"No deberías defender al débil..."


El fuerte defiende al débil. ¿Por qué lo harías? Con eso no se gana dinero y no creo que las recompensas por hacer algo así estén demasiado claras. Pero, te diré por qué no lo deberías hacer:

  • No deberías defender al débil si esto es un mandato social, cultural, o un mandato de tus padres o de la representación psicológica de ellos en tu mente.
  • No deberías defender al débil si eso está escrito en algún lugar y con tu voz interior sientes afinidad de ese precepto. 
  • No deberías defender al débil si concibes algún tipo de autoridad, externa o interna, siendo la interna el mayor germen para cualquier tipo de autoridad.
  • No deberías defender al débil si crees en algún Dios o si tienes algún tipo de creencia verosímil o inverosimil, es decir, religiosa o no.
  • No deberías defender al débil si esta actitud es una reacción psicológica de cualquier índole; tampoco deberías defender al débil si tu actitud tiene como base el químico, la fisiología, de una emoción.
  • No deberías defender al débil si esto surge de algún tipo de indentificación, tanto con el "fuerte" como con el "débil".
  • No deberías defender al débil si esto es producto de la existencia de un Yo, es decir, si el fundamento de esta iniciativa es por obra del pensamiento.

Por último, no deberías defender al débil si esto mismo concluyes luego de la lectura de este texto.

1 comentario:

Nora Guerrero dijo...

Cuando defiendo al débil o cuando tomo la decisión de no hacerlo, siempre interviene alguno de los factores que mencionaste. Cada acción que realizamos tiene que ver con nuestras creencias, valores, ideas y normas que fueron sembradas en nosotros de acuerdo al contexto en que fuimos criados. Por lo tanto podría hacer esa lista con la postura contraria también: DEFIENDE AL DÉBIL SI ERES FUERTE PORQUE:
es un mandato social, cultural, un mandato de tus padres, POR LO TANTO HONRARÁS A TODOS.
defiende al débil porque está escrito en algún lugar y con tu voz interior sientes afinidad de ese precepto. GANARÁS PAZ INTERIOR.
defiende al débil si concibes algún tipo de autoridad, externa o interna, siendo la interna la mayor de cualquier tipo de autoridad. ESTARÁS SIGUIENDO TUS PROPIAS CONVICCIONES.
defiende al débil si crees en algún Dios o si tienes algún tipo de creencia verosímil o inverosímil, es decir, religiosa o no. ASÍ SERÁS COHERENTE CON LO QUE PIENSAS.
defiende al débil si esto surge de algún tipo de identificación, tanto con el "fuerte" como con el "débil".SIGNIFICA QUE DESARROLLASTE LA EMPATÍA.
Por último, defiende al débil si esto mismo concluyes luego de la lectura de este comentario.