No es otro tonto blog americano.

Otra forma de recopilación de textos en Mi Majestad 
sólo que esta vez en forma de cuento =) .

Lo había pensado largo tiempo, pero, al final, después de haber tomado una decisión, no tardé mucho para empezar con el Día UNO.

Aproveché para preguntarme una gran cantidad de cosas. No era fácil para mí sobrellevar los asuntos inexpresados. Hasta que, por fin, logré dar con la pregunta y respuesta adecuadas y me interpelé acerca de Qué son los celos. Allí tuve unas respuestas no tan sorpresivas pero que nunca me habría de olvidar...

¿Por qué no habría de olvidarlas? Pues porque anteriormente había logrado comprender que muchas cosas son una elección -la felicidad, el aburrimiento, la soledad...- y entre ellas, asumí que La memoria es una elección.

Pero claro, fiel a mis vericuetos genéticos nunca dejé de cuestinarme nada. Ahora había dejado de pensar en los sentimientos característicos de mis escritos para adentrame sobre un tema universal. Ahora me preguntaba sobre Qué es el Patriotismo.

Siempre me he encontrado indagando sobre mi propia mente: ¿qué es eso de la mente? ¿qué cornos es el pensamiento? ¿qué es la imaginación?. Nunca me había animado a escribir respecto de mis puntos de vista sobre esta temática. Hasta que me animé. Y lo hice, respondiéndome sobre que existe una Psicología Básica, aprehendible y alcanzable sólo por unas simples deducciones e intuiciones. ¡Muy fácil!
Y no del todo satisfecho con eso me atreví a publicar lo que yo pienso son las Verdades Elementales de la Humana Psicología.

Sabía también que no expresaba una verdad absoluta. Es más, tenía totalmente presente que mis vivencias eran bien subjetivas y por demás de relativas. No me di cuenta, sino tiempo después, que mi visión de las cosas no eran más que sólo Los puntos de vista de alguien del mundo. Nada más.

Dentro de cada acontecer político de la Argentina, me veía inmerso en una madeja de emociones y sentimientos sin par. Y quise hacer una crítica de la actualidad regional. Sin embargo, me había dado cuenta que, así como uno es lo que defiende, también uno es lo que critica. Y yo sufría por mí mismo. Yo era/soy aquello que critico. Ahora, mi awareness tuvo que ver con atinar a decir que La corrupción causa sufrimiento.

El tiempo pasaba. No estaba conforme, había algo todavía inexpresado que me incomodaba. Un voz en mi cabeza me remontaba hacia un texto de Jiddu Krishnamurti. Yo veía amaneceres desde el balcón y palomas volando desde la calle. Algunos amaneceres eran más majestuosos que otros. Algunas palomas más grises o blancas que otras. Yo me daba cuenta que ante una vivencia estaba comparando, eligiendo entre datos, por una costumbre de la memoria. Yo lo catalogaba todo. Sabía que estas elecciones no me dejaban quedarme con la vivencia en cuestión. Ni era aquí ni era ahora. Así fue que tuve, al final, una consciencia en relación a que No hay Libertad si existe una elección. Allí mismo advertí el cariño y la inteligencia, enmarcadas en una rara distancia.

Me puse con el infiel propósito de escribir acerca de mis otras vivencias. Unas no tan claras y repletas de confusión. Yo pude tres veces recordar hechos sobresalientes Sobre mis Desdoblamientos. Describí mis experiencias respecto de Salir del Cuerpo y aquellas que se vinculaban con mis Sueños lúcidos. Pude también recordar que mucho de lo que me pasaba tenía Coincidencias con el relato de Carlos Castaneda.
Ocupado en el mismo tema, me lancé a hacer averiguaciones al respecto y qué mejor que dirigirme a un Neurólogo. Luego de que mi madre haya hecho los trámite necesarios para tener cita con el médico, me dije -y me dijeron ¬ ¬ : Ahora toca un electroencefalograma.

Me aventuré a relatar mis vivencias en relación a Tres hechos sutiles: el 1ro. fue La claridad; el 2do., El No-pensamiento; y, el 3ro., La Despersonalización. Todo un rollo, sin dudas. No obstante, poder escribir sobre aquello me llenó de satisfacción.

Ya envuelto en un halo blogger electro-espiritual, me topé con unos principios sublimes a los que adherí y por los que publiqué que Soy libre, soy Blogger.
E inmerso en un rincón de mí mismo, ya perenne e identificable, me propuse toparme con la presencia de lo inconfundible, hablando ahora de la vida en el planeta y en general. Yo había pensado, pues, que La Muerte no es mala. Aunque luego después reconocía que muchas cosas pasan cuando la gente se marcha. Ahora, ya se había ido Raúl Alfonsín.

Sin embargo, no ha importado nada, nada de nada, en mis momentos de incertidumbre. Hubo momentos de estar a punto de pisar la entrañable cornisa, corriendo el límite, corrigiendo el paso. Así es que surgieron otra vez mis Interrogantes Personales. Suma, resta y matemática existencial...

Y si, es verdad, voy a reconocer el pecadillo: ¡soy un chico romántico! Y lo soy cuando me encuentro entre la pluma, el mí mismo real y la pared. En el pasado, he podido depositar en un ser humano específico el lago de mis apasionamientos (y es verdad que sólo algunas veces). Y he observado a la gente, en especial a mí mismo. Y escribí dirigiéndome tal vez a una persona, diciéndole -aunque no directamente-, que ¡No hagas caso del Burdo Romanticismo!.

Ya más calmo, en las mismas ansias de ubicar un equilibrio, pude darme un lujo incompleto, pude escribir y pensar sobre aquello que casi toda mi familia desconoce. Pero como casi siempre, lo hice mediante una pregunta: ¿Qué es el autoestima? 1 y 2.

Y otra vez me encontraba en la posición del sujeto que observa al mundo y, sin hacerlo notar con más profundidad, otra vez me había dado cuenta que yo soy lo que el mundo es. Krishnamurti me habría dicho que yo soy un reflejo de lo que el mundo es y, si el mundo debiera renovarse, yo tendría que hacerlo primero. Por eso, desde hace unos cuatro años que voy haciendo camino al andar. No hay caminos, pero me ofrecí uno. Publiqué Mi Modo Personal de Revolución Psicológica.
A su vez, no iba a quedar para otro día decir que, mientras hablaba del mundo -de mí mismo-, yo sabía de mis elecciones inadecuadas. Muchas veces no lo quise reconocer, pero mis prioridades estaban siempre cambiadas. Así, hablando del mundo y de mí, jugué con mi subjetividad escribiendo sobre Las Prioridades del Mundo.

En fin, no he dejado un minuto sin estar Al Servicio de Mi Majestad.
¡Saludines!
=)

3 comentarios:

Un Alumno Diferente dijo...

Te recomiendo no estar celoso, ja, de los videos que hice.
Estan en la primera plana de mis blogs.
Ojala te rias con ellos.

Salu2.
Mi MADRE es mi PATRIA y mi NOVIA es mi BANDERA.

Rudy Spillman dijo...

Addax, tus escritos tienen lucidez y espontaneidad. El único comentario que haré a este artículo es que me parece excelente.
Saludos.

Addax dijo...

Un Alumno Diferente: Jajajaj, ahora en seguidita me paso para ver qué onda. Graciela por pasar por acá.

Rudy Spillman: Muchas gracias don Rudy!!!!!!!!!! Te mando un abrazo =) .