Nāgārjuna, dos puntos

Nāgārjuna: Mi sensación personal es que la división ya está hecha y uno sólo la observa, que la clasificación ya está hecha y uno sólo la vive. Mi sensación es que hay altos y bajos, nortes y sures, buenos y malos, es decir, que hay dualidad, opuestos y cosas contradichas. Mi sensación es que no hay Brahman, que no hay unidad. Sin embargo, mi intelectualidad acepta que puede, querido Nāgārjuna, haber una no diferencia, una no dualidad. Tu camino medio es un asunto con el que yo me veo afín.

Y veo que no existe la mente, existe un contenedor. Y  que no existe el contenedor, existe el contenido. Y  veo que el contenido es nada, porque todo lo que «es» está en quien se percata, así que sólo existe quien se percata, desde este pensar, este decir y este escribir. Y yo soy quien se percata, yo estoy siendo eso, así como cualquiera puede estar siéndolo. Pero, Nāgārjuna, yo no soy algo, soy nada.

¿Hará esta nada en una vida la unión con el Brahman?

¡Un saludo, Nāgārjuna!

1 comentario:

Alba dijo...

No tenés amigos con nombres fáciles?