El enojo no existe



Dúo Coplanacu - Desmonte,
folcklore santiagueño.

Estoy enojado, o bueno, estaba muy enojado. Pero el enojo no existe, es sólo un torrente químico de un lugar hacia otro. Es mero movimiento con nombre. Sin mí, el enojo no existe.

En cambio, el sol sí existe; el sol existe independientemente de que yo esté o no en un lugar determinado, quieto o en movimiento. El sol existe a pesar mío, sin embargo, el enojo no puede existir sin mi pesar.

Estoy enojado, o bueno, lo estaba...y enojado me doy cuenta que el enojo no existe.

Los rascacielos no existen porque necesitan del humano para existir; sin humanos, los rascacielos no existirían. Un rascacielos es la proyección de un invento y toda cosa proyectada se maneja por un diámetro de fantasía. Los inventos son el producto de una creatividad fantasiosa, pero sólo para la fantasía son realidad. Después de la fantasía, no hay inventos ni rascacielos.

En cambio, el cesped existe, existe sin que el humano tenga que imaginarlo ni inventarlo. No hay que ser creativo ni proyectar fantasías para toparse con el cesped. El cesped está ahí y uno va a su encuentro como con el aire.

El enojo es una fantasía, una proyección, un disparo que fue creativo porque se creó por un búm, por un bán. Ni los rascacielos ni los enojos existen sin el hombre. Sólo el hombre los hace existir aunque la realidad sea que ellos son una fantasía creativa, como silbar al comienzo de la tarde.

Estoy enojado, o bueno, lo estaba, ya no lo estoy, pero enojado me di cuenta que el enojo no existe.

Addax, zapatos de acero...

ACTUALIZO: Creo que ya está corregido el reproductorcito para poder escuchar la canción. Si todavía algunos no pueden reproducir la canción, coméntenlo.

_____________
Imagen
http://crispiflute.spaces.live.com/blog/cns!4FD7517E7B8EE448!1162.entry

3 comentarios:

Ivy dijo...

existe desde q vos te planteás q lo estás sintiendo, ahora... muy buena manera de evitarlo esta racionalización, jaja

muy buena la canción, aunq no pueda escucharla, no sé por qué

Roal dijo...

Ni el enojo, ni la tristeza, ni el odio, ni el amor o la alegría existen sin nosotros. O sin quien los causa o sin lo que los genera, si ello o eso no está, con uno aquí, esas sensaciones no existen... :-/

Addax dijo...

Ivy, sos lo más parecido a un inconveniente técnico. Es un halago.

¡Roalcita! Muchísimas gracias por pasar, hay hondos asuntos en todo lo que dices. ¡Un saludín!