El amor perfecto, serie de cuentos cortos impersonales (3).

Originalmente, en esta entrada, estaba el cuento corto impersonal llamado El amor perfecto. Con la motivación de organizar un poco mis textos, abrí otro blog de nombre Un día de esos... en donde estarán publicados los textos que se puedan etiquetar de literarios y que inicialmente estaban en este blog.
Es el mismo cuento nada más que ahora cambia de nombre para pasar a llamarse Amor no se escribe en la pared. La entrada completa al relato que estaba aquí la publico en:
http://diadeesos.blogspot.com/2011/11/amor-no-se-escribe-en-la-pared-cuentos_24.html

Si te gusta, llegate por mi otro blog: Un día de esos... http://diadeesos.blogspot.com

__________________

El amor perfecto.
El encuentro en la casa.
__________________

-5-

Hasta que un día consiguió en tomar el camino de la salida juntos. Sin saberlo aún, él ya la estaba idealizando en aquellas ocasiones. Pensaba que era muy linda, re linda, súper linda. Veía de reojo, al caminar al lado de ella, cómo su cabello formaba una línea clara en su cabeza y como sus pelitos iban cayendo hasta los hombros después de haber estado toda una mañana, seguramente, peinándose. Le agradaba muchísimo el eco de sus chistes en la forma sublime de su risa.

Las primeras veces, una vez habían llegado al extremo del parque, la separación la sentía injusta, levemente incómoda y dolorosa. Ella se iba por un lado, sola, y él, por otro, acompañado de gente con la que no deseaba estar. Estaba frustrado por no haber podido idear una forma de acompañarla sin que quede como una desviación de su propio camino, deliberada y auspiciosamente señalable. Él no quería que ella se diera cuenta de nada. Pero le gustaba tanto...
-¿Qué les parece si mañana se vienen a mi casa? -comentó ella de nuevo a la salida, más aireada, más accesible.
-Bueno, mañana vamos a tu casa, pero léanse algo cosa que no vayamos sin saber nada -objetó él-. Chicas, lleven poca ropa así nos divertimos estudiando -dijo, haciéndose el gracioso, una vez más, tal vez con éxito.
-Vayan a mi casa a eso de las tres de la tarde. Anotá -le dijo ella a él- la pensión en la que vivo queda en...

¡Houston, aquí NO tenemos un problema!

2 comentarios:

Ivy dijo...

y bue, ahora tendré q seguir leyendo

tramposo, todo esto es para mantenernos pendientes de tu blog

=P

besos

Addax dijo...

¡Princesa! jajaja gracias por pasar.
Del capítulo diez en adelante cobro un bes..¡un peso! =P

Hoy comienzan las clases universitarias >_< , vos ya te recibiste ¿no?.

Nos leemos...