¿Son el dolor y el sufrimiento necesarios?

¿Cómo es la vía por la cual se manejan las cosas que existen en todo el Universo?

Psicológicamente, la cuestión parece ser así: uno tiene algo que le incomoda y que le lleva a un desorden (caos). Luego, uno hace lo que tiene que hacer, y esto le lleva a un orden. Lo que sigue es transformación (mutación). Quedaría así: Caos-Orden-Mutación (esto último, en la manera en la que está expuesto, no es mío, debo pedir permiso para ver si acepta ser nombrado en este texto).

No parece nada raro. Tengo desazón, resuelvo eso y obtengo alivio; luego, ese alivio forma parte de un cambio el cual no me permite volver a la desazón (puesto que si vuelvo a la desazón no ha habido cambio, es obvio: uno ahora ve la pared y no se va a volver a estrellar). ¿Hay sido la desazón necesaria para llegar al orden y consiguiente mutación?

Hablemos del sufrimiento. Lo que expreso a continuación es producto de un impulso interno (nada fiable para quien sabe de impulsos):
Cuando el sufrimiento es real, pero viene de "adentro", no tengo más o menos objeciones; si embargo, cuando el sufrimiento es real, pero viene de "afuera", me parece "injusto". 
Todo esto a nivel de personas y a nivel de países. Si el sufrimiento es algo que más o menos ha ido creando uno, producto de seguir una dirección equivocada, hay pocas objeciones: Queda desarmar o desandar los pasos, averiguar, descubrir y enterarse de las cosas para dar fin a ese sufrimiento "personal". Si el sufrimiento "viene de afuera", figurado en un "desastre" climatológico, enfermedad, "ataque" de animales salvajes, tampoco hay demasiadas objeciones. Si la Naturaleza (tierra, agua, aire, fuego, etc.: terremoto, tsunami, huracán, volcán, etc.; animales, insectos, [¿bacterias, virus?], plantas, etc.) me afectara de alguna manera como por ejemplo "el huracán/volcán/tsunami me voló la casa y el LCD que me acababa de comprar", yo no tendría demasiados reparos. El mundo existe antes que yo, y, hasta donde uno podría suponer, todo las injerencias climatológicas, zoológicas y demás, forman parte de un orden. Pero, existe una separación que uno hace cuando se trata del ser humano: si el tigre me muerde un brazo, puede que sea orden; si un hombre me muerde el brazo, definitivamente es condenable. Yo separo al hombre de la Naturaleza (este es mi impulso histórico). ¿Por qué, por qué le doy al hombre una singularidad tan especial? Si el tigre me muerde el brazo, para mí, es orden, y podría decir "el tigre no tiene la culpa, él es así". Si el humano me muerde el brazo, yo diría "es un hijo de puta, tiene maldad, es malo", etc. ¿Por qué?

¿El ser humano no es un evento más tal como lo es la existencia de una piedra? ¿El humano no forma parte del todo tal como la piedra? Se dirá "sin embargo, la piedra no tiene cerebro"; a lo que uno podría decir "pero, el cerebro es el símbolo de una 'inteligencia'". Si la piedra que está ahí forma parte de un orden, y, por lo tanto, lleva consigo uno, ¿no está salpicada también por una inteligencia? El cerebro no está ahí, pero puede estar significado en otras cuestiones que sí vinculan a la piedra con él. Para nosotros el cerebro está "aquí", y con esta supuesta virtual cercanía fabricamos distinciones.

¿Qué pasa ahora? Si el humano tiene chances de ser (y supongamos que lo fuera) un evento que no tiene distinciones significativas de todo lo demás cuanto existe, ¿por que yo registraría tal o cual acción de él como "productora de dolor/sufrimiento"? Aquí están implícitos varios niveles de creación de importancia:
Yo me considero importante, considero como importante a eso que me lleva a una gran afectación (dolor, etc.), y con esta carga/fábrica de importancia, doto de importancia a otros ser humano con lo mismo. Sin embargo, si el asunto no tiene importancia desde el principio, en el supuesto final del camino, tampoco lo tendrá. Parecería ser que el dolor psicológico existe por una continuidad figurada en la importancia que uno le da.
"A los 10 años un chico pendenciero de la escuela me golpeó sin más. He llevado esto conmigo porque he sido grandemente afectado por el episodio. Este pendenciero me arruinó la vida y por ello es mala persona, un hijo de puta". Ahora, la persona que dice eso hace el ejercicio de incorporar, aunque sea por un momento, el hecho o idea siguiente: "El dolor/sufrimiento es necesario o parte del proceso hacia llegar a un orden". ¿Qué sucede con toda la significación alrededor de aquél episodio y relacionada al chico "pendenciero"? Si el dolor es necesario, el chico al final no era tan hijo de puta. ¡Bingo!

Si el dolor es necesario los eventos, parecería ser, pierden distinción. Hay orden en un huracán "arruinando" la vida de varias familias, pero, quizás, por más orden que este huracán porte, estas familias, por la constitución misma de sus propios paradigmas, este huracán mismo los termine llevando hacia un desorden. Sin embargo, el orden está ahí, tendría y no tendría que ver con el huracán, no le pertenecería sino que estaría embebido de él. El orden no formaría parte del huracán sino el huracán formaría parte del orden (y hay que aclarar que es muy simplista considerar que un huracán cause desorden en las familias afectadas, como se ve en la televisión. La lectura que uno podría hacer es que no había orden antes del huracán en esas familias).

Uno ve el orden en el tigre, el tigre lo muerde, el orden sigue. Si el sufrimiento es parte del proceso, habría que ver qué es exactamente desorden. Si el sufrimiento es necesario, los eventos (humanos, climatológicos, animales, vegetales, etc.) se distinguirían poco entre sí. Y, en el caso de los humanos, que es el caso mío, que me afecta más lo que haga una persona que lo que haga el tigre, cabría preguntarme de nuevo ¿por qué hago tal distinción entre dos eventos aparentemente iguales o parecidos? Si esos eventos son de igual importancia (o si tal vez no tuvieran alguna), no habría registro destacable en mi memoria. El lúcido no se "afecta" (tanto en la ofensa como en el halago), no registra ninguna de esas dos acciones, porque descubre que no tienen importancia.

La pregunta de arriba sería: ¿Son el dolor y el sufrimiento necesarios para un orden y consiguiente transformación? Hecha de otra manera: ¿Es el desorden necesario para lograr el orden y la mutación?

Si el desorden es necesario para llegar al orden, entonces, toda la cuestión tiene grandes implicaciones.

No hay comentarios: