El movimiento del pensar



El pensamiento es el movimiento del pensar, no hay suprapensamiento ni supraconsciencia. El pensar es las imágenes mentales, los relatos de esas imágenes, los recuerdos activos, las memorias pasivas, el pensamiento simbólico y abstracto, las creencias, el comportamiento histórico y tradicional, los miedos y las emociones (no sé si todas las emociones son obra del pensamiento, pero sí que lo son las que podríamos llamar "comunes": ira, celos, soledad, alegría, desánimo, etc.). El movimiento del pensar tiene la particular de poner una especie de centro al cual uno le pone el nombre de "Yo". El Yo es una gran entidad con tentáculos casi en todas partes y está todo desplegado, "aquí".

Sí existe un modo paralelo al movimiento del pensar. Le puedo llamar el Inconsciente. Aunque la palabra "paralelo" no exprese con certeza toda la dimensión de ese otro despliegue. El Inconsciente tiene todas las "habilidades" del Consciente, pero es más tramposo, le gusta la sombra y esquiva a toda actitud que conlleve alguna complejidad*.


* Debe ser revisado esto último: El inconsciente esquiva toda actitud que conlleve complejidad.