Lo que el pensamiento no te dice

Entrada publicada automáticamente.




Una de las altas esferas del cerebro, expresadas en la mente, es el pensamiento, pero en esta entrada no estoy refiriéndome al tópico básico de él ─que habla que es una voz en la mente─ sino a los aspectos dados por la razón y la intelectualidad: el proceso de pensar que registra productos directos o apartados de una realidad dada, más o menos transmitidos y posibilitados de ser seguidos por su utilidad en un tiempo cultural cualquiera. Podría decir que el pensar es la elaboración de productos desde una nada o la elaboración de la nada desde unos productos preexistentes con uso cultural o humanitario.

Muchas veces pensar es señal de razón, es decir, de poder tratar la realidad interna o externa, sopesar los datos que de ella se desprenden y generar un tipo de saber con matices hacia lo profundo de cualquier cosa (existente o inexistente). La razón "es la facultad en virtud de la cual el ser humano es capaz de identificar conceptos, cuestionarlos, hallar coherencia o contradicción entre ellos y así inducir o deducir otros distintos de los que ya conoce". (Wikipedia)



Otra veces, la actividad del pensamiento refiere a la presencia de una intelectualidad: la posibilidad de elaborar cultura en un ser humano que hace uso de los elementos de su ambiente. El intelecto, o entendimiento, "en su sentido más común y tradicional, se considera como facultad de pensar; el cómo y el dónde se produce el pensamiento como capacidad de leer el interior de la realidad de las cosas y, por tanto, de comprenderlas mediante conceptos adecuados a la realidad de ellas". (Wikipedia)

El proceso de pensar permite al hombre duplicar la realidad o hacerle descubrir otra o fabricarse una. En este sentido, pensar, es un punto personal desde donde se fabrica, modifica o promueve visiones. El dios de la subjetividad profunda...El pensar es un surco, un punto, un centro, un lineamiento, un hueco del colectivo consciente-inconsciente de formación cultural y genética.

Lo que nadie te dice del pensamiento es la trampa de dotarlo de inmunidad absoluta, respecto de los errores que tiene, cuando señala aspectos de una realidad. Básicamente, uno puede pensar cualquier cosa y, con suficiente imaginación y creatividad, poner unos argumentos en ese centro. En otras palabras «La imaginación es más importante que el conocimiento» (Albert Einstein) o «La razón se desenvuelve a partir de la imaginación» (David Bohm).

«La filosofía de no asumir posturas es la postura más amplia que se puede asumir». Sabiendo las particularidades del pensar, una persona sensata, no daría demasiados créditos a los productos y elaboraciones que de ese proceso pudieran desprenderse, por más actitud científica que se tenga. En esto, el carácter provisional de la ciencia es sin dudas un avance claro en la actitud occidental saludable. En la faceta social, el pensamiento delimita vínculos, los define, los fomenta o desalienta y es en este punto, en el ámbito de las relaciones sociales, en donde las imágenes mentales sobre el entorno y las personas son todo lo subjetivo y poco práctico que podrían ser.

Un ser social sabría lo poco probable de aplicar la actitud científica, esto es, de observación y experimentación, en un entorno de cambio. Aunque, igualmente, la inserción en un ámbito más o menos constante generaría los mismos inconvenientes. Por eso, quien tiene incorporado que el pensamiento es el mayor dueño sólo cuando el hombre le da potestad, no diría con énfasis: "Carlita es mala persona", "Enrique es un irrespetuoso". El pensamiento es una trampa práctica, y no es tan importante. Es una trampa porque se puede pensar lo que se deseé y, desde ahí, dar unos fundamentos que tranquilicen a propios y a ajenos. El pensamiento es cambiante de por sí, y es cambiante por el hombre, igual que la Ética. "Es mi trabajo" decían los Nazis, "En nombre de Dios", los cristianos, "La importancia del Mercado", los economistas, "La auto-realización", los espirituales. El pensamiento puede decirlo y señalarlo todo sólo con la suficiente voluntad del hombre para hacerlo.

Lo que nadie te dice es que el pensamiento dicta poca seriedad a la hora de abordar la realidad, y, desde ahí, llegar a una verdad. ¿Crees que hay algo nuevo bajo el sol?

¡Un saludo!

______________
Imagen
http://librodeartista.ning.com/photo/marigela_m-thoughts-m?xg_source=activity

3 comentarios:

Carla dijo...

Muy interesante esta entrada Addax, se nota que trabajaste mucho en ella.

rosscanaria dijo...

Jo Addax, ya sabes que me vuelvo loca con tus divagaciones o pensamientos pero en una cosa te doy la razón solo si la voluntad lo desea puedes dejar "entrar" el pensamiento en cuestión.
Un besete Addax y buen fín de semana.

rosscanaria dijo...

Ah! todos los días hay algo nuevo bajo el sol,
Besos