Las prioridades del mundo.

Leyendo la página Eliax.com, que recomiendo ampliamente, me encuentro con un texto en el que se comenta sobre la importancia de gastar grandes sumas de dinero en experimentos científicos. Yo dejé un comentario en esa entrada que aún no fue publicado pues está a la espera de ser moderado y habilitado no será publicado nunca, vaya a saber por qué.
Con dicho comentario me he impulsado a escribir en esta entrada lo que yo pienso acerca de las prioridades que actualmente tiene nuestro mundo.

Sobre las prioridades

Transcribo aquél comentario, a continuación:

-------------------------------------

No adhiero a algunos pensamientos del texto principal.
Cuando yo intento resolver mis problemas lo que hago es buscar aquello que se repite en mis conductas, es decir, aquello que es regular en mi forma de ser. Busco una regularidad. Con este dato yo puedo saber cómo me fabrico un problema o cómo me conduzco para no poder resolverlo (la resolución viene después de observar cómo no lo resuelvo).
Con el esquema de mi comportamiento trazado puedo plantearme unas estrategias con las cuales dar un salto hacia la resolución de mis asuntos.
En psicoterapia gestáltica se comenta que uno siempre resuelve lo que es más urgente para así pasar a la urgencia siguiente. Siempre el cuerpo sabe, según este enfoque, cuál es la cuestión más urgente en un momento dado. No así la mente. La autorregulación organísmica (que es un concepto por el cual sobrevivimos, biológicamente) va atendiendo las urgencias sin la participación de la mente (3.600 millones de sabiduría evolutiva biológica versus 1,5 millones de existencia de la mente). El neurótico fija mal las prioridades al hacer caso el mensaje confuso de la mente y no del cuerpo.

Si voy hacia caminos de salud, será porque gracias a la observación de mi regularidad, he podido fijar una estrategia y marcar la prioridad del momento en observancia de los procesos de mi organismo.

Mi visión, respecto de estos avances en la era de la comunicación, es que son producto de una motivación inadecuada (el afán de lucro, este es mi pre-juicio) y unas prioridades mal fijadas (hacer la mejor escalera mecánica para subir en menos tiempo y con aire acondicionado al piso de arriba en donde se encuentra aquél rico perfume, en vez de masificar los procesos o hacerlos más eficientes respecto de la disminución de los desiertos naturales a fin de desarrollar más tierra cultivable).
Yo creo que la humanidad al estar sometida a la vanguardia de los famosos 'intereses económicos' de algunos centros de poder ha fijado en su agenda una prioridad que no le acerca con mejor firmeza hacia el camino de la salud.
Uno como ciudadano es un reflejo de lo que la sociedad es: si yo provoco una renovación, el entorno cercano se percatará con unos efectos, propiciados por aquella renovación. Con esto quiero decir que (de un modo filosófico que no profundizaré aquí) yo soy también los aspectos negativos del país en el que me encuentro viviendo. Si yo fijase una prioridad de calidad, mejoraría mi entorno próximo y lejano.
Pero el mundo, según mi pre-juicio, genera sus avances en torno a una motivación mundana e intrascendente. El asunto es que, de alguna manera en nuestros genes, hasta este tipo de comportamientos generan un avance al largo plazo. Y eso es innegable.
Cuando se deja de pensar por un momento en el negocio aparecen otras cuestiones de un nivel básico sorprendente.
¡Saludos!

-------------------------------------
FIN DEL COMENTARIO.

El Sentido Común y los Gastos Militares


Sentido Común
Respecto de las tecnologías, como lo es un Iphone, el sentido común diría que antes de comprarlo se debería tener objetos más básicos. En otras palabras, si en mi casa no hay frazadas para pasar cómodamente el invierno, desde mi punto de vista, sería una falta de sentido común dirigir los recursos de mi presupuesto hacia la adquisición de un teléfono (peor aún, de semejante calibre). Si las prioridades no son de calidad, esto es, no llevan hacia la salud, las prioridades son inadecuadas. Y es así como observo yo que actúa el mundo, más específicamente, las zonas en las que más dinero hay y, por lo tanto, más poder.

Gastos Militares
La mayor potencia mundial de la historia de la humanidad, los Estados Unidos, invertirá en 2009 en gastos militares (Department of Defense y Global War on Terror) aproximadamente 651 mil millones de dólares [2009 United States federal budget, Wikipedia]; mientras que, sumando los presupuestos del Department of Education -en la rama de Educación- y de la National Science Foundation -en la rama Ciencias-, destinará unos 66,1 mil millones de dólares (Budget of the United States Government: Browse Fiscal Year 2009 y 2009 United States federal budget, Wikipedia). Obsérvese la disparidad y lo que es prioritario según la cantidad de recursos asignados a cada rama. No hay que ser muy ducho en los detalles para darse cuenta que EE.UU. asigna una exorbitante importancia al tema militar en relación a otras áreas (los otros presupuestos de los demás Departamentos son siempre menores) [sé que mi visión guarda inexactitud pero asimismo es posible que igual se me entienda].
Según el Instituto Internacional de Investigación para la Paz de Estocolmo (en Inglés, Stockholm International Peace Research Institute, SIPRI) el gasto militar en 2007 de los EE.UU. representó el 45% del total mundial. Asimismo, el Gasto Miltar Mundial en el mismo año se estimó fue de 1.339 billones de dólares, correspondientes al 2,5% del Producto Bruto Interno mundial (PBI) y a U$s202 por cada persona en el mundo (de aprox. 6.500 millones de habitantes).
Otro de los países más poderosos del mundo, el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, supuso en su planificación presupuestaria del 2007-08 un gasto en la cartera de Defensa de 38.986 mil millones de libras esterlinas (unos 57 mil millones de USD), mientras que al Department for Education and Skills (ahora dividido en Department for Innovation, Universities & Skills, Departamento de Innovación, Universidades y Capacitación; y Department for Children, Schools and Families, Departamento de la Niñez, las Escuelas y Familias) asignó para el mismo periodo un presupuesto de 68.060 millones de libras esterlinas (aproximadamente unos 100 mil millones de USD) [United Kingdom budget, Wikipedia]. He aquí otro ejemplo de asignaciones presupuestarias, tal vez desde una mirada menos rigurosa, favorable al ámbito social.


Objetivos de desarrollo del Milenio de la ONU
La pobreza extrema
En nuestro querido mundo -y en la gran era de las comunicaciones- existen más de 1.000 millones de personas que padecen la pobreza extrema subsistiendo con menos de 1 dólar por día. A su vez, el hambre y la malnutrición afectan a 800 millones de personas que no satisfacen sus necesidades básicas energéticas. [http://www.un.org/spanish/millenniumgoals/poverty.shtml]

En el mundo del Iphone todavía existen 2.400 millones de seres humanos que no tienen acceso al agua potable.
(...) Según los cálculos de la ONU, una inversión anual de 195.000 millones de dólares sería suficiente para reducir a la mitad la pobreza del mundo en 2015. Esta cantidad tan sólo representa el 0,54% del PIB de los países donantes, y resulta ridícula (el 16%) si la comparamos con el presupuesto militar anual (1,2 billones de dólares al año en 2007. Por cierto, un 33% mayor que durante la guerra fría) (...).
[Tomado de: http://www.readyfortomorrow.com/la-evasion-fiscal-causa-las-desigualdades-en-el-mundo]

El mismo artículo que cito comenta que el dinero que se necesita para acabar con la pobreza puede venir de los impuestos que dejan de pagar las empresas transnacionales y las personas ricas que utilizan los paraísos fiscales para ocultar su dinero. "Es decir, que si las personas que tienen su patrimonio en paraísos fiscales 'pagaran impuestos en los países donde residen [...] o donde obtienen sus riquezas, la recaudación tributaria adicional disponible para la financiación de servicios públicos y para la inversión en todo el mundo' sería suficiente para alcanzar los objetivos del milenio… ¡¡¡y en los cálculos no se incluyen las empresas!!!" (...).

Digo que tengo un pre-juicio sólo por la forma que tengo de pensar. Un pensamiento que no tenga la posibilidad de ser contrastado con los hechos de la realidad, y que verse sobre los hechos de la realidad diciendo que éstos son de tal o cual manera, es simple pre-juicio. Yo no tengo la oportunidad de contrastar mi juicio de valor 'Las prioridades del mundo son inadecuadas' documentando cada obrar para registralos en un fundamento; por eso, lo que dijo es subjetivo y mera opinión.

Si un día se unieran las 50 personalidades más ricas del mundo en pos a acabar con el hambre (o con alguna otra miseria) nuestro mundo giraría de un modo distinto. O no se quiere o no se sabe. Yo pienso que a estas alturas del partido la ingenuidad algunas veces es un pecado.

Y no quiero ser hipócrita: yo aún sigo caminando por el tramo que dicta mi egoísmo altruista. Es decir, no me situo deliberadamente en el sector del que ofrece una mirada crítica y a su vez hace todo lo que critica, no. Yo me coloco en el lugar de un muchacho que piensa que las prioridades del mundo van para un lado que no tiene que ver con la salud y, sin embargo, sólo acciona bajo los límites de su egoísmo altruísta.

¡Saludos! >_<

1 comentario:

Juanjo dijo...

Un artículo muy elaborado e interesante.

Enhorabuena por él!