DOS A CERO

Acabo de enfrentar a uno de mis grandes demonios. Perdí 2 a 0..., pero no fue goleada.

Actualizo: Perdón, perdón, fue goleada, tres a cero, tal vez cuatro. ¡Qué difícil que es esto! Para ser lo que no soy debo hacer lo que no hago.

Actualización2: 5 a cero. Opero bajo una emoción. Los cambios no existen.

Actualización3: Completo esclavo. Las cadenas no se cortan.

Actualización4: Más grande que lo que sentí cuando murió mi padre. Los vacíos no se tapan.

Actualización5: Todo por hacer y nada hecho. Las mañanas y los días.

Actualización6: Grandes pensamientos que quepan en un vaso con agua, repletos algunas veces del deseo de Libertad, de la realización del hombre, poblando de sueños el mañana, y una mandíbula apretada...una maldita mandíbula apretada. No hay líneas después del horizonte.

Actualización7: Tantos años sin sacarme la remera.

Actualización8: Todo se derrumba por el impulso químico específico. No hay ninguna pérdida si aunque sea no hay un solo encuentro.

Actualización9: Un perdedor y un ganador en el mismo cuerpo: el perdedor gana y el ganador pierde. Apretado y continuado, las cadenas son iguales.

Actualización10: Tensión, pérdida y no avance. En el agua estancada hay vida, en el humano estancado, nada.

Actualización11: 7 a cero.

Actualización12: Mirando al piso. Ojos que sí ven, corazón que sí siente.

Actualización13: La insoportable levedad del ser.

Actualización14: La cosa va a terminar, y todo quedará igual y peor, sin el menor atisbo de aprendizaje. No hay futuro cuando el pasado es un presente incomprensible.

Actualización15: Se va yendo. Vergüenza.

Actualización15: El hombre sin obras. Ese del espejo soy yo.

Actualización16: Ya casi no queda nada. Mi yo tiene miedo y mi mí mismo se ríe. Sigue sin haber amistad tras la década.

Actualización17: 8 a cero.

Actualización18: Partida casi terminada. El orgullo es un piso en el subsuelo.

Actualización19: He sido derrotado, avasallado por la otra parte que se ríe. ¿Alguna vez habrá final feliz?

FIN

1 comentario:

Roal dijo...

Quizás has sido muy duro contigo mismo, sólo quizás puede que necesites un respiro... Y que un respiro sea un paso, no una pausa ;).

Bye, ¡hasta la próxima!(Me voy con mi atrevimiento).