Yo, que entiendo el dualismo

El dualismo termina cuando uno se da cuenta que la belleza no tiene opuestos.
He aquí un caso curioso en la misma esfera de escribir algo (manuscrito, con un lápiz) y posteriormente no entender la propia letra.

A la frase de arriba yo no la entiendo, no la capto con la comprensión. La comprendo intelectualmente, claro, pero no tiene ningún otro ejercicio más que cuando uno sabe que el agua moja o humedece; lo que logro es conocimiento común, sin trascendencia. El vicio de transformar algo sutil en algo mecanizado. He puesto una frase "mía" que para mí tiene sentido y que sin embargo no la entiendo. No la entiendo porque sé que no sé lo que es la belleza, pero de algún modo avizoro el asunto del dualismo y que cierta cosa no tiene oposición.

La intuición y el prejuicio se parecen mucho. ¿Qué calidad tiene la mente que entiende la línea que divide uno y otro concepto?

Mi Yo ─todo el rollo de lo que soy, con la ramificación de mis identificaciones, la consciencia, la memoria y el pasado, ese yo─ entiende la frase. Al idealizar la belleza la pone como algo único y, por lo tanto, sin partes ni opuestos. No obstante, lo sutil se transforma en un vicio, porque: no sé lo que digo. Por un lado las partes de siempre de mí mismo la entienden y, por otro, una esfera de lo que no soy me da una pauta diciéndome: «no, vos no entendés esa frase».

La proyección de la intuición como un estado al que querer llegar puede ser otro vicio más de la mente, y otra trampa de su genial creación.

Por eso, me digo, es mejor hacer la primera frase una pregunta y no una afirmación. ¿Por qué? Porque puede que sea tramposo, un actuante de doble moral en la esfera de la intimidad:
¿El dualismo termina cuando uno se da cuenta que la belleza no tiene opuestos?
Ya lo dije: Me siento más cómodo preguntando que respondiendo.

__________
Imagen: http://www.rosasverdes.com/?p=1208

4 comentarios:

MALINA dijo...

Encuentro mucha confusión en este árticulo.
Una de las mentiras de nuestra mente es que existen cosas bellas y cosas feas. Todo lo que existe tiene algo de bello y existe por alguna razón.
El ver las cosas con nuestros ojos o mirada interior nos determina una belleza subjetiva, condicionada por nuestros patrones, conceptos, prejuicios y en ultima instancia por como somos nosotros en el interior.

Intuición y prejuicio yo entiendo que nada tienen en común.

La intuición es un sentido "sin sentido" es algo que notas o sabes sin una razón (juicio mente).
El prejuicio es lo que nuestra mente piensa de algo condicionada por sus propias creencias (mal entendidas en la mayoría de los casos).

La intuición si la hacemos caso rara vez se equivoca, es una señal, una advertencia, un toque de atención. Es información de los sentidos y del no-consciente.

Puede ser de peligro o también puede estar presente cuando tienes la sensación de que algo va a salir bien.
Es como si te hablase el cuerpo (los sentidos) incluso antes de que tu mente intervenga.

Normalmente las personas que están más fuera del camino (perdidas en constantes dudas), aciertan cuando olvidan la duda (dejan de pensar) y se fian de su intuición (los sentidos).

Dicen que la intuición es nuestro sexto sentido, y al igual que los otros 5 hay quienes le tienen más o menos desarrollado.

Saludos!

Addax dijo...

Para mí, la confusión es una virtud, gracias =) .

La expresión "todo lo que existe tiene algo de bello y existe por alguna razón" es tu propia construcción mental. Hay una gran diferencia entre conocer y comprender. Comprender está en un estadío algo más elevado.

Yo, en esta entrada, digo que conozco. Puedo tocar con mi intelectualidad el tema de la belleza, lo puedo abordar, puedo sentirme sublime al mirar una flor en mitad del camino y, puedo, además, buscar trascendencia en el recorrido del agua entre mis dedos. No obstante, mientras esto sea un registro de la memoria, será conocimiento, experiencia, pero no comprensión.

