El movimiento natural de las relaciones humanas



Imaginate.
Un día decides darle algo alguien.
Ni el primer día, ni el segundo y ni el tercero, ese alguien siquiera se da cuenta de que le diste algo. Al cuarto día, decides que no vale la pena y no le das más eso.
No obstante ello, al cabo de unas semanas, ya te olvidas y, al pasar una semana más, decides volver a darle algo.
Y pasa lo mismo.
Ni el primer ni el segundo día ese alguien se percata de que le diste algo, entonces, decides nuevamente no darle nada. Pero, a la semana siguiente, ese alguien te reclama que por qué no le das "eso", por lo que pensás 'qué mal pero ¡qué bueno!, ahora seguro que sí se va a dar cuenta cuando le dé en esta ocasión'.
Y preparas bien algo y le vuelves a dar...¡y de nuevo no se da cuenta!
Ahora decides por fin y, según vos, para siempre, que no le vas a dar nunca nada más a ese alguien.
Pero, te vuelves a olvidar...
Y el círculo continúa.

El círculo de las relaciones personales se cierra cuando sabiendo que podés dar algo no querés darlo "total, no se va a dar cuenta".
Ahora, en relación a esa persona, sos alguien que no tiene ganas de dar, y eso te define.
Y alguno, por ahí, dirá que sos alguien que no dio ni da, y lo dirá sin conocer la historia...

En determinadas relaciones, éste es su movimiento natural...

"El que quiera oir que oiga..."


_______________
Imagen:
http://trayectobiologia.wordpress.com/2009/03/03/ser-maestro-%C2%BFvale-la-pena/

2 comentarios:

Ivy dijo...

hay q alejarse de esas personas a la primera de cambio, no es tan difícil identificar q uno puede caer en ese círculo...

por cierto: la persona q pide algo pero no se da cuenta cuando lo obtiene, para luego volver a reclamarlo se llama HISTERICA

Roal dijo...

Dioooossss, que complicado, ¿no?

¿Cómo estar tan seguros que ese alguien no se dio cuenta que le dimos algo? Tal vez no lo aprecia o no sabe como manejarlo. O, si no hay claridad, es probable que simplemente no lo vea, o no lo entienda.

Uuuyyyy, se me revienta la cabeza intentando adivinar si realmente no se da cuenta de las cosas que le doy o quiero darle... (Oooppsss, personalice la cuestión XD)

Quizás todo está en nuestras cabezas :'(...

De verdad que me pones a pensar, Addax. :-P