Psicología Básica (1).



Psicología Básica

Todo lo que  uno debe saber
sobre uno mismo antes de hacer cualquier cosa
.


Los primero que voy a hacer es aclarar que concibo a la 'Mente' sólo como una hipótesis de explicación, pues, no sé si existe realmente. El concepto mente será un modelo por el cual yo intentaré explicar qué hay adentro de ella y cómo ésta obra algunas veces. Podría decir que ella es un lugar, un sector, un espacio en el que se da el acontecer psicológico interior de todos los días.


La Mente
La mente es, básicamente, el lugar en donde tienen cabida actividades como la imaginación, el pensamiento, la memoria y la percepción; siendo éstos algunos de sus elementos básicos. Se puede decir que ella es el producto de la evolución del cerebro humano y de las especialísimas conexiones que este órgano contiene. Es así que la mente humana es el resultado de un ser inserto en el mundo a través de sus sentidos.

La ignorancia es la noche de la mente: pero una noche sin luna y sin estrellas. (Confucio)

La Imaginación
La imaginación es el proceso resultado de las apreciaciones que nos brindan los sentidos. La imaginación es posible sólo por la existencia de los sentidos: es así que uno puede imaginar texturas y sentirlas, imaginar flores y olerlas, frutas y gustarlas, también se pueden imaginar sonidos y música. Todo aquello que es susceptible de ser dibujado/representado, hablado/comunicado o escrito/simbolizado, es imaginable.

Lo que nunca se pensó o conoció no puede ser imaginado; esto nos da una clave para entender que la imaginación es sólo limitada en sus orígenes, pero ilimitada en sus posibilidades. Es decir, limitada en el origen porque no se puede crear un objeto de la nada desde la imaginación; estrictamente, el contenido de la imaginación debe basarse en algo que ya tenga existencia ficticia o real. Como ejemplo de lo anterior, puedo invitarlos a que imaginen el objeto 'NGC 4414'. Algunos de ustedes no sabrán qué es y, por lo tanto, no podrán imaginarlo: la imaginación por sí sola no puede originar su propio contenido sin la asistencia del conocimiento y la memoria (los datos). Sin embargo, una vez identificado el objeto (o conformado un dato), la mente puede imaginar y combinar interminablemente y es aquí en donde la imaginación se torna ilimitada.

La imaginación es más importante que el conocimiento. (Albert Einstein)

Otro límite de la imaginación es la que yo llamo limitación por desenfoque. Al parecer, la mente no puede imaginar gran cantidad de números individualmente y reagruparlos. No se puede, por ejemplo, imaginar el número 1 millón: poner en la imaginación el palito uno, el palito dos, el palito tres, el palito cuatro... y así hasta llegar al millón ¡pero sin perder de 'vista' el palito uno, el palito dos, tres, etcétera. La imaginación desprendida por el sentido de la vista desenfoca o desorienta cuando se excede cierta cantidad de elementos: el número de objetos puestos en la imaginación, de modo que no se pierda el 'enfoque' de ninguno, es limitado.

La imaginación es una actividad principalmente visual (por lo menos en mi caso) pues construye los objetos en base a lo que registra el sentido de la vista. Cuando se imagina una pelota de fútbol, uno no imagina la textura, ni el olor, etc., sino que uno imagina algo muy parecido a lo que vio cuando le dijeron que aquél objeto era una pelota: la forma preponderante. Luego, por la información de los sentidos, uno puede ir agregando otros elementos como la textura, el color, el olor, etc..

Con la imaginación uno puede hacer lo que quiera porque no tiene reglas, es decir, uno puede imaginarse un elefante rosa volando o una pelota cuadrada.

Todo esto me hace suponer que si no tuviésemos algunos de los sentidos será poco posible imaginar de acuerdo al rastro exacto del sentido que falte. Me aventuro a decir que una persona que no posea ningún sentido (vista, olfato, tacto, oído, gusto) no tendrá ningún imaginario.

Por otro lado, y si bien no es un sentido, el lenguaje posibilita la actividad del pensamiento (así como también lo hacen los sentidos) tal y como lo conocemos ahora, pero, la ausencia del habla —desde el punto de vista de ignorar que exista el lenguaje— no imposibilita el pensamiento.

Y aquí ingresamos hacia otro elemento básico de la mente: el pensamiento.

