¿Qué es la frustración?

Ripping hair out por Dan4th. Frustración (Flickr)

La frustración es una emoción que emerge cuando las expectativas psicológicas respecto de algo, o las acciones que se están llevando a cabo en un presente, chocan con una aparente realidad que no las deja avanzar. Según mi opinión, después de la ira, la frustración es de las emociones humanas más potentes. Distintas publicaciones dicen:
La frustración es una respuesta emocional común a la oposición relacionada con la ira y la decepción, que surge de la percepción de resistencia al cumplimiento de la voluntad individual (Wikipedia). 
La frustración es el fracaso en una esperanza o deseo (WordReference). 
La frustración es dejar sin efecto o malograr un intento (Real Academia Española).
La frustración es algo muy humano y común, aunque tiene la particularidad [¿tal vez como todas las emociones?] de convertirse en un estado anímico, es decir, de un estado generalizado personal. Las personas frustradas han bloqueado su circuito sano de aprendizajes (en donde también hay 'pequeñas' frustraciones) y han hecho de los productos de este bloqueo una actitud.

Cuando me di cuenta que mi actitud generalizada tenía que ver con la frustración, realmente, di un giro a mi vida. A ese sentimiento lo había tenido tanto y de manera tan intensa que prácticamente era invisible para mí. El descubrimiento de mi estado personal de frustración (el modelo imperante del ambiente en el que me hallaba) ya no sólo fue un suceso clave en mi vida sino algo estratégico para obtener salud mental posterior.

El estado generalizado de frustración en mí mismo operó poniendo mini obstáculos a cualquier iniciativa mía con una fortaleza inmejorable (de hecho, ese patrón de comportamiento psíquico es tan fuerte que en ocasiones lo sigo haciendo). Si había que llevar a cabo algún proyecto, los mini boicots operaban con su mecanismo aceitado y la cuestión que se debía hacer no se hacía o se hacía de un modo que su resultado sería interpretado [por mí] como no satisfactorio.

La frustración es una emoción potente. Una persona está haciendo algo con gran expectativa de lograr cierto resultado hasta que, por si misma o por el ambiente, se da cuenta que la tarea actual no conducirá al fruto esperado. Entonces, emerge un torrente químico en forma de enojo y molestia. El ánimo sube en actividad sólo para concluir en un sentimiento de impotencia (el enojo podría conducir a una digna expresión emocional). La psicología detrás de esto alimenta o va acorde a la frustración que se está sintiendo, con más pensamientos y con más imágenes, con los cuales se vuelven a producir pequeñas réplicas de la potente emoción inicial, réplicas como las de un terremoto, porque emocionalmente la frustración es algo muy parecido.

Ahora, como emoción humana, la frustración no es nada malo, el asunto es qué hace uno con ella: ¿se permite el abatimiento que ella invita, o se la usa de un modo creativo?

Una vez, participando de un diálogo, una amiga ─ella me hablaba de su novio─ me decía que a su pareja le sugería hacer un uso creativo de la frustración. Y por fin entendí. Hacer un uso creativo de la frustración ─pensé, ¡pero qué genial!

Y pregunto: querido amigo lector, ¿haces algo con la frustración o ella hace todo con vos?

¡Un saludo!

2 comentarios:

Un punk ignorante dijo...

Muy bueno el blog, te dejo el mio

http://cordurainsana.blogspot.com/

Nos leemos, saludos.

Addax dijo...

Muchas gracias por el comentario, Un punk ignorante! He pasado por tu blog, es muy interesante y me ha gustado la entrada sobre que el tiempo pasa, me pareció divertida.

¡Un saludo! =)