¿Triste por un amor no correspondido? 5 puntos para ayudarte en el día a día


Creo que una de las cosas más gratas de esta vida es cuando a uno le corresponden en el amor. Uno va con todo los ojos rosados a declararle amor a su amada, vulnerado por todo ese sentimiento, indefenso total, y ella dice "sí", y el mundo se detiene para pintar de rosa todos los colores. Pero, cuando no se es correspondido, ya sea antes de un noviazgo o en el medio de uno, la cuestión no es grata, y esos primeros días posteriores pueden ser un gran inconveniente. ¿Estás triste por un amor no correspondido y quieres trascender esta situación? Aquí te doy 5 tips que yo utilicé en su momento y que tal vez puedan ayudarte.



1 - Control mental. Parece algo raro, como un poder venido de los X-Men, pero no, es algo muy útil que con práctica se puede incorporar para tener cierta higiene mental. Por lo general, un sentimiento surge por uno o más pensamientos. ¿Sabes qué pensamientos producen tu tristeza o desazón? Si quieres tener algún control de lo que sucede en tu mente, deberás saber primero qué dicen tus pensamientos. Al control mental uno puede plantearlo con fuerza bruta (con toda la voluntad del mundo no quiero pensar tal o cual cosa) o con una determinada predisposición a comprenderse (como estos pensamientos me producen tales sentimientos, y como no quiero sentirme así, no pondré en mi mente estos pensamientos). La control mental devuelve la posibilidad de elegir qué pensar y de poner la mente en blanco.

2 - Actividad diaria. Si quieres olvidar y pasar a otra cuestión vas a tener que incorporar alguna actividad diaria que te sustraiga de la situación actual. Aunque no parezca, cuando un sentimiento de desamor lo invade a uno, ha sucedido todo un proceso que nos coloca en un estado de pasividad. La idea es salir de la pasividad, en este caso, del cuerpo. Para ello, sólo bastará dar un paseo por la plaza más cercana, o caminar dos vueltas alrededor del lugar en donde se vive. También sirve mucho alguna actividad física: gimnasia, arte marcial, salir a correr. Y en esto algo es muy importante: la psicología del desamor se conforma en un entorno específico, por lo tanto, la actividad diaria surtirá mejor efecto si no es dentro de la propia habitación, casa, o lugar en donde se viva.

3 - Estrategia. Quieres salir de la tristeza del día a día y entonces deberás hacer algo con esa voluntad de salir. En tu mesita de luz puedes incorporar algún libro que comente sobre tu situación actual (yo sugiero, para cualquier temática psicológica, leer Tus zonas Erróneas, de Wayne Dyer). Puedes adquirir algunos videos o revistas con la misma temática que te aporten recursos sobre cómo enfrentar un desamor. La idea es que tu mente se nutra de elementos que te lleven a una instancia de salud y entendimiento en algún momento. Sea como fuere, el inconsciente absorbe mucho de lo que lee u observa. Incorporar algún recurso (libro, video, música, etc.) al cual recurrir diariamente puede ser una buena estrategia para trascender la tristeza estacionaria.

4 - Expresión de sentimientos. Compartir con los seres queridos o amigos lo que a uno le pasa es una gran oportunidad para la descarga, lo cual brinda un periodo de relax muy interesante. Mucha tensión y monotonía es por no saber expresar lo que sucede dentro de cada uno. Puedes buscar las personas adecuadas y comentarles sobre tu situación. Pero ojo, no abuses. Puedes exteriorizar lo que sientes para experimentar esa sensación de descarga y liviandad, pero no es para que le estés contando a tus amigos todo el tiempo lo mal que la estás pasando. El viaje hacia trascender es siempre solitario.

5 - Sé tu propio amigo. El amor es alegría y no tristeza. Incorporá el pensamiento alternativo de que estar triste por amor (o desamor) no es señal de tener ese sentimiento sublime en el pecho. Si uno aprecia de verdad a la persona que no nos elije, le desea también todo el bien del mundo. Y por algo será que no quiere estar con nosotros (y no por algo malo en nosotros, sino, por decisiones personales propias simplemente). Y eso está bien. Uno debe buscar y encontrar la forma de brindarse a sí mismo valor, sin esperar que nadie le esté valorando. En estas situaciones claro que la autoestima estará baja, y es uno mismo el responsable de ponerla en niveles estables. Ser amigo de uno mismo es una de las mayores inteligencias, y, gracias a esta situación de tristeza o desazón actuales, puedes tener la mayor posibilidad de incorporarla a tu vida. Abrí la puerta, ten paciencia hacia vos mismo, y tené la valentía de mirar al mundo con otros ojos.

¡Buena suerte!
__________
Imagen Love de Sara Alfred (Flickr)

No hay comentarios: