La cosa actuante

José y Hernán conversan en la sala casualmente porque José está de visita en la casa de Hernán, pero no para verlo a él sino a su hermana. José toca un tema que a Hernán no agrada, pero José no se da cuenta de ello. Días después, Hernán comenta su versión de lo que pasó en esa charla casual con José a su mejor amiga: "Rocío, no sé cómo permití que José me maltratase así en la sala de mi propia casa". En la semana siguiente, José, se entera por medio de la hermana de Hernán todo el alboroto producido a raíz de su charla casual en la sala con Hernán.

Esa es la historia de algo que le pudo haber pasado a cualquiera. Ahora, supongamos que, objetivamente, José no haya dicho verdaderamente nada ni con la intención ─ni con nada─ de ofender o provocar molestias en Hernán. Ahora también supongamos que Hernán realmente se haya sentido acongojado por algo que dijo José en la sala de su casa. Hernán tiene tanta verdad como José, Hernán tiene "la cosa actuante"...

Otro ejemplo.

Ricardo se encuentra con la vecina del edificio en el ascensor. Los dos ahora deben bajar unos siete pisos. Ricardo la saluda amablemente, le dice que está muy linda y le lanza un piropo mínimo, sin mucho chiste, sin groserías, uno de etiqueta. Ricardo se despide del ascensor pensando en que este breve encuentro podrá ser una oportunidad de conocer a su vecina. Pero la vecina se sintió incómoda, demasiado abordada, intranquila e insegura con un hombre desconocido que le dijera tantos halagos o piropos. Ella, a diferencia de Ricardo, se despidió del ascensor deseando no tener que cruzarse a Ricardo otra vez. Supongamos, por un momento, que Ricardo no haya dicho verdaderamente nada grave mientras que coincidía con su vecina en el ascensor del edificio. Supongamos también que el halago y el piropo hayan sido de lo más intrascendentes y mínimos. No obstante, a la hora de contar la historia en el ascensor, Ricardo y la vecina, tendrán la misma verdad, pero la vecina tendrá "la cosa actuante"...

Hay una realidad en todo lo que sea susceptible de acontecer, emerger, abordar, brotar, surgir...Sea lo que fuere que suceda adentro de un ser humano es la realidad, es lo acontecido, es la cosa que actúa, el ente existente. La producción de realidad es algo inseparable de la existencia.

Si Hernán se sintió como se sintió es la realidad, más allá de que los elementos por los que él llega a su experiencia sólo sean propios de su pura subjetividad. Hay una realidad: Hernán se sintió maltratado. Las dos historias que uno u otro personaje puedan contar serán, invariablemente, la realidad.

La cosa actuante está en Hernán y en José, en Ricardo y su vecina, pero a efectos de lo que quiero decir, sólo lo hago observar en los "afectados".

¿Qué hace un hombre o una mujer cuando la cosa actuante ha actuado desfavorablemente en alguien con quien tuvo un contacto social? La pregunta completa sería: ¿Qué hacen cuando se sabe que la cosa actuante existe?

En Comunicación No Violenta se habla. La no violencia exige un discurso preparado para comunicar efectivamente.

Si alguien viene hacia mí diciéndome que le hice sentir de tal o cual manera, yo le diré que tiene razón, es su realidad. Después podré comentarle o que no era mi intención que se sintiera así o que no dije tal cosa. No obstante, el tramo de la realidad dividida, la cosa actuante, ya se ha manifestado, y no todos logran comunicación en ese punto. Obvio, yo, entre ellos.

¡Un saludo!


6 comentarios:

KaryTanis dijo...

Ciertamente, el término "cosa actuante" no lo había escuchado. Pero el punto de vista que has descrito, es el mismo que yo he tenido en muchas ocasiones, y auque no lo fuera "tienes tanta razón como yo", jejeje.

La verdad pocas veces puede ser absoluta, muchas veces nos encontramos con verdades relativas como la "cosa actuante". De hecho, es por eso que odio algunas ciencias sociales que te obligan a debatir en contra de la opinión de otros.

Roal dijo...

Buen post :-D... Me gustó esta línea:

"Si Hernán se sintió como se sintió es la realidad, más allá de que los elementos por los que él llega a su experiencia sólo sean propios de su pura subjetividad"

Aunque algunos sean la fuente o el punto de partida de lo que podamos sentir en algún momento determinado, somos nosotros mismos quienes construimos nuestra realidad, de como esta luce o que tan determinante puede ser. E inevitablemente valoramos los acontecimientos según como nos sintamos frente a ellos, ¿quién puede discutir lo que sentimos? xD... Fundamentada o no, es nuestra realidad.

Besitos. xxxx

Carla dijo...

Muy interesante este texto. Muy bueno!

Addax dijo...

Le pongo casi cualquier nombre, KaryTanis, porque no quiero perder mucho el tiempo en andar definiendo las cosas jajaja.

¿Qué hombre en el barrio en el que vivís es capaz de enterarse y convivir con unas verdades relativas?

Un saludo y muchas gracias por ¡¡¡pasar!!!

JAJAJAJ TE QUIEROOOOO ROAAAAAAAAAAAAALLLLLLLLL

Decime todo lo mismo pero en primera persona (lo siento, el antisumbarino está insistente).

Muy muy pero muy cierto, y creo que la cosa actuante es justamente lo indiscutible de lo que cada uno siente. Muy cierto.

Beso en tu esternocleidomastoideo!!!!!!!!!!!!!!!!!! =P

Addax dijo...

GRACIAS CARLITA, VOS TAN LINDA Y AMABLE SIEMPREEEE. Ahora me paso por tu excelente y recomendadísimo blog!!!!!!!!!!

Roal dijo...

Otra vez, en primera persona:

Aunque algunos sean la fuente o el punto de partida de lo que puedo sentir en algún momento determinado, soy yo misma quien construye mi realidad, de como esta luce o que tan determinante puede ser. E inevitablemente valoro los acontecimientos según como me sienta frente a ellos, ¿quién puede discutir lo que siento? xD... Fundamentada o no, es mi realidad.

Chau...

(lo siento, antisubmarino, y disculpa la insistencia, ¿por qué me pides esto? Ojo, no pretendo hablar por los demás, al menos no con intención, quizás cuando hablo intento ver un común denominador, y creo que en ciertos casos lo hay, sin buscar detalles específicos. Bueeee... También te quiero.)