Bandas Sonoras conmovedoras de buenas películas

Verdaderamente, algunas Bandas Sonoras son completamente sublimes y yo siento como que se me eleva el espíritu al escucharlas. Además, si la película también es buena, la combinación se vuelve hermosamente memorable. Este es el caso de las bandas sonoras que expondré a continuación.

Primero, empezaremos con Sister Act (Cambio de Hábito en Latinoamérica o Una monja de cuidado, en España), protagonizada por  Whoopi Goldberg, la película trata de una cantante (al mejor estilo de Cabaret) que, por presenciar un crimen, debe esconderse y lo hace en un convento. La canción elegida se llama Hail Holy Queen (Salve Regina) y es una versión espectacular, con lo sacro del principio y el cambio de ritmo que le sigue después:


Siguiendo con la misma película, Sister Act, a continuación una pieza hermosa titulada I will follow him. Empieza, también, sublimemente y después vuelve a jugar con el cambio de ritmo, para mí, de una manera tan dulce y agradable que me conmueve:


Ahora, cambiaremos de película. Lo siguiente, es un extracto de la película August Rush protagonizada por Freddie Highmore (haciendo de A. Rush). En la escena, August encuentra a una niña que le enseña lo básico (muy básico) para tocar alguna melodía en el piano y él comienza a componer según sus impresiones de los sonidos del ambiente y de distintas situaciones. Culmina dentro de una Iglesia, investigando los sonidos del órgano que se encuentra ahí, lo que resulta una melodía que hace eco por todas partes. No sé qué decir...: SUBLIME:



Lo que sigue, es música del otro mundo, pues es de la película K-Pax, que trata de un supuesto extraterrestre que visita la Tierra desde un rayo de luz y pone en aprietos a un Psiquiatra que lo atiende. La película es protagonizada por Kevin Spacey y la melodía lo deja sereno a uno al escucharla; la canción se llama Grand Central, e invita a descubrir que hay más (mucho más) después de la bóveda celeste. Aquí digo MISTERIO:


Una película que me encantó fue The Fighting Temptations, protagonizada por Beyoncé y Cuba Gooding, Jr. haciendo el papel de Darrin Hill , un publicista con poca ética que ve una oportunidad de cobrar una herencia de su tía (y resolver parte de sus problemas financieros) si dirige el coro de la iglesia de su ciudad natal, tal y como lo estipuló ella. La música de la película me pareció genial (que gira alrededor del Gospel). Creo que es una de las pocas comedias musicales que me gustan. La melodía siguiente se llama To da River, y combina el Gospel, el Hip-hop y el Rap (interviene un conocido rapero, T-Bone). En un momento de la canción (que menciona drogas, marihuana y venta de medicamentos, entre otras) el pastor le dice a Darrin algo así como "mientras alaben a Dios, estoy de acuerdo". Pero, claro, no alienta al consumo de drogas y a lo malo, sino a lo bueno:


Siguiendo con la misma película, ahora la canción es Rain Down. Aparecen todos y está la bella Beyoncé. Una canción para elevar el espíritu:


Lo siguiente, es una locura, de rock y música clásica en la película Tenacious D in The Pick of Destiny (Tenacious D: la Púa del destino, en español) que protagonizan Jack Black y Kyle Gass. Gass, en esta canción llamada Classico, hace sonar a Bach, Beethoven y Mozart y Black canta todo en el medio (¡el final es épico con el repartidor de pizzas!):


Por ahora no hay nada más, espero que les haya gustado tanto como a mí :D. Un saludo.

1 comentario:

Rosa Ortega Márquez dijo...

La de las monjas era expectacular!!!
Besote Luciano y que tengas una buena semana,