Anotación al azar

No me había dado cuenta de un detalle de la casa en la que estoy viviendo ahora: aquí ya van muriendo tres personas (una tía, mi abuela y mi padre). Es algo raro, aunque sea mínimamente.

Tengo un abuelo que tiene 90 años y uno podría decir que el siguiente es él. Pero, no se sabe. Lo que sí sé es que en algún momento deberé lidiar con todo el ritual que procede de la muerte de un hombre.

Yo vengo a representar lo nuevo acá, en muchos sentidos:


  • La casa tiene problemas legales por irresponsabilidad de otras personas;
  • No es una casa vieja (debe tener unos 25 años, aprox.), pero ha estado abandonada por mucho tiempo. Por ese abandono, abundan los insectos (mosquitos, arañas, cucarachas y hormigas, entre otros), las paredes y los techos están deteriorados (a tal punto que algunos techos ya están casi  "en las últimas"), hay zonas en las que hace muchos años que no se hace una limpieza...;
  • El abandono no se ha dado solamente hacia los objetos materiales, también se ha dado a niveles de la mente de quienes habitan la casa. Se han tomado decisiones equivocadas o no se las tomaron, se dejó que prime el azar, se dejó la administración a gente que no es idónea, se profundizó activamente la generación de diversos problemas;
  • Los vecinos son representantes de la cultura de la cual provienen: al frente de esta casa vive una señora que envía su hijo (de unos 9 años) TODOS los días a pedir $2 ó $3 (dos o tres pesos) y si pasó un día sin darle esa cantidad, el niño viene con el asunto estudiado: "deme $5 porque ayer no he venido a pedirle". El nonagenario habitante de la casa es quien sostiene la "vida" de varios vecinos de por acá cerca y de por allá lejos: hay un señor que pide $150 todos los meses "pa' los remedios"; otra señora que pide $50 ó $60, hay un muchacho de unos 20 años que pide "dos pesistos" y así unos cuantos más. La mayoría de las veces se les da (el abuelo les da);
  • La empleada no cumple mínimamente con los requisitos para que yo mínimamente siquiera esboce pensar que mínimamente cumple con lo mínimo que le toca. Pero no la puedo despedir, no hay dinero para indemnizaciones. Lo que sí haré es que se pueda jubilar (como los socialistas habitantes de esta casa deberían haber hecho hace mucho tiempo). Además, se queda con los vueltos de la compra, se llevo un poco de lo que se compra, lo que "lava" sigue sucio y otros etcéteras;
  • Mi padre ha ayudado a varios por acá, NINGUNO apareció mientras estuvo enfermo o cuando falleció. En el patio de esta casa hay una heladera vieja (chatarra) que mi padre compró para ayudar a una señora de la vuelta, esa señora no apareció para saludar siquiera. Existe unas cajas repletas de cremas y medicamentos que mi padre, sin necesitarlos, le compraba a un señor para ayudarlo. Tampoco apareció;
  • A la par hay un vecino que le "ofertó" a mi padre, hace un tiempo (unos años), "pagar a medias la televisión por cable". Ya en aquella época, cuando yo le protestaba a mi padre el hecho de que no reclamara que este vecino sólo pagó, intermitentemente, dos o treces veces esa bendita mitad, él me decía: "no importa, por ahí paga, yo no conté nunca con ese dinero. Viéndolo así, cuando paga, hasta es un regalo". No le dije nada o le dije poco por esa forma de pensar... Este vecino no vino a hablarme estando aún conectado al cable "colgado" del que está en esta casa;
  • El diarero (aquella persona que deja el periódico en la casa todas las mañanas) se queda con una tarjetita no se queda con nada, averigüé y es verdad lo que me dijo (jajeji) (es una que se raspa y con la que se puede ganar diferentes premios, hasta dinero). Estoy desde Julio acá, hasta ahora no vi ningún día esa tarjetita. Hoy le pregunté sobre ella que "cuándo venía" y me dijo "no está saliendo por ahora la raspadita". Todos los días el diario en papel publica un ganador nuevo, incluso en su web;
  • Tampoco la escasa tecnología tercermundista que hay acá funciona bien. ¡Me cansé de escribir sobre esto intrascendente!.
Finalizando, TODO está mal. Y yo reniego. Haciendo poco yo ya gano "por goleada". Inevitablemente, vengo a hacer las cosas nuevas, eso sí, a mí manera y de nadie más.

Y todavía no he comentado mis problemas, ni los que cercanamente me causan personas familiares.

Ha habido una constante en mi vida: NUNCA (o casi nunca) he sido yo el iniciador de algún problema en el contexto de mi familia. Mi voluntad nunca se dirigió hacia ese lado de la fuerza (:P).

Bueno, ya me "descargué", me desconecté y a otra cosa, mariposa.

¡Un saludo, vos que estás siempre del otro lado! (?)

6 comentarios:

Carla dijo...

Muy buena descarrga! Me parece bárbaro que lo hagas.
Todos necesitamos esos momentos en los que tenemos que decir ¡¡mierda!!

Carla dijo...

Muy buena descarrga! Me parece bárbaro que lo hagas.
Todos necesitamos esos momentos en los que tenemos que decir ¡¡mierda!!

Juanjo dijo...

Saludos a vos también. Un abrazo.

salvadorpliego dijo...

Alguna sonrisa ha de tener esa casa por ahí... aunque esté escondida.

Un placer leerte.
Saludos.

DE INTERES dijo...

Mis respetos, si que quiere ganas, estar como las campanas: dan, daran... de peso en peso. Me da vueltas lo del abondono de la casa, pero mas vueltas me da : el abandono de la mente. La gente deja de ser agradecida, se acostumbra a pedir... regresan mis campanas: Dan daran, ... por ello es bueno compartir lo que nos pasa, a mi me funciona, me quedo mejor cuando logro decir lo siento o lo que pienso. Un fuerte abrazo mi amigo

fiaris alfabeta dijo...

Bueno!la verdad una total descarga y ahora a otra cosa mariposa,saludos