Tomá lo mejor de cada pensamiento, no pienses si es correcto o no, no estés a favor ni en contra. (Bruce Lee)

El pensamiento
En la Wikipedia, por ejemplo, se comenta algo que para mí es complicado (pero hay que leerlo igualmente):
"...El pensamiento es la actividad y creación de la mente; dícese de todo aquello que es traído a existencia mediante la actividad del intelecto. El término es comúnmente utilizado como forma genérica que define todos los productos que la mente puede generar incluyendo las actividades racionales del intelecto o las abstracciones de la imaginación; todo aquello que sea de naturaleza mental es considerado pensamiento, bien sean estos abstractos, racionales, creativos, artísticos, etc...". http://es.wikipedia.org/wiki/Pensamiento_(mente)

Para mí el pensamiento es algo mucho más sencillo. El pensamiento es una voz en la mente. Cada vez que uno lee algo, como este texto, se lo hace a través de una voz. Y no hablo de la voz de la conciencia ni de nada de eso. Simplemente de la pequeña voz que emerge cuando uno lee 'mentalmente' algo. ¡La voz de la mente lo dice casi todo!

La forma del pensamiento más frecuente es parecida a la forma del lenguaje: uno piensa con palabras pero que no son ni escritas ni habladas, sino puestas dentro de la mente. Si lo consideramos con detenimiento nos podemos dar cuenta que pensamos básicamente con palabras en la mente.

¿Y qué es la voz sino un sonido que emite nuestro aparato fonador? La voz es un sonido que se produce por nuestra máquina del habla. Si el pensamiento es una voz en la mente y la voz es un sonido, el pensamiento es la reproducción del sonido del habla, pero en la mente.

Dije que uno puede imaginar todo lo que los sentidos registran, y que en un cierto punto, la imaginación es posible por la existencia de los cinco sentidos. Uno puede imaginar sonidos y música. Si el habla es una voz muy parecida al pensamiento, y el pensamiento imita la voz del habla; y si uno, mediante la imaginación, puede insertar sonidos en la mente, entonces, el pensamiento es un proceso más de la imaginación. ¡Uno imita el sonido del aparato fonador en la mente y eso da como resultado el pensamiento!

Para producir un cambio social, religioso, humano, tiene primero que haber comprensión de toda la estructura del pensamiento (Jiddu Krishnamurti).

En nota aparte, yo creo que sí existe pensamiento sin que se presente la forma más frecuente en la que se suele dar. Es decir, yo creo que el pensamiento puede existir también sin pensar como normalmente lo hacemos [También pienso que se puede acceder a cierta información sin tener que andar pensando, pero, ese es otro tema].

El pensamiento es una unidad de información —de baja o alta calidad— sobre algo real o ficticio. Todo lo que pueda ser pensado puede ser representado; y aquello que utilizamos para plasmar la representación puede darnos como resultado algo exacto o inexacto.

Cuando el pensamiento ingresa al campo de lo abstracto, éste ya no es sólo una voz en la mente, sino una combinación de pensamiento por voz y por imagen (habrá que averiguar los tipos de pensamientos que se desprenden de los otros sentidos). Sólo para referirme a este respecto yo utilizo la expresión 'imagensamiento' (la cual, actualmente, no existe por lo menos en Internet y desde Google ^_^. 'Thougimage' ¡Tampoco en inglés!). Un ejemplo claro para mí es cuando íbamos a la secundaria y en medio de una clase aburrida uno se ponía a 'pensar' en la chica que le gustaba; y no es que sólo teníamos el pensamiento por voz (¡Qué linda que es Emma! ¡Me encanta cuando ríe! ¿Habrá recibido mi carta?), sino que también, teníamos el pensamiento por imágenes (imaginábamos su rostro, su sonrisa, su andar, el olor a la crema enjuague de su cabello...etc.), con la particularidad de hacerlo combinado y superpuesto: a veces pensamiento por voz, a veces por imágenes, a veces pensamiento de los dos tipos en combinación.

Las cosas concretas son las que tienen, digamos, existencia fácil en el mundo: una botella, un casco, el agua, un tigre, un cuaderno: cualquier objeto tocable y abordable desde algún sentido. Las cosas abstractas son, simplemente, aquellas que no pueden ser abordadas por los sentidos: el teorema de Pitágoras, 2+2=4,  conceptos, teorías, conjeturas, etc. Las cosas concretas son el mundo de lo obvio y, las abstractas, el mundo de lo imaginario. A lo primero se accede con la Percepción y, a lo segundo, con el Intelecto.

La mente necesita de la percepción que brindan los sentidos para construir una realidad o un modo de ver. Muchas veces los pensamientos estarán ligados a la forma en la que se procesó la información. Por eso, para mí, el pensamiento es sólo fiable algunas contadas veces.

Para que el mundo tenga sentido —y no se deba procesar en todo momento la misma información una y otra vez— existe la Memoria. Ella, junto a la Percepción, son los otros elementos que serán objeto de un artículo posterior.

¡Saludos!

FUENTE: Texto propio.
Imágenes: Mente1, mente2, Imaginación, Pensando1, pensando2.

No hay comentarios: