La lógica de fumar -o no hacerlo- en mi padre (3)

A este texto lo escribí en el año 2005, pasado el mes del no-fumador.
En él le hablo a mi padre sobre lo que pienso cuando fuma y lo que sustenta para seguir haciéndolo. Por supuesto, mi visión subjetiva de las cosas.

Lo dividiré en cuatro partes:
  1. Las observaciones iniciales.
  2. La consciencia sobre los actos.
  3. Diferentes del resto ¿o somos el resto?
  4. La filosofía a la vuelta de la esquina.
Son dos motivaciones las que me llevaron a escribir esto:
una, la ejercitación de la cabeza, por lo que jugué a pensar; la otra, si lees de seguro te vas a enterar.

El texto va dirigido a mi padre, a modo de carta. Quienes lo lean, serán afortunados y especiales testigos invitados.

______________________
___________________________________
____________________________________________________


Diferentes al resto ¿o somos el resto?

Nos jactamos de estar en contra de la sociedad, vos y yo, y de que no estamos a favor del movimiento mayoritario, sea cual fuere éste en las culturas que son dominantes y en las que no lo son. Sin embargo, ambos cometemos sus errores, como algo que lo hacemos gratis, sin cobrar por ello algún dividendo en este mundo de capitales monetarios. Pienso que lo de nosotros es como un resfrío sin síntomas o tal vez al revés..., un asunto tragicómico; pienso que tal vez no perteneciendo a la mayoría cometemos sus vicios.



Yo te hablo a vos y yo te vuelvo a preguntar a vos: ¿fumas conscientemente?. Vos dirás que . Pero también cuentas que a fuerza de costumbre prendes un cigarrillo sin que te des cuenta; y en ello, sin dudas, no hay una vivencia en los aspectos mentales sino una respuesta a algunas necesidades químicas, corporales. Y si llegase a existir la vivencia de la que me enseñabas que tengo que tener con respecto a beber vino y de la cual hablé, ésta —uno imagina—  no es total, es incompleta y, desde lejos, me parece más una excusa que otra cosa. Pero claro, desde lejos...,...yo no estoy en tu cuerpo.

El hecho de pensar que los caminos del Bien son varios, o que éste son varias cosas, nos deja con una amplia oferta a la que adherirnos filosóficamente. ¿Por qué perseguir las opciones del resto cuando realmente existe una variada gama a la que nosotros nos podríamos nutrir?

¿Es posible, entonces, ante tales oportunidades, buscar y encontrar una alternativa a la acción de fumar?


El Bien se capta con otros órganos.

Estoy empezando a pensar que en el mundo existen en cantidad más cosas buenas que malas, pero sólo que lo malo hace más ruido. Por lo tanto, pensando así, veo que cualquier cosa que yo haya usado antes como herramienta de percepción del mundo, cualquier cosa que haya usado para entender el mundo, estuvo desfasada en un gran porcentaje cuando opté por pensar que éste estaba repleto de hijos de puta. Quizás vea o escuche con los órganos aptos para tal fin, pero lo bueno y lo malo no son captables por los mismos sentidos; y ojo, que no estoy hablando de alguna sensibilidad superior o de algún sexto sentido, sino desde el aspecto casi científico. El bien y el mal se captan desde órganos distintos.


Una gran cantidad de mí, me lleva a pensar que no puedes dejar de fumar, aunque protestes de esta conclusión. Pues, ¿qué extra-ordinario goce te produce un cigarrillo que no sea enteramente físico?. Porque, a niveles de la mente, yo no encuentro lugares que se satisfagan de alguna manera por ese específico medio. No obstante, tengo presente que esto que te digo, que a niveles mentales el cigarrillo no satisface nada, es solamente una suposición que ignoro ahora su realidad o exactitud.

En el nivel de 'ser humano con cuerpo, mente y quizás alma', ¿a qué cosa uno le debe hacer más caso?, ¿a qué aspectos de estas realidades se deben darles mayor importancia? ¿acaso al cuerpo, acaso a la mente, tal vez a estos dos juntos? Pienso que atender las apetencias del cuerpo solamente hace personas gordas o flacas, pero darle atención a la mente hace personas atléticas y fuertes. Vos me entiendes ¿verdad?

¿Qué órganos pones en juego a la hora de fumar? ¿Sólo el pulmón? ¿Esos órganos captan el bien y por eso te lo produces fumando?

Sigue en La lógica de fumar... La Filosofía, a la vuelta de la esquina (4ta. y última parte).

2 comentarios:

Ivy dijo...

creo q no debe haber conceptos más relativos que los de "bien" y "mal"

no existe definición universal para ellos

el cigarrillo hace "bien" y "mal" en muchos niveles, sino leé esto:

http://ivygc.blogspot.com/2008/10/fumar.html

Un Alumno Diferente dijo...

De verdad queres comprarla?
Si es asi no la publico en Mercado Libre y te la guardo, cuando quieras escribime al mail de mi productora.
Salu2.
Mi MADRE es mi PATRIA y mi NOVIA es mi BANDERA.