Dentro de un rato tengo cita con el neurólogo.

Vamo' a ver si estoy loco o soy un chico cuerdo jajaja =P .

Ojalá que el médico neurólogo me conteste las dudas y sepa tener algún tipo de respuesta que me satisfaga. Anhelo también que me diga cosas que no sepa y que, agregue así, datos al conocimiento que voy teniendo.

Yo sé que mi cerebro tiene actividades diferentes de alguna clase. Algo se activa ahí por mis experiencias que sé que tengo. La corteza cerebral y el modo default pienso. El lóbulo frontal. Más allá de la psicología, mis dolores de cabeza algo tendrán que ver con las neuronas específicamente.

¡Oh Alá!, ojalá no me den malas noticias, ni siquiera esas que al parecer no hacen ningún daño -como las que me dio un médico que me hizo un registro de la actividad del corazón (jajaja no me sale el nombre) y me dijo que yo ahí tengo un soplo pero que no significa nada malo >_< -. Deseo tener una vida completamente sana, mental y físicamente. Quiero tener una vida normal. Actualización: Bueno, el neurólogo no me dijo gran cosa, en realidad no me dijo nada. Sólo me dio una orden para hacerme un electroencefalograma y ante mis comentarios sobre la esquizofrenia y el modo default, los llamados desdoblamientos y demás experiencias ligadas a eso, sólo se limitó a darme la idea de ir a un psiquiatra. Por un lado, es una idea a la que yo mismo hubiera podido acceder -y de hecho lo he considerado- y, por otro, es una idea por la cual tomaré partido en el corto plazo 'impulsado por mi visita al neurólogo'.

Debo decir, por cierto, que a mi consideración, el médico con que me topé -así como tantos otros- no tiene talento o lo perdió en el camino de su accionar vinculado a lo que se conoce como Modelo Médico Hegemónico. Estos tipos de médicos se limitan a atender a una persona que premeditadamente saben va a ir a su consultorio a tratar un tema por el cual han estudiado y reconocen sabedores. Pero no brindan bajo ninguna mirada ningún servicio. Sólo atienden. No les interesa el asunto investigativo de una problemática y sólo se extienden a no más de tres o cuatro preguntas que no encajan en el marco de ninguna averiguación con la cual dotar de cierto tipo de conocimiento a las personas que los consultan.

Supongo que a no ser que sea algo urgente esta gente no se ocupa (que no preocupa) de lo que se conoce como cuidado de la salud (desde la concepción integral de salud). En fin, lo positivo que saco es el hecho de hacerme ese electroencefalograma y el acceso hacia una consideración seria respecto de la idea de asistir a un psiquiatra.

La señora médica que me atiende en el instituto en el que me hago fototerapia, de pura casualidad, amabilidad, responsabilidad o lo que sea que fuere, me hará dirigir a una psiquiatra que ella tiene como conocida y en gran estimación. Todo esto fue sin yo decirle nada. Bienvenido sea y cae como anillo al dedo. Esta señora tiene un personalidad brindada a su profesión que difiere positivamente de la descripción del médico anterior. Enhorabuena.

¡Saludines!

No hay comentarios: