que hace el hambre en el estómago, en el cerebro, en el cuerpo entero, y en la psiquis humana. Vamos caminando de aquí para allá, haciendo esto y aquello, sin casi ruidos en la panza. Y cuando sucede es tal vez una indigestión.

Un Detalle, de Alfonso Cortés (poema)

¡Gracias a @evaguilar_river que me presentó este poema!



Un trozo de azul tiene
mayor intensidad que todo el cielo;
yo siento que allí vive, a flor
del éxtasis feliz, mi anhelo.

Un viento de espíritus pasa
muy lejos, desde mi ventana,
dando un aire en que despedaza
su carne una angélica diana.

Y en la alegría de los gestos,
ebrios de azur, que se derraman…
siento bullir locos pretextos,
que, estando aquí, ¡de allá me llaman!

________
Imagen
http://miestrellaazul-lorena.blogspot.com/2011/02/mi-universo-en-azul.html
http://www.poemasde.net/un-detalle-alfonso-cortes/

miércoles, 3 de agosto de 2011

Los ojos viendo al hombre

Me he dado cuenta de algo almacenado en mi memoria y lo recordé como para escribirlo ahora (todo lo que diré ha sido tan completamente sutil que me ha sido prácticamente invisible hasta hoy):

En ocasiones he mirado a las personas de una forma distinta a las formas con las que suelo mirarla. Y esto no ha pasado muchas veces, a lo sumo habrá pasado en diez ocasiones en toda mi vida (no siguió sucediendo simplemente porque no era algo qué repetir para mí). Es que nunca fue un acontencimiento que yo haga sobresalir como para comentarlo a alguien, ni nada que hiciera mella en algún lugar de mi como para que en algún momento le prestase algo de atención especial.

Si duermes con interrupciones después no te vas a acordar (estudio)

Investigadores de la Universidad de Stanford (Estados Unidos) publicaron, en la revista Proceedings of the National Academy of Science (Procedimientos de la Academia Nacional de Ciencia, en español), un estudio en el que afirman que un sueño con interrupciones, aunque mínimas, puede influir negativamente en la capacidad de formar recuerdos y en la consolidación de los datos alojados en la memoria.

Dice el artículo: "La consolidación de la memoria ha sido propuesta como una función del sueño. Sin embargo, el sueño es un fenómeno complejo que se caracteriza por particularidades como la duración, la intensidad y la continuidad. La continuidad del sueño se ve alterada por diferentes enfermedades neurológicas y psiquiátricas, muchas de las cuales van a la par de déficit de la memoria. Este hallazgo ha planteado la cuestión de si la continuidad del sueño es importante para la consolidación de la memoria".

El texto completo de la noticia en TucumánVisión

________
Crédito imagen SMercury98

Probando logo: uno, dos, tres, cuatro 0.0

Estoy probando, nada más. Este que está puesto más o menos me agrada, pero no será el definitivo. Lo dejaré un día, o un par de días, para ver si me gusta.
¿Alguna idea? =9

Agrego miércoles a la tardecita: Hoy no me gusta, por lo menos la parte de la izquierda, no está bien colocada y es medio colorinche =D .

Agrego 2: Pongo ahora otro loguito. Si lo quieren ver, aquí está el anterior. Sigo probando.

Agrego jueves a la tarde: Saco el logo. Sigo probando.

Agrego3 (21 de agosto, 07:26 am): Logo nuevo, con el ojito que hice hace un tiempo (me gusta +).

martes, 2 de agosto de 2011

Extracto de "Religión, cooperación y libertad", de charlas de Krishnamurti (2)

Por favor escuchad lo que dice el que habla. Puede que no vayáis hasta el fin mismo de la jornada, pero escuchad. Escuchad sin condenar, sin justificar, sin comparar, sin poner en operación todas las memorias. Simplemente escuchad, libremente, de manera feliz. Porque, si sabéis cómo escuchar, entonces sabréis cuándo la mente está vacía. No hay nada que podáis hacer para producir ese vacío. Toda acción de parte vuestra es la acción del pasado, del pensamiento, del tiempo, y el tiempo no va a traeros esa libertad. Pero escuchad, de hecho gozad escuchando el sonido de un pájaro, el sonido sólo, cada sonido separado, distinto, vital, claro; escuchad ese cuervo; escuchad al que habla, completamente, cada palabra, cada afirmación, sin interpretar, sin traducir. Tan sólo escuchad. Y partiendo de ese escuchar tendréis la energía; partiendo de ese escuchar actuaréis de manera completa, totalmente.
Extracto de "Religión, cooperación y libertad", de charlas de Jiddu Krishnamurti (Pág. 5)

lunes, 1 de agosto de 2011

Extracto de "Religión, cooperación y libertad", de charlas de Krishnamurti



Escuchad por favor esto. Buscamos ayuda porque nos encontramos en un estado de desdicha, confusión, conflicto y queremos ser ayudados. Queremos que alguien nos diga qué hacer. Queremos alguna guía; queremos que alguien nos dé la mano en esta obscuridad, que nos lleve a la luz. Estamos tan confusos, que no sabemos a dónde volvernos. La educación, la religión, los líderes, los santos, todo ello ha fallado completamente, y no obstante, porque vivimos en el dolor, porque hay conflicto y confusión, dirigimos la mirada a alguno que nos ayude. Probablemente por eso es que los más de vosotros estáis aquí esperando de algún modo captar un destello de la realidad; con la esperanza de ser conducidos de algún modo a esa belleza de la vida.


Ahora bien, si tenéis la bondad de escuchar con vuestro oído interno, con claridad, veréis que no hay ayuda. El que habla no puede ayudaros; rehusa ayudaros. Por favor entended esto. Id lentamente. Él rehusa totalmente, completamente, ayudaros.


Lo que queréis es sostener la corrupción, vivir en corrupción y ayudar en esa corrupción. Queréis que se os ayude un poquitín a vivir de manera confortable, a que sigáis con vuestras ambiciones, con vuestras costumbres, con vuestras envidias, vuestras brutalidades, a continuar en vuestra existencia diaria y sin embargo, modificarla un poco, haceros un poco más rico con una poca más de comodidad, un poco más feliz.
Extracto de "Religión, cooperación y libertad", de charlas de Jiddu Krishnamurti (Pág. 4)

__________
Imagen
http://www.todocoleccion.net/conjunto-6-cuadernos-obras-krishnamurti-1-cuaderno-teosofico-annie-besant~x22107559