Hombre libre, no has de apagarte a nada



Ni a las palabras, ni a los signos, ni a las artes. Hombre libre, no has de apagarte a las emociones, a las relaciones, a los castillos de la sociedad preestablecida. Andarás atento al proceso personal, sin opciones, sin caminos, sin enfoques. No te apagarás a los pensamientos, a la intelectualidad, ni siquiera a la memoria de los colores y de los recuerdos.
No vivirás o morirás una vida apagado a los datos, a la ciencia, a la razón así enseñada; no te apagarás a lo que otros han dicho, a los carteles ajenos, a los dedos señalando la Luna. No dirás que la sal está en el frasco ni que la tinta en el tintero.
Hombre libre, no te apagarás a los dichos propios, menos a los ajenos, ni a las opiniones mayoritarias o minoritarias. No te apagarás a los conceptos, a la reglas, a los dogmas, ni a eso derecho que puede estar al revés. No te apagarás a la idea, al artificio genial de una mente del mundo, a las expresiones de la boca o del cuerpo, ni a los astros milenarios que han estado ahí con otro hombre como vos.
Hombre libre, Usted no se apagará a una costumbre, a un hábito, a una rutina, porque sabe que lo apagado es colilla de cigarro. No se apagará a las imágenes, a las creencias ni a las Instituciones. Usted sabe, no hay autoridad, ni interna ni externa.
Pero, por sobre todas las cosas, hombre libre, no se apague al ahora mismo manteniendo encendido un condicionamiento. Apáguelo todo y enciéndase para siempre.

Dedicado a mi madre....
________
Imagen
http://comicapocalipsis.blogspot.com/2009/05/jueces-sin-rostro-el-jurado-anonimo-del.html

No hay comentarios: