A 161 años del fallecimiento del libertador José de San Martín

Retrato de San Martín , Guillermo Roux, 2000

Hoy, 17 de agosto, se cumplen 161 años del fallecimiento del padre de la patria argentina, don José de San Martín, persona a quien yo admiro mucho. Fue un idealista, un revolucionario y un luchador por ese concepto tan raro llamado Libertad. Sus campañas militares fueron de suma importancia para la independencia no sólo de Argentina sino también de las hermanas repúblicas de Chile y Perú. Junto a Simón Bolivar, fue uno de los más importantes patriotas de Latinoamérica.

Un señor de gran sensibilidad cuyas cualidades innatas y adquiridas las utilizó para el bien común. «Hay muchas personas que se esfuerzan por alcanzar nobles ideales. La vida está llena de heroísmo», dice el hermosísimo texto Desiderata. Y San Martín plasmó muchos heroicos valores en toda su vida.

Pensando en su hija Mercedes, dejó escrito sus Máximas para Merceditas, el cual es un texto con consejos para el espíritu y la vida de su hija:
  • Humanizar el carácter y hacerlo sensible aun con los insectos que nos perjudican. Stern ha dicho a una mosca abriéndole la ventana para que saliese: “Anda, pobre animal, el mundo es demasiado grande para nosotros dos”.
  • Inspirarle amor a la verdad y odio a la mentira.
  • Inspirarle una gran confianza y amistad, pero unida al respeto.
  • Estimular en Mercedes la caridad con los pobres.
  • Respeto sobre la propiedad ajena.
  • Acostumbrarla a guardar un secreto.
  • Inspirarle sentimientos de indulgencia hacia todas las religiones.
  • Dulzura con los criados, pobres y viejos.
  • Que hable poco y lo preciso.
  • Acostumbrarla a estar formal en la mesa.
  • Amor al aseo y desprecio al lujo.
  • Inspirarle amor por la Patria y por la Libertad.
¡No se pierdan de leer sobre la vida de este señor, que no es argentino, es del mundo entero!

__________
Imagen Retrato de San Martín , Guillermo Roux, 2000

2 comentarios:

María Beatriz dijo...

Qué buen post!

Gracias :)

Addax dijo...

¡Gracias, María Beatriz! Me alegro que te guste. Un saludo.