Para mí, un ser que comprende no tiene discurso y sólo habla por su desatino controlado.

Esa frase tuya que puse entre comillas más arriba, ¿la conoces, la abordas con tu intelectualidad, digamos, la "entiendes" de un modo que sea desde alguna construcción, o, simplemente, la comprendes? Es fácil decir "yo comprendo", me he topado con algunos que diciendo eso ni siquiera conocían. En cambio, yo tengo más precisión al decir que no conozco y que no comprendo.

Y aquí viene lo otro. No estoy seguro de poseer lo que tengo (no le doy crédito a nada de lo que emerja en mi mente), pero, "creo" tener intuición cuando digo que lo que "sé" ahora no es la comprensión, no es "el más allá" de todos los asuntos, no es la mente y la no-mente, juntas. No es eso esto que yo llamo "saber".

¿Cómo hace tu Yo personal para saber que lo que aparece dentro tuyo es intuición y no prejuicio? ¿Cómo llegaste a ese criterio? ¿Es un criterio lo que te dicta aquello?

En las definiciones del diccionario, o en las del New Age, está claro que intuición y prejuicio no tienen nada que ver. Eso es fácil de ver, es intelectualidad y conocimiento.

Decir "esto es intuición" y "esto es prejuicio", desde la mente, es una trampa más, igualito que decir "¡qué lindo este amanecer!" o "¡que fea esta comida!". El registro y la memoria no son algo que me interese hoy.

Para mí no existe algo como la intuición desde estos términos, porque todo «es» sin la necesidad de la más ínfima, íntima y mínima etiqueta. No existe el prejuicio tampoco. No existe nada. Sólo el sonido del ventilador y las cosas que se me quieren ir entre las ramas y el escritorio...

Decir lo que dicen los demás no es conocimiento, es repetición, el conocimiento es descubrimiento propio.

¿Qué tiene de válido el conocimiento que no lo tenga el desconocer?

No existe nada, y ni siquiera de eso estoy "seguro".

¡Gracias por tu hermosísimo comentario! ¡Un besín! =P

MALINA dijo...

jaja, para nada digo que la confusión no pueda ser una virtud.

Quien soy yo para asegurar eso?, otra cosa es lo que yo piense al respecto.

A mi el "estado de duda", me produce un malestar que no considero virtud. Pero si lo aplicamos al concepto de conocer la verdad es diferente, forma parte del conocimiento personal.

Lo de todo existe por una razón y que no hay cosas bellas o feas, buenas o malas, y que el verlo de una forma u otra tiene que ver con nosotros es algo que sé y que se percibe cuando estás en "ese no-tiempo". La naturaleza es la más sabía de todos, y todo lo que tiene vida, forma parte de la cadena que enlaza todo. Observando con detenimiento la naturaleza se comprenden muchos misterios de la vida.
El que desde el no-tiempo vivas una existencia por encima de los limites que tenemos aqui, no significa que en este plano no se esté desarrollando la vida.
Esto ultimo es mi creencia, no mi sabiduria.

La intuición en mi caso es algo que siempre estuvo, no es un conocimiento que aplique como tal, para mi es otro sentido más por el que percibo sensaciones.

Creo que ambos más que contestar lo que hacemos es reafirmar nuestras propias verdades o no verdades.

:) Nos vemos!
aunque ya muy de cuando en cuando porque vuelvo al trabajo.

MALINA dijo...

Me perdonarás si no contesto lo que me planteas, pero creo que me perdería intentado conocer todos los significados que puede tener una palabra para ti o para mi.

Normalmente yo me guio del conjunto de la frase para poder "captar" lo que la otra persona quiere decirme. Me es más fiable. Las palabras tienen diferentes significados dependiendo de una infinidad de variables.
Aún así no se puede asegurar que se haya entendido el mensaje.
Personalmente siempre hablo de este lado y no desde el existencial, por tanto mis palabras son la forma que utilizo para relacionarme con el mundo que me rodea.