Acerca de las dualidades



A continuación, un comentario mío en una publicación en Taringa! acerca de las dualidades y sus chances de no existir xD.

Con muchísimo respeto, sólo estoy investigando, voy a cuestionar algunas afirmaciones. El punto de vista que manejo comenta que el Ego es el pensamiento (todo el movimiento del pensar), la imaginación, las emociones, los sentimientos, los recuerdos, esperanzas, dolores, miedos, ansiedades, soledades, las identificaciones, el también movimiento de la memoria, etc. El Ego (el Yo psicológico) comprende un conjunto de "elementos" muy variados, dinámicos, pero dentro de una limitación: se mueve en un mismo lugar, como dentro de un cerco y, desde ahí, desde esos elementos, no es posible salir (hay que moverse en una dirección completamente distinta, un movimiento que no contenga nada de lo que el Yo o la mente sea (tema, quizás, para otra conversación)).

Preguntas si hay una ventaja en no permitir reconciliar la dualidad dolor-placer en una unidad más plena. Yo afirmo que no existen las dualidades, existe el cerebro humano que, con su intelectualidad, realiza juicios de valores, mide y sopesa.

No existe "arriba", "abajo" (etc.), ¿no es cierto?, no hay Norte Ni sur (si alguien dijera "¡claro que existen!", uno le podría preguntar, "en referencia a qué existen", y si este alguien dijera "respecto de los Polos magnéticos" yo diría "pues, la existencia de polos magnéticos no hace en sí visible e intrínsecamente posible la existencia de los puntos cardinales"). Esto es un hecho. A veces con fines organizativos se forjan acuerdos y se dice "un metro es cien centímetros", pero es obvio que el metro no existe como tal, lo que existe como tal es el acuerdo, la convención, y tanto es así, que cuando la humanidad lo considere adecuado, el metro del futuro será o más pequeño o más grande.

El ser humano, a través de miles de años, elaboró el arriba y el abajo, porque le era útil. Así también, elaboró los mapas, las coordenadas, los países, las nacionalidades, etc., por un montón de razones válidas. Pero nada de eso existe, es una convención y una manera de organizar los datos del entorno. Desde la misma perspectiva, no existe el día y la noche, eso vuelve a ser convencional: lo que sí existen son hechos que después son nombrados como día y noche, y tenemos que estar advertidos que las palabras no son el hecho. Las cosas opuestas (la dualidad) existen cuando se acomodan de manera muy ingeniosa, sin ese acomodo, los opuestos no existen, son inventados. Y este es un punto de vista clave: lo que tiene chances de ser real es lo que no se inventa: una montaña no se inventa, un cielo no se inventa, una planta no se inventa; pero, los celos se inventan, los cálculos se inventan, lo abstracto se inventa, los conceptos se inventan, etcétera. Todo lo que pasa por el pensamiento es producido e inventado y uno dice que eso no es real.

Ahora bien, al no existir las dualidades, no hay nada que reconciliar realmente. El dolor no se reconcilia con el placer (siempre hablo desde el punto de vista psicológico, dolor y placer psicológicos; la biología sólo sigue los pasos que la mente dá); la noche no se hermana con el día. En la metáfora, la noche no se amiga con el día no sólo porque no son enemigas sino porque no hay noches ni días, y, de nuevo, hay una convención, unos nombres, una cultura, que entre humanos se van pasando de generación en generación, todo lo cual converge en los nombres "día" y "noche". Puedo seguir con esto: no hay un amanecer (el Sol saliendo por el Este), sólo existen unos movimientos, un algo, a los cuales se les puso esos nombres. Y aunque la poesía se extienda aún más en "hay el amanecer de una Galaxia, con miles de millones de soles" (lo cual puede ser mucho más sensato que sólo considerar al amanecer como una estrella "saliendo" exclusivamente para el Planeta Tierra), tampoco existe tal cosa. El problema de los nombres, de los conceptos (lo expongo así para no hacerlo más complejo de lo que ya es) no está en los nombres sino en la mente que, al usarlos, les termina prestando más atención a ellos que a los hechos que apuntan.


Y todo esto lo hace el Yo (el Ego) en un parpadeo.

http://www.taringa.net/posts/apuntes-y-monografias/16401201/Como-evitar-el-dolor.html

________
Imagen: Irazema Ríos • Honduras, Centro América. • Egresada de la Escuela Nacional de Bellas Artes.